La empresa zaragozana que defiende los cables submarinos que conectan internet de las mordeduras de tiburones para que jamás te quedes sin conexión

El equipo de Aragón Photonics.
El equipo de Aragón Photonics.

Aragón Photonics

  • Internet funciona gracias a un intrincado sistema de delgados cables submarinos que atraviesan los océanos. Los cables, sin embargo, no son infalibles: se exponen a daños por desastres naturales, corrosión, pescadores e incluso mordeduras de tiburones.
  • La zaragozana Aragón Photonics utiliza una tecnología de sensado acústico que mide la fibra y detecta si existe algo fuera de lo normal y en qué tramo de cable se localiza el problema.
  • El CEO de Aragón Photonics, Asier Villafranca, explica a Business Insider España  en una entrevista que la compañía trabaja con Red Eléctrica e Indra ya que sus sistemas también funcionan en tierra firme y pueden ayudar a detectar problemas en las vías del tren o en las autopistas.
  • Fundada en 2004 y con un fuerte vínculo con la Universidad de Zaragoza, Aragón Photonics crece a un ritmo de entre un 25% y un 30% cada año y espera tener beneficios este año en sus tres divisiones de negocio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Internet se utiliza para absolutamente todo: desde consultar el tiempo hasta leer el periódico, trabajar o comprar. Pero, ¿cómo ha llegado hasta el dispositivo con el que estás leyendo estas líneas?

La mayor parte de las interacciones digitales son posibles gracias a cables de fibra subterráneos y submarinos, frente a la falsa creencia de que internet funciona primordialmente por satélites (concentran menos del 1% de las interacciones humanas).

En buena medida internet está bajo nuestros pies a través de un intrincado sistema de delgados cables submarinos y subterráneos enganchados a gigantescas unidades de almacenamiento de datos

Colocar cada cable bajo el mar requiere varios meses, millones de euros y una nave muy grande con kilómetros de cable enrollados a bordo. Cuando se estropean, es necesario un grandísimo despliegue. Y tampoco es algo fuera de lo común: los cables se exponen a daños por desastres naturales, corrosión, pescadores e incluso mordeduras de tiburones.

Leer más: Así funciona por dentro la fascinante red de cables submarinos que te conectan a internet 

"Puede haber amenazas como anclas de barcos o redes de arrastre, o un carguero al que se le cae un contenedor en una tormenta y pinza el cable, por ejemplo", explica Asier Villafranca, CEO de Aragón Photonics en una entrevista con Business Insider España.

Asier Villafranca, CEO de Aragón Photonics.Asier Villafranca, CEO de Aragón Photonics.
Asier Villafranca, CEO de Aragón Photonics.

Aragón Photonics

Aragón Photonics es una empresa con sede en Zaragoza que desarrolla tecnología para medir la fibra: su calidad, la temperatura, la reflectancia... Así, si hay un problema con algún cable, puede detectar qué ha pasado y dónde exactamente.

Esta tecnología de "sensado acústico" denominada HDAS consiste en láseres de alta precisión que envían pulsos de luz con los que se toman estas medidas. Más o menos, se coloca un sensor cada 10 metros, por lo que en 50 kilómetros de cable habría 5.000 puntos de medida. De esta manera se pueden  detectar amenazas de forma bastante precisa.

Ellos mismos desarrollan también el software de análisis que asocia los datos a patrones conocidos para saber lo que ha pasado, para lo cual han hecho toda clase de simulaciones.

Leer más: Esto es todo lo que sucede durante un minuto en Internet

"Una forma de afrontar el problema es con los ensayos controlados, pero en otras ocasiones lo que hacemos es colocar uno de estos equipos en una determinada infraestructura y estudiar la casuística durante un tiempo", explica Villafranca. "Vemos señales y no tenemos ni idea de lo que es. Entonces vamos a ver lo que está pasando".

Esta tecnología también funciona en tierra firme. "Por ejemplo, una excavadora se pone a hacer un agujero y tiene el riesgo de llegar a dañar el cable. Por las vibraciones, somos capaces de ver que ahí hay una excavadora y localizarla", cuenta Villafranca.

De hecho, Aragón Photonics trabaja con Red Eléctrica (REE) e Indra, además de otras empresas a nivel nacional en distintos proyectos, instalando sensores en tramos ferroviarios o de autopista y en la red eléctrica.

La tecnología de sensado también permite obtener datos de movimientos sísmicos, mareas y es capaz de detectar incluso los infrasonidos de las ballenas.

Un proyecto ligado a la Universidad de Zaragoza

Aragón Photonics comenzó su andadura en 2004 de la mano de su empresa matriz, Fibercom, y ha estado ligada a la Universidad de Zaragoza desde sus inicios.

"Mi proyecto de fin de carrera fue sobre tecnología BOSA justo cuando el equipo se estaba formando y luego hice la tesis doctoral en una de las patentes", cuenta Villafranca, y explica que Zaragoza siempre ha sido una ciudad con mucho potencial investigador pero poco tejido industrial.

Leer más: La policía irlandesa descubre a espías rusos examinando cables submarinos: se ha reavivado el temor a que alguien pueda cortarlos y dejar sin internet a países enteros

Cuando se creó, el equipo estaba formado, principalmente, por profesores de Física de la Universidad de Zaragoza. Actualmente, la plantilla está compuesta por 20 personas después de crecer sin parar los últimos 3 años.

Al principio, la matriz fue la que puso la mayor parte del capital, que después se completó con ayudas del Ministerio de Industria para la innovación e internacionalización, entre otras, interrumpidas a partir de los años 2008 y 2009 por la crisis financiera. 

"Más que la oportunidad de negocio, dominaba la excitación de tener algo nuevo que nadie tiene", cuenta a Business Insider España el CEO de la empresa.

Ahora, el mayor reto al que se enfrenta Aragón Photonics es trabajar y ordenar la gran cantidad de datos que reciben. 

En cuanto a nuevos proyectos, el Ministerio de Universidades les ha concedido ayudas en el marco del plan de I+D+i Retos de investigación con un plazo de 3,5 años para el desarrollo.

Esperan ser rentables en sus 3 ramas de negocio este año

Asier Villafranca explica que, aunque Aragón Photonics se fundó en 2004, no ha sido hasta estos últimos 5 ó 6 años cuando ha conseguido penetrar en el mercado.

Leer más: Qué rentabilidad puedes esperar según el tiempo que inviertas según los expertos

La compañía ya lleva un lustro con beneficio y crece entre un 25% y un 30% cada año, un ritmo que esperan que se mantenga durante los próximos años. 

Además, según cálculos de Villafranca, en 2020 alcanzarán la rentabilidad en las tres divisiones de negocio: telecomunicaciones y termosolar tenían números negros, y este año esperan que el área de sensado también los tenga. 

De momento, la filosofía de la empresa es reinvertir esos beneficios en I+D y diversificarlos en las distintas áreas. 

LEER TAMBIÉN: Los jóvenes que revolucionaron el panorama tecnológico en España: dónde están ahora los fundadores de Tuenti

LEER TAMBIÉN: Estos 4 jóvenes españoles han creado una startup para desinfectar aviones, colegios, hoteles y oficinas que ya ha cautivado a Iberia

LEER TAMBIÉN: La inversión en startups educativas crece en todo el mundo y los inversores empiezan a mirar al atractivo de la industria española por el potencial que el sector tiene gracias al idioma

VER AHORA: X Smart Business Meeting: expertos del sector analizan los retos y el futuro de la educación y la formación en España

    Más:

  1. Startups
  2. Entrevistas
  3. Internet
  4. Trending