8 causas de pérdida de memoria a corto plazo y cómo combatirlas

problemas de memoria, olvidos

La pérdida de memoria a corto plazo es común y ocurre con frecuencia. Los ejemplos incluyen conocer a alguien e inmediatamente olvidar su nombre, perder las llaves del coche o entrar a una habitación y olvidar por qué estás allí.

"Es una experiencia universal", indica Samantha Holden, neuróloga y directora clínica de neurología ambulatoria de UCHealth (EEUU).

Oficialmente, la memoria a corto plazo se refiere a cosas que han sucedido en los últimos 30 segundos. Sin embargo, el término a menudo se usa indistintamente con "memoria de trabajo", que se refiere a la forma en que nuestro cerebro procesa, almacena y recuerda la información. Esta es la definición que utilizará este artículo.

La pérdida de memoria a corto plazo es una parte normal del envejecimiento, pero también puede ser provocada por condiciones médicas como depresión o una lesión cerebral, afirma Sanam Hafeez, psicóloga y fundadora de Comprehensive Consultation Psychology Services.

Conoce qué es normal y cuándo es posible que necesites ver a un médico por pérdida de memoria.

1. Lesión en la cabeza

La pérdida de memoria, tanto a corto como a largo plazo, es un síntoma común de una conmoción cerebral, incluso si no te desmayas, señala Holden.

Las conmociones cerebrales son un tipo de lesión cerebral traumática y pueden ocurrir como resultado de un impacto fuerte o directo en la cabeza, como un accidente automovilístico, una lesión deportiva o una caída.

¿Qué hacer al respecto? La pérdida de memoria a corto plazo debido a una lesión en la cabeza generalmente desaparece en unos pocos meses y realmente no hay forma de acelerar ese proceso. 

Sin embargo, si se experimentan signos de advertencia como pérdida persistente de la memoria, pérdida del conocimiento, confusión, dificultad para caminar o movimientos oculares inusuales, se debe buscar atención médica.

6 signos de pérdida de memoria que podrían indicar demencia u otro problema cognitivo grave

A medida que se recupera lentamente la memoria a corto plazo, se puede ayudar al cerebro con tácticas como escribir cosas o poner siempre los elementos en el mismo lugar.

"El cerebro ama la estructura y la rutina, por lo que poner tanto orden y consistencia como puedas en tu día le ayudará a recordar mejor", dice Holden.

Ahora, una sola lesión en la cabeza probablemente no afectará a tu memoria a largo plazo, pero muchas sí pueden. Por ejemplo, un pequeño estudio de 2018 de atletas universitarios con conmociones cerebrales encontró que el 21% experimentó un impacto a largo plazo en su memoria de trabajo.

Y con el tiempo, estas lesiones repetidas pueden aumentar el riesgo de demencia. Por lo tanto, es importante prevenir lesiones en la cabeza usando siempre casco y cinturón de seguridad y evitando riesgos innecesarios, dice Holden.

2. Envejecimiento

El envejecimiento es la causa más común de pérdida de memoria a corto plazo. Alrededor del 11% de los adultos mayores de 45 años informan deterioro cognitivo subjetivo, que incluye pérdida de memoria, revela Hafeez. A los 60 años, el 40% de las personas experimentan alguna pérdida de memoria.

A medida que las personas envejecen, ciertas áreas del cerebro se encogen, la comunicación entre las regiones del cerebro se vuelve menos efectiva y el flujo de sangre al cerebro puede disminuir.

Eso conduce a un deterioro normal de la memoria relacionado con la edad, donde las personas pueden tener más problemas para realizar múltiples tareas o volverse más olvidadizas, pero su capacidad cotidiana para vivir de forma independiente no se ve afectada.

"Por lo general, la pérdida de memoria a corto plazo no es algo de lo que preocuparse", añade  Hafeez.

Asegúrate de mantenerte mentalmente activo realizando actividades como leer, escribir u otros pasatiempos. También puede usar listas y rutinas para ayudarte a recordar cosas que olvidas fácilmente.

Los 9 trucos para estimular tu cerebro que harán que no se te olvide nada, según un campeón nacional de memoria

También es importante hacer suficiente ejercicio, dormir y nutrirse, ya que todos estos son muy importantes para una función cerebral saludable, incluida la memoria.

Sin embargo, si te olvidas de si comió o tomó medicamentos, habla con un médico.

