Pasar al contenido principal

La pandemia de coronavirus es 10 veces más mortal que la de la gripe A, según la OMS

Sanitarios y familiares.
REUTERS/Susana Vera

  • La pandemia de COVID-19 es ya 10 veces más mortal que la gripe porcina, que se identificó y extendió entre marzo de 2009 y agosto de 2010. 
  • "Sabemos que el coronavirus se propaga rápidamente y que es 10 veces más mortal que la pandemia de gripe de 2009", ha declarado el director general de la OMS, Tedros Adhanom. 
  • Los casos mortales del nuevo coronavirus que se identificó en diciembre ascienden a más de 100.000 víctimas, más de 17.000 en España. Mientras, tras el paso de la gripe porcina, se contabilizaron entre 150.000 y 575.000 víctimas en todo el mundo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia del nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que provoca la enfermedad conocida como COVID-19, es 10 veces más mortal que la gripe porcina que se extendió a 214 países entre marzo de 2009 y agosto de 2010. 

"Sabemos que el COVID-19 se propaga rápidamente y que es 10 veces más mortal que la pandemia de gripe de 2009", ha sentenciado el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom. 

Hasta ahora, 14 de abril, los casos reportados de coronavirus ascienden a más de 1,9 millones, con más de 120.000 fallecidos. El SARS-CoV-2, se identificó el pasado diciembre en Wuhan (China) —aunque se han reconocido casos de noviembre de 2019. Y en sólo 5 meses después, casi alcanza y supera el total de víctimas de la gripe H1N1

Leer más: Las 13 pandemias más letales de la historia de la humanidad

Según la OMS, la pandemia de H1N1 provocó un total de 18.449 fallecimientos entre marzo de 2009 y agosto de 2010 —cuando, ahora mismo, en España hay más de 17.000 víctimas mortales con coronavirus. Sin embargo, en un estudio posterior, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) calcularon que dicha cifra ascendía a entre 150.000 y 575.000 víctimas mortales. 

En esta misma línea, en un anterior análisis realizado por Jeremy Rossman, profesor titular en virología en la Universidad de Kent (Reino Unido), los casos de contagio de COVID-19 triplicaban a los reportados en el mismo periodo de tiempo (16 semanas) de la gripe A. 

Según Rossman, esto se debe a la capacidad de transmisión del virus, estimada para el H1N1 en 1,5, mientras que el SARS-CoV-2 podría infectar a entre 2,38 y 3,28 —una de las razones por las que el nuevo coronavirus es más peligroso que el SARS de 2002.

Leer más: El coronavirus podría "reactivarse" en pacientes curados según sugieren más de 70 casos detectados en Corea del Sur

De hecho, otros analistas consideran que podría ser incluso más mortal —aunque no supere el número de casos— que una de las pandemias más letales de la historia de la humanidad. La gripe identificada en 1918, más conocida como gripe española, acabó con la vida de entre 50 y 100 millones de personas de todo el mundo en tan solo 2 años —entre el 3% y el 6% de la población mundial —con una tasa de mortalidad de entre el 10% y 20% de los infectados. 

Mientras, la tasa de mortalidad del coronavirus SARS-CoV-2 se estima, de momento, en un 6% en todo el mundo. No obstante, dicha cifra es susceptible a el número real del total de casos, por lo que podría ser sustancialmente menor.

Leer más: 9 consejos para prevenir la propagación del coronavirus si estás enfermo

"Las medidas deben levantarse lentamente y con control", insiste la OMS

Dichas cifras, junto a la incertidumbre de los verdaderos casos de contagio no reportados, llevan a la OMS a insistir en más control sobre la propagación

"Sabemos que en algunos países los casos se duplican cada 3 o 4 días. Sin embargo, mientras la [propagación de] COVID-19 se acelera muy rápido, desacelera mucho más lentamente. En otras palabras, el camino hacia abajo es mucho más lento que el camino hacia arriba. Eso significa que las medidas de control deben levantarse lentamente y con control", ha insistido el director general de la Organización. 

El máximo responsable pide a los Gobiernos que prioricen el impacto del virus en la salud humana e insiste en las graves consecuencias de levantar los confinamientos y las restricciones pertinentes antes de tiempo. 

Y además