Pasar al contenido principal

Los niños sí que pueden transmitir el coronavirus a los adultos, a pesar de lo que afirmaba un reciente estudio

Children 'do transmit COVID-19' to adults, says researcher whose report was 'misunderstood' as evidence that kids cannot spread coronavirus
Getty
  • Algunos medios han afirmado las últimas semanas que los niños no pueden transmitir el COVID-19, basándose en una revisión que se ha publicado recientemente de 78 estudios sobre el coronavirus.
  • Sin embargo, uno de los investigadores ha emitido un comunicado en el que advierte que los niños transmiten el COVID-19 casi con total seguridad.
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) también señala que los niños pueden contagiar el virus a los adultos, y recuerda que los científicos todavía no saben demasiado sobre la enfermedad.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A medida que los gobiernos elaboran los planes de desescalada para abandonar el confinamiento, empieza a surgir un debate que trata de establecer hasta qué punto los niños son vulnerables al COVID-19.

El jefe del Centro de Enfermedades Infecciosas de Suiza declaró esta misma semana que los niños menores de 10 años "no reúnen las condiciones para contraer la enfermedad". En este país las escuelas públicas reabren el próximo 11 de mayo.

El pasado jueves, este debate se volvió todavía más confuso tras la revisión de 78 estudios publicados por el Royal College of Pediatrics de Reino Unido. Esta revisión afirmó que el papel de los niños en los contagios no está claro, y que parece probable que no jueguen un rol significativo a la hora de transmitir el virus.

Los primeros artículos de esta revisión señalaron que no hay pruebas de que los niños contagien el virus a los adultos.

Pero uno de los científicos que participaron en esta revisión, Alasdair Munro, investigador de enfermedades infecciosas pedriáticas en el Hospital de Southampton, insiste ahora en que sus hallazgos han sido malinterpretados y que los niños sí pueden transmitir el COVID-19.

Leer más: Adolfo García Sastre, el microbiólogo burgalés que investiga la vacuna contra el coronavirus entre Nueva York y Madrid: "No se puede apostar solo por una o dos vacunas"

 

"Casi con total certeza, los niños pueden transmitir el COVID-19", explicó Munro en su cuenta de Twitter el pasado jueves, y añadió que "las recientes investigaciones sugieren que los niños son menos vulnerables a la infección, y en raras ocasiones terminan contagiando a su entorno familiar".

El Royal College of Pediatrics también matizó el estudio, señalando en Twitter que "varios artículos publicados en medios de comunicación sugieren de forma errónea que los niños no pueden transmitir el COVID-19."

La confusión se debe, en parte, a una pequeña referencia en la revisión del estudio. En uno de los apartados, varias personas entrevistadas dijeron no conocer ni un caso en el que un niño transmitiese la enfermedad a un adulto.

Sin embargo, la propia revisión afirma que "no se puede afirmar que los niños no sean vectores de contagio".

Las pruebas demuestran que los niños tienen menos posibilidades de enfermar de forma grave de COVID-19

Los niños tienen menos posibilidades de enfermar gravemente de COVID-19 que los adultos, y la tasa de letalidad en ellos es baja.

Según el Centro de Control y Prevención de enfermedades de Estados Unidos, sólo el 1,7% de los afectados por el COVID-19 en este país tienen menos de 18 años. A nivel mundial, la cantidad de niños contagiados es menor al 2%, desde Corea hasta España, pasando por Italia.

En Islandia, donde el 6% de la población ha sido monitorizada con tests, ninguno de los 848 niños que se sometieron a las pruebas dieron positivo. En una ciudad italiana donde el 2,6% de la población dio positivo en coronavirus, ni un solo niño menor de 10 años fue diagnosticado como positivo.

Leer más: Más tecnología y menos contacto humano: así será la compra en el supermercado tras el coronavirus

Otro estudio en el que participaron 2.000 niños contagiados por COVID-19 en China, demostró que el 90% de ellos fueron asintomáticos, un 39% desarrolló neumonía sin síntomas, y un 6% terminó con una infección grave.

No es seguro que los niños no transmitan el virus

El SARS fue otra enfermedad respiratoria que afectó a los adultos más que a los niños. "La transmisión del SARS en pacientes pedriáticos parece poco probable, pero sigue siendo posible" reportaron los autores de un estudio en 2006.

Sin embargo, el doctor alemán Christian Drosten, director del instituto de virilogía en el hospital universitario Charité de Berlín, instó a los políticos a que tuviesen precaución a la hora de interpretar estos estudios. Drosten señaló como ejemplo un estudio holandés que mostraba a los niños como poco contagiosos, porque los resultados de esta investigación no eran significativos estadísticamente aunque se le estuviese dando validez.

Según sus propias investigaciones, Drosten defiende que los niños pueden ser tan contagiosos como los adultos. De hecho, él y sus compañeros están en contra "de una reapertura de colegios y guarderías en la situación actual".

En una rueda de prensa que tuvo lugar el pasado 29 de abril, la directora técnica de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria van Kerkhove, también puso en duda que los niños fuesen incapaces de contagiar el virus.

"No hay motivos para pensar que los niños son menos susceptibles a la infección o que no puedan transmitirla, no estamos observando esto en los datos epidemiológicos", explicó.

Y además