El cofundador de Trucksters, la startup española que aspira a revolucionar el transporte global de mercancías por carretera, cree que la pandemia acelerará el desarrollo tecnológico del sector

Los fundadores de Trucksters, Luis Bardají, Gabor Balogh y Ramón Castro
Los fundadores de Trucksters, Luis Bardají, Gabor Balogh y Ramón Castro
Trucksters
  • La startup española Trucksters ha ganado recientemente el VI Premio Emprendedores y Seguridad Vial de la Fundación Línea Directa gracias a su sistema de transporte de mercancías por carretera basado en big data e inteligencia artificial, que ya utilizan empresas como Seur, Campofrío o Estrella Galicia.
  • Su proyecto se basa en aplicar relevos para optimizar los trayectos de los transportistas y evitar así la fatiga y la somnolencia al volante y reducir el riesgo de accidentes de tráfico.
  • Uno de sus cofundadores, Gabor Balogh, asegura a Business Insider España que su visión es que este sistema se convierta en un estándar en el sector por sus ventajas en costes, en optimización de kilómetros y en la mejora de las condiciones de trabajo de los conductores.
  • Balogh reconoce que el impacto del coronavirus les ha obligado a reaccionar, enfocándose en el transporte de alimentos y refrigerados, y advierte de los efectos negativos de la pandemia en la financiación que los inversores destinan a las startups.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El coronavirus ha situado a la logística y al transporte de mercancías entre los sectores esenciales y ha motivado cambios en su operativa para adaptarse a la situación. Sin embargo, algunas de las innovaciones que afronta el sector ya se estaban fraguando antes de que se desatase la pandemia, como demuestra el ejemplo de Trucksters, una startup española que busca cambiar para siempre el transporte de mercancías por carretera.

Su propuesta se basa en aplicar al transporte de mercancías por carretera un sistema basado en big data e inteligencia artificial que reduce drásticamente los plazos de envío y optimiza los costes y el kilometraje y las horas al volante de los transportistas. Todo ello mediante un modelo de relevos entre conductores "que permite que un trayecto de 1.900 kilómetros, que a un chófer tradicional le supone una media de 6 días fuera de casa por el viaje de ida y vuelta, se reduzca a solo 1 día", explica a Business Insider España uno de sus 3 cofundadores, Gabor Balogh.

Precisamente, el impacto de su sistema en la reducción de la fatiga y la somnolencia al volante, y por tanto en el riesgo de accidentes de tráfico, les ha supuesto ganar recientemente el VI Premio Emprendedores y Seguridad Vial de la Fundación Línea Directa. Todo ello gracias a una idea que surgió tras una conversación con un transportista en una gasolinera.

"Todo esto empieza en una estación de servicio donde había tres consultores, como en el típico comienzo de un chiste", destaca Balogh, en referencia a los otros 2 cofundadores de Trucksters, "mis compañeros Luis Bardají, que era un consultor de estrategia en PwC, Ramón Castro, que era data scientist también en PwC, y yo, que era consultor de nuevos modelos de negocio en una consultora más pequeña, de nicho".

Leer más: El sector logístico anticipa su futuro tras el coronavirus: fusiones, mayor penetración del comercio electrónico y almacenes más cerca de las grandes ciudades

Relevos para optimizar el transporte de mercancías

"Estábamos repostando el coche y nos dimos cuenta que era también un parking de camiones", continúa, "y vimos que dentro de estos camiones había conductores viviendo una situación no muy favorable". Entablando conversación con uno de ellos, un transportista español, "nos contó que se pasaba semanas y meses fuera de casa viviendo en su camión y, de vez en cuando, los días buenos, podía pasar una noche en un hotel de carretera", añade.

