Científicos de Oxford usan el vector viral utilizado en su vacuna contra el COVID-19 para desarrollar una contra el cáncer de pulmón

Un sanitario prepara una dosis de la vacuna de AstraZeneca y Oxford.

REUTERS/Nyimas Laula

  • Investigadores de la Universidad de Oxford trabajan en una vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón que tiene como vector viral el adenovirus de chimpancé (ChAdOx1) utilizado por su candidata contra el COVID-19.
  • El fármaco ha sido probado en ratones con resultados positivos, por lo que "en breve" comenzarán los ensayos clínicos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Científicos de la Universidad de Oxford trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el cáncer de pulmón que tiene como base el vector viral utilizado para su candidata contra el COVID-19.

En concreto, la vacuna, que por el momento solo se ha probado en animales con resultados positivos, está basada en una vacuna Ankara modificada (MVA) y adenovirus de chimpancé (ChAdOx1).

Ambos componentes han sido probados en inyecciones destinadas a combatir la enfermedad generada por el nuevo coronavirus. Pero en concreto el adenovirus de chimpancé (ChAdOx1) es el vector viral empleado para codificar la proteína S completa del SARS-CoV-2 de la vacuna de Oxford-AstraZeneca.

Ahora los investigadores del Instituto Ludwig para la Investigación del Cáncer de la Universidad de Oxford se están sirviendo de él para lograr desarrollar una vacuna contra el carcinoma pulmonar no microcítico.

En nuestro país el cáncer de pulmón no solo es una de las tipologías tumorales más diagnosticadas, desgraciadamente además su tasa de mortalidad está entre las más altas.

La inmunoterapia usada para el cáncer de pulmón consiste en un bloqueo de puntos de control inmunitario (BCI). Se trata de un tipo de fármacos que hacen que las células inmunitarias de tipo T CD8 ataquen al tumor. 

Sin embargo, esta terapia no siempre resulta eficaz. Solo una quinta parte de los enfermos de cáncer de pulmón se benefician de la inmunoterapia, y las respuestas a largo plazo son poco frecuentes.

Para contrarrestar esto, los científicos buscan cómo poder potenciar el efecto de las células T —y con ello disminuir el tumor y aumentar la supervivencia—. Precisamente el objetivo de la vacuna en la que está trabajando la universidad de Oxford.

Hasta el momento el fármaco solo ha sido probados en ratones, pero los resultados, publicados en el Journal for ImmunoTherapy of Cancer, han mostrado que la vacuna resultó eficaz para desencadenar una "potente inducción de células T CD8".

"Demostramos que la vacuna ChAdOx1 / MVA P1A aumenta los niveles de linfocitos infiltrantes de tumores (TIL) CD8 + específicos de P1A en un tumor que de otro modo estaría mal infiltrado y mejora la respuesta al bloqueo, lo que resulta en un mejor control del tumor y una mejor supervivencia", escriben los autores en el estudio.

A tenor de estos resultados, según aseguran los investigadores en el documento, en "breve comenzará un ensayo clínico". Es decir una prueba experimental en seres humanos.

Otros artículos interesantes:

Crean un análisis de sangre que detecta el cáncer de pulmón 4 años antes que los sistemas actuales

Priorizar las dosis de refuerzo de las vacunas del COVID-19 es "criminal" y contraproducente, según expertos de todo el mundo

Dos antivirales contra el COVID-19 podrían estar listos para su autorización a finales de 2021, según Pfizer y Merck