Pasar al contenido principal

El sorprendente llamamiento de Trump para que China investigue a Joe Biden puede darle a Xi Jinping toda la influencia que necesita en la guerra comercial

Donald Trump y Xi Jinping
Donald Trump y Xi Jinping REUTERS/Jonathan Ernst
  • El presidente Donald Trump pidió el jueves a China que investigue a uno de sus principales rivales políticos, el exvicepresidente Joe Biden, y posiblemente ha ofrecido una influencia crucial a Beijing para buscar una conclusión favorable en la guerra comercial económicamente perjudicial y decisiva con EE.UU.
  • "China debería comenzar una investigación sobre los Biden", dijo Trump cuando abandonaba la Casa Blanca para viajar a Florida.
  • La extraordinaria solicitud de Trump ofrece a Beijing una influencia capital en las próximas negociaciones donde buscará poner fin a la guerra comercial con Estados Unidos.
  • Es una muestra similar a los comentarios que realizó en 2016 como candidato presidencial, cuando invitó a Rusia a publicar los correos electrónicos de su oponente demócrata Hillary Clinton.
  • Cualquier acuerdo comercial con la segunda potencia mundial estaría sujeto a inmediato escrutinio y generaría dudas sobre si Trump le ofreció a Beijing beneficios a cambio de encontrar trapos sucios en sus rivales políticos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente Donald Trump llamó este viernes a China para que investiguen a uno de sus principales rivales políticos, el exvidepresidente Joe Biden, y posiblemente ha ofrecido una influencia crucial a Beijing para buscar una conclusión favorable en la guerra comercial económicamente perjudicial y decisiva con EE.UU.

"China debería comenzar una investigación sobre los Biden", dijo Trump cuando abandonaba la Casa Blanca en dirección a Florida. Se refirió a acuerdos comerciales en los que Hunter Biden estuvo involucrado y que lograron una importante inversión de las instituciones financieras del gobierno chino. No existen evidencias de que el exvicepresidente intercambiase favores para ayudar a los negocios de su hijo en el país.

La solicitud extraordinaria de Trump recuerda a sus comentarios de 2016 como candidato presidencial, cuando invitó a Rusia a hackear y publicar los correos electrónicos de su oponente demócrata Hillary Clinton. Además, se hace eco de lo que le dijo al presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en la llamada del 25 de julio, cuando le presionó para que investigará a los Biden en referencia a acusaciones de corrupción sin fundamento en sus negocios en Ucrania.

Leer más: Desclasificada la denuncia sobre la llamada entre Trump y el presidente de Ucrania que ha motivado el proceso de impeachment

Esta llamada llevó a un oficial de inteligencia a presentar una denuncia por sus irregularidades e impulsó a los demócratas a inicial el impeachment contra Trump.

Los comentarios del presidente llegan una semana antes de que una delegación china visite Washington para tratar las negociaciones. Además, cualquier acuerdo comercial con la segunda potencia mundial estaría sujeto a inmediato escrutinio y generaría dudas sobre si Trump le ofreció a Beijing beneficios a cambio de encontrar trapos sucios en sus rivales políticos.

La CNN informó recientemente de que Trump reveló las fortunas de Biden y de la senadora Elizabeth Warren durante otra llamada telefónica en junio.

Aun así, Trump mantiene que tiene un abanico de opciones cuando se trata de negociar con el líder chino Xi Jinping.

"Vamos a tener una reunión con ellos, veremos", dijo Trump sobre las conversaciones del jueves. "Tengo múltiples opciones con China. Pero si no hacen lo que queremos, tenemos un tremendo poder".

Beijing tiene nuevas herramientas en la guerra comercial

Trump empezó la guerra comercial contra China a principios de 2018. Su objetivo era rectificar una relación que creía perjudicial e injusta para Estados Unidos, especialmente en el robo de propiedad intelectual y las transferencias forzosas de tecnología. Pero las negociaciones comerciales se han detenido este año y tanto EE.UU. como China han aplicado aranceles por valor de cientos de miles de millones de dólares y contribuido a una atenuación del crecimiento económico.

En la búsqueda por llegar a un acuerdo que calme la situación, los funcionarios del gobierno chino valoran "un posible intercambio de concesiones políticas a cambio de información, si es que la información es perjudicial" dijo a Reuters Victor Shih, profesor de economía política china en la Universidad de California.

Para lograr un acuerdo favorable, China podría abrir una investigación sobre los Biden, o compartir con Trump o sus emisarios información sobre sus tratos en el país. Incluso podrían fabricar tratos comerciales sobre los Biden para dañar a uno de los principales rivales de Trump.

Según Mary Lovely, experta en China en el Instituto Peterson de Economía Internacional, dada sus capacidades de vigilancia, es posible que China tenga información comprometedora sobre los negocios de los Biden sin necesidad de abrir una investigación.

Leer más: Todo el mundo ha olvidado por qué Donald Trump no podrá ganar la guerra comercial contra China

Lovely de dijo a Insider que si los Biden hicieron algo mál "China ya lo sabría. No creo que esto añada mucha información para ellos". 

Lovely también dijo que "Lo que suma es otra carga en los problemas domésticos de Trump", refiriéndose a la llamada pública de Trump para que China investigue. En cambio, "el gobierno chino se concentra en poner fin a la guerra comercial que no daña el poder político de Xi".

El impeachment añade incertidumbre a una guerra comercial ya volátil

Trump tiene poco espacio para maniobrar con China, dado que Estados Unidos ya ha puesto aranceles a productos chinos por valor de 550 mil millones de dólares, más los que entrarán en vigencia el 15 de diciembre en material de consumo como portátiles, móviles y juguetes. Trump podría aumentar los aranceles existentes, pero eso empujaría a un aumento de los precios que perjudicaría más a los estadounidenses.

Como resultado, varios asesores del presidente lo instaron a hacer un trato con China y detener cualquier escalada que afecte más a las carteras de sus ciudadanos.

Sin embargo, el impeachment y los intentos de Trump por vincular a Biden ponen en duda el tiempo que tomará en detenerse la guerra comercial.

Eleanor Olcott, analista política china en la consultora TS Lombard, dijo a South China Morning Port que "Los procedimientos del impeachment atan las manos de Trump en cuanto a su agenda interna, por lo que su atención se centrará en la política exterior, lo que significa que estamos entrando en un periodo de noticias más volátiles sobre la guerra comercial".

Y además