Tras esa conversación, "nuestra mentalidad de consultores nos llevó a pensar que esto se podría hacer de otra forma y de ahí surge nuestro concepto de transporte por relevos". En el transporte tradicional, un conductor conduce 9 horas al día, descansa 11 horas y sigue conduciendo al día siguiente otras 9, así hasta que llegue a destino. Mientras, "el concepto de Trucksters es planificar estas rutas de larga distancia cruzando flujos de un sentido con flujos de otro sentido y, que en puntos estratégicos, haya relevos de sus conductores", explica Gabor Balogh.

Para comprender su modelo, el cofundador de Trucksters recurre a un ejemplo sencillo. "En un trayecto Madrid-Barcelona, nos imaginamos 2 camiones simultáneamente, uno saliendo desde Madrid, otro saliendo de Barcelona. En el punto intermedio de Zaragoza se encontrarían sus conductores y se intercambiarían el camión o los semirremolques y podrían volver a su domicilio", señala Balogh.

Leer más: El camionero que se ha hecho viral por la reivindicación de su mujer: "En la carretera está todo desierto, esto parece el fin del mundo"

Pero, ¿qué sucede cuando aplicamos ese modelo a trayectos más largos? "Cuando son 1.000, 2.000 o 3.000 kilómetros, la problemática se complica mucho más y ya es muy difícil planear este proceso con un papel y bolígrafo", explica el consultor. "Por eso, hemos desarrollado un algoritmo con inteligencia artificial que trocea esa ruta grande y los va asignando a los recursos que tienes en esta ruta a nivel local", destaca.

Esta mejora también repercute en los tiempos de envío de la mercancía. "Si alguien que quiere mandar una mercancía en el sistema tradicional", afirma Gabor Balogh, "en una ruta de 1.900 kilómetros, un Madrid-Benelux, por ejemplo, esperaría 48 horas hasta que le llegue la mercancía". En cambio, con el sistema de relevos que aplica Trucksters, "el camión casi no para en esos puntos de intercambio y estaríamos hablando de 31 horas".

Al mismo tiempo, detalla el cofundador de Trucksters, su modelo también supone reducir costes, dado que con el sistema tradicional y las regulaciones de tráfico, un camión llega a hacer 12.000 kilómetros al mes, pero "si haces relevos, intercambias este activo a diferentes conductores, al final puedes rodar más de 24.000 kilómetros, que es casi el doble, y los costes fijos los puedes repartir por más kilómetros, lo que significa que tu coste por kilómetro es más barato".

Por otra parte, la startup también tiene un enfoque ambiental, que Balogh resume en 2 puntos. "Uno de ellos es el modelo de negocio en sí, ya que un camión en nuestro sistema rueda más kilometros que un camión en un sistema tradicional", lo que supone una ventaja especialmente útil para camiones de energía alternativa. Por otra parte, su modelo compite en tiempos de entrega en algunos casos con el transporte aéreo, mucho más contaminante. Según el consultor, optar por "el transporte de carretera supone una reducción del 90% de las emisiones contaminantes". 

Seur, Estrella Galicia o Campofrío, entre sus clientes

Las ventajas de su modelo y el actual nivel de carga que manejan ha supuesto que la startup se enfoque en sus comienzos en empresas grandes, consiguiendo "clientes de renombre, como Seur, Estrella Galicia o Campofrío". Gabor Balogh reconoce que, por el momento, "nos es más simple un cliente que nos dé más volúmenes, porque podemos establecer más simetrías y, por ende, los relevos salen más fácil".

Sin embargo, las empresas más pequeñas también serán su objetivo en "el siguiente paso, cuando ya con estos clientes grandes consolidemos las rutas más importantes de Europa", reconoce. "Podremos fraccionar el camión, porque ahora lo que hacemos es lo que se llama en la industria camión completo, que normalmente es alguien que manda 24 toneladas de alguna mercancía, mientras que una empresa pequeña quizás manda un palé o una caja". 

