Luz al final del camino: estos han sido los mayores 'exits' de startups españolas en 2022

Exit de startup

Getty Images

  • Para muchos emprendedores, el 'exit' supone el final del camino después de años de lucha por sacar adelante su negocio.
  • Glovo, Clicars o Educaedu han protagonizado las mayores operaciones de este tipo en España en 2022.

Punto final. Tras años de pelea ininterrumpida por sacar adelante lo que empezó siendo una intuición y derivó en una idea de negocio, el exit, palabra con la que se conoce en el mundo del emprendimiento la salida de una startup, supone muchas veces el último paso en el camino del emprendedor, el reto final, el momento de recoger los frutos del trabajo.

Por supuesto, no es la única posibilidad que tienen los empresarios a su alcance y no hay una única manera de hacerlo. Por un lado, hay quienes, a imagen y semejanza de hombres como Amancio Ortega, le toman tal cariño a su proyecto empresarial que optan por seguir con él toda la vida. Lo hacen pase lo que pase y sean cuales sean las consecuencias: ellos un día imaginaron una gran multinacional, y muy probablemente no pararán hasta llegar a ese punto o perderse en el intento.

Hay, sin embargo, quien le tiene menos apego a su idea, o quien tiene más de una idea y quiere empezar una nueva aventura, como quien se cansa de ganar sin parar en un videojuego y prefiere empezar una nueva partida para volver a sentir la adrenalina de comenzar desde cero. Son lo que se denomina emprendedor en serie, y en España hay cada vez más: hombres y mujeres que, tras triunfar con alguna empresa, la vende y vuelve a probar suerte con otra. 

En ese momento, se abre ante los dueños de las startup un abanico de posibilidades: desde la venta directa del negocio a una empresa más grande que suele ser de la competencia hasta la fusión, es decir, la unión con otra compañía para generar una tercera más grande. Sin olvidar la salida a bolsa, que supone la dilución de capital mediante la entrada de todo aquel que quiera comprar acciones o, si la cosa no va muy bien, el cierre: los socios capitalistas se reparten lo que haya conforme al porcentaje que ostenten.

La vida después de un 'exit': los fundadores de Promofarma, Ducksboard y Ticketbis explican cómo es vender una startup a una multinacional

Acuerdo entre empresas, encajar piezas de puzzle.

En el último año, en España la coyuntura económica ha invitado poco al exit. Aunque en volumen de operaciones 2022 incluso mejora al 2021, con 78 frente a los 68 del año pasado, el volumen negociado en las operaciones de este tipo ha sido mucho menor, según datos recopilados por el Observatorio de Startups en España de la Fundación Bankinter.

En concreto, según este estudio, los exits de startups de 2022 totalizan 1.200 millones de euros, una cifra que palidece antes los 3.600 millones de 2021 y que es incluso inferior a los 2.600 de 2020, año marcado por la pandemia. 

Hay que irse a 2018, con algo más de 800 millones de euros en ventas startups, para encontrar cifras similares.

Estos son algunos de los exits más destacados que se han dado en España en 2022, según las cifras recogidas por la Fundación Bankinter.

1. Glovo (800 millones de euros)

Los fundadores de Glovo, Oscar Pierre y Sacha Michaud.

Con nocturnidad, alevosía y en mitad de la cena de Nochevieja. Así empezaron a circular las primeras noticias de la compra de Glovo por parte de Delivery Hero, una operación que, sobre el papel, constituye el gran primer exit de 2022.

En principio, la compra de la startup de origen catalán se cerró 2.300 millones de euros. Pero la cifra tenía truco: no se abonaría en metálico, sino en acciones de Delivery Hero. Esto significa que los malos resultados cosechados últimamente por el sector y que han arrastrado consigo a Delivery Hero y Glovo han rebajado notablemente el precio de compra.

Hoy, las acciones de Glovo adquiridas por Delivery Hero, que equivalen al 94% de la empresa, valen unos 800 millones de euros después de que la empresa alemana haya visto caer el valor de sus títulos en el último año de los 100 euros a apenas algo más de 40. 

2. Clicars (100 millones de euros)

Carlos Rivera y Pablo Fernández, cofundadores de Clicars.

Aramis Group cerró algo antes del verano por unos 100 millones de euros la compra de la empresa de compraventa de coches Clicars, que acumula una facturación de más de 500 millones de euros desde su creación en 2016. 

