Trabajo retoma la negociación de la reforma laboral mientras continúa buscando el acuerdo con sindicatos y patronales para subir el salario mínimo

La ministra de Trabajo Yolanda Díaz
Pool Moncloa
  • La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anuncia que esta semana retomará la negociación con los agentes sociales para la modificación de la reforma laboral.
  • Trabajo, patronal y sindicatos cerraron este lunes sin acuerdo su segunda reunión para acordar la subida del salario mínimo, que seguirán negociando en las próximas semanas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mesa del diálogo social afronta un calendario apretado al final del parón estival. Tras cerrar este lunes sin acuerdo la segunda reunión entre el Ministerio de Trabajo, los sindicatos y las patronales para intentar acordar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI), el Gobierno y los agentes sociales retoman otros temas pendientes en su agenda, como la derogación parcial de la reforma laboral aprobada en 2012.

Así lo anunció este lunes la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una entrevista en la TPA que recoge Cinco Días en la que aseguró que convocará esta semana a UGT, CCOO, CEOE y Cepyme a reanudar la negociación sobre la reforma laboral, que quedó paralizada al inicio del verano ante el rechazo de las patronales a las propuestas del Ejecutivo para modificar la normativa laboral, además de asegurar que volverán a prorrogarse los ERTE.

En concreto, CEOE ha rechazado las propuestas de Trabajo para la limitación de los contratos temporales y de prácticas y las subcontratas, que es uno de los principales cambios que el Ejecutivo prevé aprobar antes de finales de año junto al fomento de los contratos fijos discontinuos, la prohibición de despidos en empresas que se acojan a los nuevos ERTE o la prioridad de convenios sectoriales sobre los de empresa.

La patronal considera que limitar la temporalidad y las subcontratas supondrá costes, riesgos y mayores cargas burocráticas para las empresas, a las que consideran que se les quitará flexibilidad para decidir sobre salarios y horarios. No obstante, hay más consenso entre los agentes sociales sobre otros puntos de la reforma, como las modificaciones de los contratos formativos.

La postura de los representantes de los empresarios complica el objetivo del Gobierno conseguir la aprobación parlamentaria de la derogación parcial de la reforma laboral antes de 2022, como el Ejecutivo ha prometido a Bruselas. No obstante, Yolanda Díaz ya advirtió a la patronal de que podría aprobar la reforma laboral sin su apoyo, como sucedió en 2012, señalando que los agentes sociales no tienen derecho a veto.

El salario mínimo interprofesional volverá a subir en 2021: este es el SMI actual y su posible incremento en los próximos meses

La aprobación unilateral por parte del Gobierno también podría aplicarse a la subida del salario mínimo, después de que la que la patronal haya defendido retrasarla hasta 2022 para no dañar la recuperación económica y el empleo, mientras que los sindicatos han considerado insuficiente la propuesta de Trabajo, que prevé elevar el SMI a 965 euros al mes en 14 pagas en 2021, 15 euros más que en la actualidad, y a 1.027 euros en 2023, como propuso el comité de expertos consultado por el Ejecutivo.

Mientras, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, señalaba este lunes que la subida del SMI se produciría en octubre, a diferencia de lo defendido por la ministra de Trabajo, que ha apostado por un incremento retroactivo al comienzo del mes de septiembre. Sin embargo, tras el anuncio la semana pasada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que el salario mínimo se elevaría este año, las disensiones entre Economía y Trabajo sobre este tema se limitan ya a cuestiones de calendario.

Otros artículos interesantes:

La negociación para la derogación de la reforma laboral se prolongará más allá del verano y complica su aprobación antes de 2022

Reforma laboral: Trabajo apuesta por el contrato fijo discontinuo para frenar la temporalidad y por prohibir despidos en empresas que se acojan a los nuevos ERTE de reducción de jornada

La patronal rechaza todos los cambios en la reforma laboral propuestos por el Ministerio de Trabajo y asegura que perjudicarán el crecimiento y el empleo