El deterioro normal de la memoria relacionado con la edad no es un signo de demencia. La demencia es un deterioro cognitivo crónico relacionado con la memoria, que afecta a alrededor del 7 % de los adultos a lo largo de su vida.

3. Beber demasiado

Los lapsus ocurren cuando beber demasiado alcohol interrumpe la capacidad del cerebro para transferir recuerdos de corto a largo plazo. Cuando eso sucede, normalmente te despiertas sin recordar lo que sucedió mientras bebías.

Son más comunes cuando una persona tiene un contenido de alcohol en la sangre de al menos 0,16. Sin embargo, no tienes que estar completamente borracho para que el alcohol afecte tu memoria, subraya Holden.

Un gran estudio de imágenes cerebrales de 2021 encontró que cualquier alcohol puede reducir la materia gris, que se asocia con una pérdida de memoria más significativa.

"Cualquier ingesta, sin importar la cantidad de manera regular, tiene efectos negativos en nuestra función cerebral", dice Holden.

¿Qué hacer al respecto? Evalúa si estás bebiendo demasiado y haz un plan para reducirlo.

"No tienes que ser un abstemio, pero ten en cuenta que cualquier cantidad de ingesta frecuente tendrá efectos negativos", dice Holden.

4. Falta de sueño

Los recuerdos se almacenan en el cerebro durante el sueño sin movimientos oculares rápidos. Por lo tanto, para tener una memoria que funcione de manera saludable, debes entrar en esas etapas profundas del sueño, que generalmente ocurren dentro de la primera hora después de quedarse dormido y dentro de ciclos a lo largo de la noche, según Holden.

Durante el sueño, tu cerebro también activa el sistema glinfático, que elimina los desechos del cerebro para mantener el funcionamiento óptimo del sistema nervioso central cuando estás despierto. Si el sistema glinfático no puede hacer su trabajo, tu cerebro será menos efectivo para recordar cosas al día siguiente.

Una mala noche de sueño te deja "corriendo no solo con un tanque de gasolina vacío al día siguiente, sino también como si no hubieras cambiado el aceite", compara Holden.

Un estudio identifica las horas que deberías dormir para reducir el riesgo de Alzheimer

Para evitarlo, asegúrate de obtener las 7-9 horas recomendadas de sueño cada noche. Implementa una rutina de higiene del sueño para ayudarte a conciliarlo más rápido y permanecer dormido. Finalmente, aborda cualquier condición subyacente como depresión, insomnio o apnea del sueño que pueda estar causando pérdida en la calidad del sueño.

"La apnea del sueño es una causa extremadamente común de problemas de memoria", indica Holden. "Y una vez que tratas la apnea, la memoria vuelve a la normalidad".

5. Depresión

Una de las causas más comunes de pérdida de memoria a corto plazo en personas menores de 50 años son los trastornos del estado de ánimo, incluida la depresión, asegura Holden.

Las personas con depresión son más propensas que sus homólogos a informar problemas de memoria, y la depresión se ha relacionado con problemas para recordar información y memorizar. Los médicos todavía están trabajando para entender por qué, pero a Holden no le sorprende que la depresión afecte la memoria.

"Cambia nuestra química cerebral y la señalización eléctrica en nuestro cerebro", dice ella.

Para evitarlo, hablar con tu médico acerca de tus síntomas de depresión y consigue tratamiento. Eso podría incluir terapia de conversación y medicamentos como los ISRS.

Algunas personas tienen mejoras en la memoria después de tratar la depresión, mientras que otras experimentan deficiencias permanentes. Incluso si no puedes aliviar la depresión, la rehabilitación cognitiva (terapia para mejorar la función cerebral después de una lesión) puede mejorar la memoria, —según un pequeño estudio de 2015—.

6. Trastorno de estrés postraumático

El trastorno de estrés postraumático, o PTSD, es un trastorno de salud mental que incluye tener ansiedad o flashbacks después de experimentar un trauma. Las personas con PTSD a menudo tienen recuerdos intensos, incluso invasivos, del suceso traumático. Sin embargo, el trastorno está asociado con una función cognitiva reducida y problemas con la memoria a corto plazo.

"Además del exceso de memoria de las cosas malas, también se minimizan otros recuerdos porque gran parte de esa energía se está poniendo en el evento traumático", dice Holden.

El tratamiento para el PTSD puede incluir terapia de conversación, terapia de exposición o EMDR. Se están realizando investigaciones sobre si el tratamiento restaurará la función de la memoria, pero puede mejorar la calidad de vida en general.