En 2017, Clicars ya había tejido una alianza estratégica y de capital con Aramis Group, compañía cotizada en bolsa que tiene a Stellantis como accionista principal. La startup española se convirtió pronto en un actor clave para el desarrollo de la expansión internacional del grupo. 

Clicars, por su parte, tuvo ingresos en 2021 por valor de casi 190 millones de euros, lo que la convirtió finalmente en un apetecible activo para Aramis. 

 

3. Educaedu (99 millones de euros)

El cofundador de EducaEdu, Mikel Castaños.

Es el momento de apostar por la educación. Al menos, es lo que piensa el fondo de inversión Miura, que a principios de este año destinó cerca de 100 millones de euros a la compra de EducaEdu, un portal fundado por Mikel Castaños y Fernando Bacaicoa.

Educaedu tuvo en 2021 presencia en más de 2.000 universidades y centros de formación en todo el mundo, lo que significó que el año pasado más de 120 millones de usuarios consultaron sus portales. De estos, 4 millones solicitaron información para cursar estudios y más de 1 millón terminaron matriculándose en algún centro.

No ha sido la única apuesta reciente de Miura por la educación. Apenas unos meses después, el fondo se haría también con Emagister, empresa especializada en la formación online, por una cifra que anda entre los 50 y los 80 millones de euros.

4. Reby (94 millones de euros)

Pep Gomez, fundador de Reby.

La pasada primavera todo era felicidad en Reby, la empresa especializada en patinetes eléctricos. Tras años de tira y afloja con ayuntamientos como el de Barcelona, la empresa cerraba el exit al fondo canadiense House of Lithium por 94 millones de euros.

Todo eran entonces buenas palabras entre el fondo y Reby, que había logrado un ebitda positivo de 3 millones de euros tras prescindir de los patinetes Xiaomi de la competencia para fabricar los suyos propios.

eToro redobla su apuesta por GoodDollar y una renta básica universal

No obstante, desde hace meses llegan noticias que hacen tambalearse la operación. Según adelantó ara.cat, Pep Gómez, fundador de Reby que también ha estado detrás del éxito de Fever, ha demandado al fondo canadiense por incumplimiento de contrato. 

Según su versión, este lleva meses tratando de dilatar el pago de la operación para renegociarlo aduciendo que Reby no proporcionó toda la información sobre su situación. A falta de que la justicia de EEUU resuelva la situación, por ahora impera lo firmado en su día por ambas partes.

5. Emagister (50 millones de euros)

Ferran Ferrer

Eran la pieza que le faltaba a Miura para crear su gran plataforma educativa online. Apenas unos meses después de hacerse con Educaedu, el fondo se lanzó a por Emagister, una plataforma especializada en formación online y dirigida por Ferran Ferrer.

Aunque las cifras del acuerdo bailan dependiendo de la fuente a la que se acuda, los más prudentes cifran el trato en unos 50 millones de euros

Sumados a los cerca de 100 millones que Miura pagó por Educaedu, totalizan al menos 150 millones de euros de apuesta por la educación por parte del fondo. Todo, para liderar un aprendizaje a distancia que, consideran, se terminará imponiendo tras vivir su particular explosión pandémica.

Las 15 grandes operaciones de los últimos 25 años en el ecosistema emprendedor español

15 grandes exits de los últimos 25 años en el ecosistema emprendedor

6. Qustodio (49,5 millones de euros)

Josep Gaspar (i), Eduardo Cruz (c) y Josh Gabel (d), fundadores de Qustodio.

Una historia con final feliz. Eso fue el pasado mes de mayo la compra de Qustodio, una plataforma española de control parental de dispositivos y ciberseguridad infantil presente en 180 países y con más de 4 millones de usuarios, por parte de la compañía australiana Family Zone por unos 49,5 millones de euros.

Qustodio es una aplicación que permite a los padres tener estadísticas de las aplicaciones y sitios web que utilizan sus hijos, así como el tiempo que emplean en cada uno. 

También ofrece una herramienta para centros escolares, y en los últimos años se había aliado con empresas de telecomunicaciones como Telefónica en España. 

La llegada de la pandemia y el aumento exponencial del tiempo que los más jóvenes pasaron frente a las pantallas terminó de catapultar la startup, que facturó en 2021, según Expansión, 10 millones de euros.

7. Tiendeo (35 millones de euros)

Eva Martín, fundadora de Tiendeo.

