10 errores que cometes al comprar y comer melón

Melón
Getty
  • El melón es una de las frutas estrellas del verano. Pero puede que no estés sacando partido de su dulzura debido a errores que cometes tanto en la compra como en la degustación.
  • Gran parte de los problemas viene de la falta de información sobre los tipos y propiedades del melón. Por suerte tienes muchas opciones para adquirir dicho conocimiento.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El melón es, con permiso de la sandía, una de las frutas estrella del verano. Además de estar sabroso, es un postre nutritivo, ya que contiene vitaminas A, C y la dosis recomendada de potasio (importante para el corazón y los músculos).

Se trata además de un acompañante veraniego muy veterano. Se considera que su rigen viene del Antiguo Egipto (aunque otros apuntan a Persia). Al Mediterráneo llegó en el siglo I, y al principio fue símbolo de fecundidad, abundancia y lujo. Todo un pedigrí.

El problema es que es muy posible que no estés disfrutando al máximo del sabor que te puede dar un melón. Es muy fácil cometer errores tanto en su compra como en su ingesta que provocan que o bien no compres un melón maduro o bien no lo conserves adecuadamente o eches a perder su sabor.

En parte estas equivocaciones se deben al desconocimiento. Por ejemplo, hay muchos tipos de melones disponibles, no todos ellos provienen de España, y cada uno es adecuado para situaciones concretas. Informarte al respecto, o fiarte de establecimientos de confianza, te ayudará a ponerte al día y decidir conscientemente.

Por suerte, gracias a la elevada producción de melón en España, existen muchos expertos dispuestos a echarte una mano para que compres adecuadamente la fruta y sepas cómo conservarla una vez llegues a casa. Toma nota de los errores, detecta los que cometes, ¡y pon solución!

1. Te fías del aspecto externo del melón

Melón
Pixabay

Aunque es verdad que, como regla general, es mejor comprar frutas y verduras que presenten buen aspecto, no hay nada en el exterior de un melón que te pueda ayudar a saber si será bueno o malo. El truco, según la OCU, para descubrir si un melón está en su punto consiste en apretar un extremo de la base y comprobar si cede ligeramente mientras el otro extremo se abomba. Otras señales de que está maduro: debe ser más pesado de lo que debería parecer por su tamaño y debe oler bien sin desprender un aroma intenso.

2. Compras melón fuera de temporada

Calendario fiscal 2021 para autónomos y pymes
Estée Janssens / Unsplash

Tal y como explica Jordi Bosch, miembro del Gremio de Mayoristas de Frutas y Hortalizas de Mercabarna, para Rac1, los mejores meses son julio y agosto. A modo de referencia, la producción de melones empieza en mayo en Almería, en julio en Murcia y en Castilla-La Mancha va de agosto hasta mediados de octubre.

3. Compras melones en cualquier establecimiento

Mercado en Filipinas.
Mercado en Filipinas.
Unsplash

Pese a los consejos expuestos más arriba, nunca te será fácil acertar con los melones. Si quieres llevarte los mejores, debes elegir tanto establecimientos como marcas de confianza. Sabrás que has encontrado la frutería adecuada si puedes preguntar al dueño o dependiente y este desprende conocimiento sobre el tema. Acabarás de confirmar tus sospechas si sus primeras recomendaciones aciertan.

4. Desconoces los tipos de melones

Melon cantaloupe
Pixabay

El conocimiento es poder. No todos los melones son iguales y distinguirlos te ayudará a escoger el adecuado. Por ejemplo, el Cantaloupe tiene forma de bola y es de color blanco con rayas verdes. Es muy apreciado en Francia debido a su gran dulzura cuando está maduro. Pero si no sabes cuándo consumirás el melón, te sale más a cuenta un Larga vida, cuyo proceso de degradación es más lento así que se conserva mejor.

5. Lo compras cortado

Melon cortado
Pixabay

Jordi Boch de Mercabarna recomienda comprar la pieza entera. No obstante, hay empresas y marcas que los cortan sí o sí. En ese caso, asegúrate de comprar aquellos trozos que se encuentren refrigerados. El melón mucho tiempo fuera de una nevera tienda a degradarse mucho más rápido.

6. Te llevas un melón o demasiado grande o demasiado pequeño

Melón grande
Getty

"Si compras un melón Piel de Sapo de 2,5 a 4 kilos tienes más números de que salga bueno que si adquieres un melón o muy pequeño o muy grande", explica Ferrán Huget, técnico agrario de las tiendas Ametller Origen, para LaVanguardia. Este experto no se fía de los frutos que se pasen de la media, o no lleguen a la misma, ¡y es mejor que sigas sus pasos!

7. Pretendes conseguir calidad a precios baratos

Precios supermercados
Pixabay

Una temporada puede ocurrir un pequeño milagro y que como toda la cosecha sea buena y abundante, los precios sean bajos y los bocados sabrosos. Pero esa no es la regla: normalmente si un melón está barato significa que ya ha sobrepasado su pico de calidad. Y si es precisamente eso lo que buscas, habrá que pagar por ello. No queda otra.

8. Lo conservas de mala manera

Temperatura ideal nevera

Getty Images

La fruta veraniega debe conservarse de forma óptima o de lo contrario enseguida se pasará y habrá que tirarla. Haz caso de los consejos de Ok Diario y, una vez hayas abierto el melón, debes taparla con papel transparente, dentro de la nevera y bien aislado y separado para que no se impregne el olor y el sabor de otros alimentos.

9. Añades nata

Nata
Pixabay

Normalmente el melón se asocia a cremas y a helados, y no es mala idea. Pero el error llega cuando se quiere juntarlo con nata. Esta enmascara el sabor, engrasa el fruto y le quita su frescor. Si quieres conseguir todo lo contrario, prueba añadiendo un poco de jerez y de menta triturada, o bien haz almíbar con medio litro de agua, 200 gramos de azúcar y un poco de hierba aromatizante.

10. Lo comes en frío

Melon
Pixabay

Aunque puede parecer tentador sacar el melón de la nevera y, ¡ale!, a comer, la dulzura que tanto buscas solo se manifestará si el fruto se encuentra a temperatura ambiente. Por lo tanto, es recomendable sacar el melón de la nevera unas 2 horas antes de comerlo. Aquí planificar tiene premio.

Otros artículos interesantes:

Qué frutas y verduras se pueden congelar, según los expertos

Propiedades que tienen la piel de las frutas que harán que dejes de tirarlas

Un estudio explica cómo el tomate y otras frutas pueden llegar a 'llorar' para lanzar un aviso a la planta madre