7. Desnutrición

Lo que come, o no come, puede afectar la salud de tu cerebro y la función de su memoria.

La mayor parte de la investigación sobre la desnutrición y la pérdida de memoria se ha centrado en las personas con demencia, pero los estudios indican que estar desnutrido puede aumentar el riesgo de pérdida de memoria y empeorar la pérdida preexistente.

Cuando los pacientes presentan pérdida de memoria a corto plazo, Holden se asegura de que obtengan suficientes nutrientes clave de 2 tipos: vitamina B1 (tiamina) y vitamina B12 (folato). Ser deficiente en cualquiera está asociado con problemas de memoria.

Otros síntomas de deficiencia de vitamina B12 incluyen anemia, pérdida de peso inexplicable, cansancio o debilidad. Una deficiencia de B1 puede causar pérdida de apetito y pérdida de peso, problemas nerviosos que incluyen hormigueo, visión borrosa y náuseas.

Las personas que beben demasiado o se han sometido a una cirugía para perder peso tienen un mayor riesgo de sufrir ambas deficiencias, dice Holden.

¿Qué hacer al respecto? Consume una dieta saludable y rica en macronutrientes como la dieta mediterránea, que incluye una gran cantidad de mariscos, carnes magras y alimentos integrales de origen vegetal como las nueces que son fuentes ricas en vitaminas B.

"Cualquier cosa que sea buena para nuestros cuerpos es buena para nuestro cerebro, por lo que siempre recomendamos que las personas obtengan la mayor cantidad posible de colores y alimentos frescos en su dieta", dice Holden.

8. Demencia y enfermedad neurológica

La pérdida de memoria a corto plazo es normal y común. Para la mayoría de las personas, no provocará demencia ni pérdida grave de la memoria. Sin embargo, en casos raros, la pérdida de memoria a corto plazo puede ser un signo temprano de demencia, que incluye condiciones como el Alzheimer.

La pérdida de memoria a corto plazo se convierte en motivo de preocupación cuando conduce a un deterioro cognitivo leve, o DCL, que puede preceder a un deterioro de la memoria más grave. Las personas tienen problemas de memoria que son lo suficientemente importantes como para que ellos y sus seres queridos los noten. Pero, todavía son capaces de funcionar  en su día a día.

"Cuando hacemos pruebas de pensamiento y memoria, vemos deficiencias objetivas en sus pruebas, pero siguen siendo completamente independientes desde el punto de vista funcional: pagan sus facturas, administran sus medicamentos, conducen, compran", comenta Holden.

Sin embargo, alrededor del 10 % al 15 % de las personas con DCL desarrollarán demencia.

Las personas con deterioro cognitivo leve deben consultar a su médico para que las examine y controle. El diagnóstico temprano es importante para el tratamiento, que puede retrasar la aparición de la demencia y ayudar a prevenir o retrasar síntomas más graves.

Cómo prevenir la pérdida de memoria a corto plazo

Vivir un estilo de vida saludable puede mantener tu cerebro saludable y ayudarte a recordar cosas, resume Hafeez.

"Cosas simples como comer bien, dormir bien y mantenerse socialmente activo ayudarán a contrarrestar el problema de la pérdida de memoria", dice ella.

Además, involucrar a tu cerebro puede ayudarte a mantenerte alerta. No tienes que hacer crucigramas, pero desafía tu cognición aprendiendo nuevas habilidades como juegos, manualidades, pasatiempos o idiomas, añade.

Todo el mundo experimenta pérdida de memoria a corto plazo de vez en cuando. El envejecimiento, las enfermedades y las lesiones pueden empeorar esto, así que habla con tu médico si te preocupan tus olvidos, dice Holden.

De lo contrario, usa rutinas, listas y organización para ayudarte a recordar lo que debes hacer y ten la seguridad de que la pérdida de memoria a corto plazo generalmente no es motivo de preocupación.

"Esos pequeños lapsus aquí y allá son completamente normales y en realidad son una parte saludable de nuestra memoria y función cerebral", concluye Holden.

Otros artículos interesantes:

Cómo prevenir el alzhéimer: así viven los habitantes de una isla griega donde apenas hay casos de demencia

5 alimentos a evitar, según una nutricionista de Harvard, porque empeoran la memoria y la concentración

4 cosas que te están haciendo perder la memoria todos los días

Te recomendamos