El Perte del motor se retrasa: el Gobierno quiere reestructurarlo y ampliará el plazo de presentación de proyectos hasta un año

Un coche eléctrico repostando.

REUTERS/Neil Hall

  • El Gobierno se plantea reformular la segunda convocatoria del Perte de motor, añadiendo peticiones como la ampliación del plazo para ejecutar las inversiones. 
  • Añadir todos estos cambios a las bases del Perte supone que su convocatoria se va a retrasar y se aplazará al primer semestre del año. 

El Perte es una de las medidas que más ha enfrentado al Gobierno con el sector automovilístico en el último año. Desde el primer momento, las empresas relacionadas con esta industria, especialmente los fabricantes, han denunciado que era un plan que necesitaba ser revisado, ya que hacía que muchos proyectos, por tiempo, quedasen fuera.

De hecho, en la primera convocatoria del Perte eléctrico se dejaron sin asignar 2.182 millones de euros, de un total de 2.975 millones.

Según publica Cinco Días, el Ejecutivo ha hecho caso a estas advertencias y se planea su reformulación. Francisco Blanco, secretario general de Industria y Pyme, ya se ha puesto manos a la obra y se ha reunido con diversos representantes del sector para comunicarles los cambios para esta segunda convocatoria. 

Una de las medidas que Blanco espera modificar es la de ampliar el plazo para la presentación de proyecto, algo que no necesita la aprobación de Bruselas. "En vez de tener un mes para presentar proyectos, queremos que sean 6, 8 meses y en un supuesto ideal que la ventanilla esté abierta todo el año", señala el secretario. Además de permitirse la presentación de proyectos unitarios.

Además, Industria está negociando con la Comisión Europea que se amplíe el plazo para ejecutar las inversiones, algo que lleva reclamando el sector desde el principio. Hasta ahora, los proyectos tenían que estar realizados antes del 30 de junio de 2025.

Este plazo dejaba fuera a proyectos de fabricantes como Ford, Stellantis y Renault. De hecho, Ford renunció a la ayuda que se le había asignado para poner en marcha el proyecto de electrificación de su planta de Almussafes porque no comenzará con estos planes hasta la segunda mitad de la década.

Por su parte, Stellantis se encuentra en conversaciones con el Gobierno para poner instalar en España sus plataformas de producción de coches eléctricos STLA, lo que aseguraría la producción de vehículos eléctricos en nuestro país para la próxima década.

 

Las condiciones de Renault son aún mayores, ya que no se conforman solo con la ampliación de los plazos para presentar proyectos, sino que también quiere que el Perte incluya a los coches híbridos. Una condición complicada de otorgar por 2 asuntos: por un lado, Alemania ha eliminado las ayudas a este tipo de vehículos y, por otro, la apuesta en firme de la UE por los coches 100% eléctricos.

Cambiar las bases del programa de ayudas para que incluyan todos estos nuevos puntos provocará que el lanzamiento de esta segunda convocatoria, prevista para este primer trimestre del año, se retrase. "Es difícil que esté para entonces. Lo que sí veo seguro es que esté en el primer semestre.", destaca Francisco Blanco.

Anfac o Sernauto ya se han reunido con el secretario y consideran positivo el nuevo camino que se está abriendo. Para reforzar la apuesta del Perte de motor, el Gobierno ha nombrado a José María López comisionado especial del Perte del coche eléctrico.

Otros artículos interesantes:

El sector automovilístico se enfrenta a un 2023 marcado por la incertidumbre con las ventas y con la esperanza de impulsar el coche eléctrico

La carrera por abaratar los coches eléctricos los está encareciendo

Estos son los coches eléctricos chinos que aterrizarán en España en 2023

Te recomendamos