Retomando la historia de Trucksters, Balogh explica que "nos pasamos los primeros meses entendiendo el mercado y hablando con expertos y actores de la industria", mientras que su siguiente paso fue montar la base tecnológica y la base del negocio "entre Alemania y España, en 2 aceleradoras, una de Axel Springer [editora de Business Insider] y Porsche, en Berlín, y otra de Estrella Galicia, llamada The Hop, en Madrid, "donde pudimos testar el modelo de relevos con Estrella Galicia", señala.

Leer más: Empresas turísticas, de transporte o de restauración, entre las más afectadas por el coronavirus: así preparan firmas como Iberia, Air Europa o Inditex una oleada de despidos

Su siguiente movimiento pasó por consolidar las rutas nacionales y, a principios de este año, cambiaron su enfoque al plano internacional. "Es curioso", asegura Gabor Balogh, "porque no en cuestión de meses hemos evolucionado de clientes relativamente pequeños y desconocidos a clientes muy grandes que pueden ser líderes en sus sectores, como Campofrío, el líder en alimentación perecedera".

"Empezamos intentando vender el algoritmo que hemos desarrollado para estas empresas de transporte, para que hagan los relevos ellos mismos, pero nos hemos dado con la dura realidad de que estas empresas no son muy tecnológicas", por lo que decidieron convertirse en una empresa de transporte. Sin embargo, sus planes de futuro pasan por "implantar lo que llamamos el relevo como algo estándar en la industria, ya que ahora es una excepción", compartiendo su tecnología con el resto de agentes de transporte "para que todos puedan hacer relevos y de esta forma llevar las eficiencias del modelo hasta el ecosistema".

¿Cómo está capeando Trucksters el impacto del coronavirus?

Gabor Balogh reconoce sí han notado sus efectos "porque el transporte es un poco el termómetro de la economía, notas todo el movimiento de mercancías y si hay caídas eres el primero en notarlo, y al final así fue". La pandemia ha provocado un descenso en el transporte de mercancías en seco, como textil o paquetería, pero asegura que "hemos reaccionado rápido y nos hemos enfocado en transporte de comida, de refrigerados, y en ese sentido, pese a sus condiciones difíciles, hemos conseguido crecer e incorporar nuevos clientes grandes".

El cofundador de Trucksters alude a la "atomización" del sector del transporte, con más de 100.000 empresas, una media de 2 camiones cada una y poco desarrollo tecnológico: "Las empresas ahora verán la importancia que tiene la tecnología. La gente se preocupará más por las eficiencias porque, al haber más incertidumbre, seguramente los precios de los clientes se verán reducidos, lo que nos llevará a buscar otras formas de hacer las cosas, porque no volveremos a la normalidad, entre comillas".

Respecto al impacto de la pandemia en el ecosistema emprendedor en España, Balogh alude a la incertidumbre como factor para que surjan menos startups, aunque destaca que "la incertidumbre trae oportunidades y seguramente las nuevas startups, aunque haya menos, creo que en términos absolutos aportarán soluciones más pegadas a la realidad".

Por el lado de la financiación que reciben esas startups, Gabor Balogh reconoce "un cambio de hábitos de los inversores: antes invertir en startups estaba ganando popularidad, había cada vez más inversores, cada vez más dinero que para invertir en nuevos proyectos". Ahora, en cambio, "hemos visto la reducción de inversores y del dinero que destinan a estos proyectos y, si hay menos inversores, seguramente haya menos startups que sobrevivan".

LEER TAMBIÉN: Qué se sabe hasta ahora de la renta mínima vital: a cuánto ascenderá, cuándo podrá tramitarse y quién podrá solicitarla

LEER TAMBIÉN: Horarios para pasear y salir a hacer deporte en las comunidades autónomas que han pasado a la fase 1

LEER TAMBIÉN: ¿Pueden ir dos personas juntas al supermercado durante la desescalada?

VER AHORA: “España necesita un cambio radical en el modelo educativo" si quiere capacitar a los alumnos para tener éxito profesional en el futuro, según el presidente de ISDI

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Startups
  3. Transportes
  4. Inteligencia Artificial
  5. Trending
  6. Top