Pasar al contenido principal

Este es el motivo por el que el Brexit podría hundir en poco tiempo al próximo primer ministro de Reino Unido

Boris Johnson
Boris Johnson Getty
  • Los parlamentarios conservadores británicos están inmersos en primarias para decidir quién sustituye a Theresa May como primera ministra.
  • Las primarias, que se decidirán a finales de julio, se están centrando en cómo resolver la crisis del Brexit en Reino Unido.
  • Sin embargo, la UE ha asegurado repetidas veces que el acuerdo sobre el Brexit negociado con Theresa May no será renegociado.
  • El próximo primer ministro tendrá 3 opciones: salir de la UE sin un acuerdo, revocar el Artículo 50 y reiniciar las negociaciones con Bruselas o iniciar una serie de prórrogas consecutivas.
  • Cualquiera de esas 3 opciones podría suponer el fin del mandato del nuevo primer ministro.
  • Descubre más historias en Business Insider.

La creciente lista de parlamentarios conservadores que competirán por sustituir en el cargo a Theresa May tienen algo en común. Todos ellos han declarado públicamente que serán capaces de alcanzar lo que la hasta ahora primera ministra británica ha fallado claramente en conseguir, permitiendo una salida rápida de Reino Unido de la Unión Europea.

Sin embargo, cumplir esa promesa parece increíblemente difícil y todas las señales apuntan a que el problema europeo podría suponer el fin del próximo primer ministro, al igual que supuso el final de May y de sus 2 predecesores conservadores en el cargo.

¿A qué se debe esto? Como ha reiterado la pasada semana el jefe negociador comunitario Michel Barnier, el Acuerdo de Retirada que Theresa May negoció concienzudamente no está abierto a renegociación.

Leer más: Brexit: las 8 ciudades europeas que acogerán a más compañías financieras que abandonan Londres

"Hay 3 opciones: un pacto basado en el acuerdo alcanzado hace 6 meses, una salida sin acuerdo o la cancelación del Brexit", aseguró Barnier a The New York Review of Books. Esta opinión está muy extendida en la UE y la comparten los líderes de los 27 países miembros y por los negociadores de Bruselas.

"No se cambiará ni un punto ni una coma [del acuerdo]," ha declarado al Telegraph una fuente en una cena del Consejo Europeo de esta semana pasada.

¿En qué posición deja esto al próximo primer ministro? Repasamos las 3 opciones presentadas por Barnier.

1. Salir de la UE con un acuerdo

Theresa May.
Theresa May. Reuters

Cuando tome posesión, el nuevo gabinete británico probablemente irá a Bruselas a reclamar concesiones sobre la controvertida salvaguarda irlandesa que contiene el acuerdo, una medida muy impopular entre los parlamentarios conservadores dado que podría retener a Reino Unido dentro de una unión aduanera con la UE.

Este es el plan propuesto por la mayoría de los 12 parlamentarios conservadores que hasta ahora se han postulado a las primarias del partido, incluyendo a Boris Johnson, Dominic Raab, Jeremy Hunt y Matt Hancock.

Sin embargo, la UE ha dejado claro que se negará a negociar sobre esto, reiterando que el Acuerdo de Retirada no se volverá a abrir a la negociación. Incluso en el improbable escenario de que la UE estuviera dispuesta a hacer algunas concesiones menores en el acuerdo en general, todo lo que han ido diciendo las principales figuras de la UE hasta ahora da a entender que diluir la salvaguarda irlandesa es una línea roja inamovible.

Leer más: Un documento del Gobierno británico filtrado a la prensa desvela las consecuencias de un Brexit sin acuerdo para Reino Unido

La UE no está dispuesta a eliminar o limitar el plazo de la salvaguarda porque eso imposibilitaría su misión principal de ser un seguro contra el levantamiento de una frontera dura en la isla de Irlanda.

Por lo tanto, el acuerdo actual se mantendrá tal cual está. Abandonar la UE con un acuerdo parece casi imposible, dado que la oposición al acuerdo entre los parlamentarios conservadores se está radicalizando cada día, y la idea misma de un compromiso, una palabra que sobrevoló unas conversaciones con el Partido Laborista condenadas al fracaso, se ha convertido en una palabra tóxica dentro del partido.

2. Un Brexit sin acuerdo

Conservative Brexiteers David Davis, Jacob Rees-Mogg and Boris Johnson
Los diputados conservadores favorables el Brexit David Davis, Jacob Rees-Mogg y Boris Johnson Getty

En realidad, cualquier mandatario encontraría problemas para llevar a cabo este escenario, por múltiples razones.

En primer lugar, el Parlamento ha expresado repetidas veces su oposición a un Brexit sin acuerdo y es probable que lo vuelva a hacer. Los parlamentarios podrían incluso movilizarse para intentar aprobar leyes que obliguen al Gobierno a buscar una prórroga que evite una salida de la UE sin acuerdo.

El nuevo primer ministro podría optar por ignorar o desautorizar este proceso. No obstante, si lo hiciese se estaría exponiendo a que los parlamentarios hagan caer al Gobierno, como sugirió la semana pasada el secretario del Tesoro Philip Hammond.

Leer más: Elecciones Europeas: 5 claves sobre la crisis del Brexit que nos muestran los resultados en Reino Unido

El secretario, que ha defendido abiertamente un Brexit más suave, reconoció que estaría tentado a votar contra su propio Gobierno en una moción de confianza si se intentase una salida de la UE sin acuerdo. Estos comentarios están en línea con los del secretario de Exteriores, Jeremy Hunt, que aseguró que sería un "suicidio político" que el Partido Conservador intentase un Brexit sin acuerdo sin el consentimiento del Parlamento.

Incluso si no se llegase a ese extremo, sería increíblemente difícil para un nuevo primer ministro a cargo de un Gobierno en minoría mantener su cargo durante un tiempo sin el apoyo del Parlamento.

3. Que no haya Brexit

Why Brexit could quickly bring down Britain's next prime minister
Getty

Es cierto que el nuevo primer ministro podría cambiar la aritmética parlamentaria convocando unas elecciones anticipadas con la esperanza de que otorguen una mayoría estable a su partido.

Sin embargo, esta posibilidad parece tremendamente remota dado que los conservadores están a la cola de las encuestas, con un sondeo publicado el jueves colocándoles en un empate por la tercera posición con un 19%.

Esto nos lleva a un segundo referéndum

Esta situación solo deja una opción sobre la mesa para el próximo primer ministro y es un segundo referéndum.

Una segunda votación que incluya la opción de un Brexit sin acuerdo podría conllevar riesgos, porque si vence la posibilidad de permanecer en la UE supondría el fin del mandato de cualquier primer ministro que convoque ese segundo referéndum, pero podría terminar siendo la única opción viable.

Leer más: Jeremy Corbyn anuncia que el partido laborista apoya celebrar un nuevo referéndum sobre el Brexit pase lo que pase

Esto implicaría grandes obstáculos, además del coste político de volver a llamar a las urnas para una votación a la que se oponen la mayoría de parlamentarios conservadores

Además, el Parlamento tendría que aprobar una ley para un nuevo referéndum, algo a lo que podría oponerse si se incluye la opción de un Brexit sin acuerdo en las papeletas.

No obstante, dado que las otras opciones parecen casi imposibles, un segundo referéndum podría ser la única posibilidad de que el nuevo primer ministro sufra el mismo final que Theresa May.

Y además