Uno de esos exits protagonizados por compañías antaño enemigas. El pasado mes de abril DoveConviene, grupo italiano dueño de la marca comercial Shopfully, anunció la compra de Tiendeo, empresa dedicada a la digitalización de publicidad.

La operación, contó entonces La Información, se cerró por unos 35 millones de euros: 24 en efectivo, 7 millones de euros en nuevas acciones y 4 de lo que se conoce como earn out, una cláusula de salida que cobran los fundadores de la empresa adquirida en virtud de una serie de objetivos.

El equipo fundador de Tiendeo lo constituyen las hermanas Eva y María Martín y Jonathan Lamberger, que desde 2011 buscaron la creación de una app que aglutinara ofertas de catálogos online geolocalizados, una misión en la que los italianos de DoveConviene siempre fueron competencia. Hasta este año.

8. Hannun (31,6 millones de euros)

Maurici Badía y Joan Álvarez, cofundadores de Hannun.

Un salto adelante. El pasado mes de mayo, Hannun, empresa especializada en decoración sostenible, iniciaba los trámites para su incorporación al mercado bursátil, en concreto al BME Growth

Para ello, tuvo que presentar inicialmente un plan de capitalización de préstamos suscritos en 2021 por valor de 3,78 millones de euros en una ampliación de capital no dineraria. 

Finalmente, Hannun saltó a bolsa con una valoración de más de 31,6 millones gracias a un precio por acción de 1,01 euros. Con este movimiento, explicó entonces Hannun, la empresa busca acceder a los mercados de capitales para apuntalar lo que consideran un buen ritmo de crecimiento.

 

9. Corunet (10,2 millones de euros)

Daniel Ramos (i) y David Pardo, fundadores de Corunet.

En el año 2000, cuando internet era todavía a ojos de muchas empresas una extravagante innovación, los desarrolladores Daniel Ramos y David Pardo lo vieron antes que nadie: tarde o temprano, todas las grandes empresas necesitarían una página web. 

El resultado de su idea fue Corunet, una empresa gallega de desarrollo de software que se dedicó inicialmente a la creación de webs y que durante dos décadas fue rara avis: una startup de carácter fuertemente tecnológico en un país que no creía demasiado ni en la tecnología ni en el emprendimiento.

Con estas 8 aplicaciones ayudarás a que el mundo sea un poco mejor

La historia encontró el punto final el pasado mes de enero, cuando la tecnológica Sngular adquirió por 10,2 millones de euros Corunet. Se trata de una operación con la que la empresa espera sumar a su cuenta de resultados los 6 millones de euros en facturación de Corunet y los 1,6 millones de euros de ebitda que se anotaron en 2021.

Y no solo esto. Sngular sumará además a su plantilla los más de 130 empleados de Corunet, lo que convertirá la sede de Sngular en A Coruña en la segunda mayor oficina de la empresa.

10. Acilia (2,6 millones de euros)

Equipo de Acilia

Apenas una semana después de anunciar la compra de Corunet, Sngular hizo su siguiente movimiento para apostar por el desarrollo de software español: adquirió Acilia por 2,6 millones de euros.

Con ello, la tecnológica sumaba una compañía especializada en el desarrollo de software para empresas que facturó en su día 2 millones de euros y presentó un margen de ebitda del 24% gracias al trabajo desplegado para clientes como LaLiga, Walt Disney, Condé Nast, Cajamar y Vocento, entre otros.

"Hoy nuestro camino experimenta un impulso drástico y emocionante con la integración de Acilia en Sngular, donde el ecosistema que ha creado y que ayudaremos a enriquecer, nos va a permitir lograr metas más altas", dijo entonces en la web de Acilia Marcos Labad, fundador de la empresa. 

"Nuestro equipo va a tener áreas nuevas donde crecer y aportar. Nuestros clientes van a tener acceso a un abanico de soluciones más diverso", zanjó Labad. Sngular pagará el 26% de la empresa, algo más de 670.000 euros, en los próximos 2 años.

Otros artículos interesantes:

La ley de startups irá acompañada de una inyección de 100 millones de euros para proyectos tecnológicos

Qué buscan los inversores en las startups españolas ahora mismo: "Los fondos van a volver a la esencia, hay que ser eficiente con el gasto"

Un paso importante pero con margen de mejora: así ven la ley de startups emprendedores, inversores y expertos del ecosistema español

Te recomendamos