Cabify insiste en que la salida a bolsa es "una alternativa", no un objetivo, y niega estar quemando caja

Mariano Silveyra Cabify
Cabify
  • El vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía, Mariano Silveyra, señala en una entrevista con Business Insider España que Cabify mantiene la idea de salir a bolsa como "una alternativa" y no como un objetivo, y niega que la empresa esté quemando efectivo.
  • En enero, el diario La Información publicaba que la compañía había quemado un 60% de su caja y que buscaba un inversor que la ayudase a continuar operando.
  • "El hecho de poder ser sostenible desde el punto de vista económico y el no depender de nueva ronda de financiación quita presión (...), y nos da una autonomía, una independencia y una libertad en la toma de decisiones que es clave", puntualiza.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Cabify mantiene la idea de salir a bolsa como "una alternativa" y no como un objetivo, y niega estar quemando efectivo, según explica el vicepresidente de Asuntos Públicos de la compañía, Mariano Silveyra, en una entrevista con Business Insider España.

"La salida a bolsa no es un objetivo. Es una de las alternativas que se tienen arriba de la mesa", relata.

"El hecho de poder ser sostenible desde el punto de vista económico y el no depender de nueva ronda de financiación quita presión por ese lado", insiste, haciendo hincapié en las ventajas que conllevan los últimos números que ha publicado la empresa. "Nos da una autonomía, una independencia y una libertad en la toma de decisiones que es clave".

Cabify anunció el pasado mes de mayo que en 2019 consiguió por primera vez la rentabilidad, registrando un beneficio neto de 2,7 millones de euros en España, y presumiendo de haber llegado a alcanzar el beneficio operativo antes que Uber; algo que esta empresa niega.

Silveyra niega, asimismo, que la compañía esté quemando efectivo, desmarcándose así de las noticias que han apuntado recientemente en ese sentido. En enero, La Información publicaba que la compañía había quemado un 60% de su caja —más de 25 millones de dólares, aunque arrancó el año con casi 41 millones de dólares de efectivo disponible— y que buscaba un inversor que la ayudase a mantenerse a flote. El diario citaba a "fuentes conocedoras", sin especificar más de dónde venían los datos, y subrayaba que la compañía se quedaría sin margen en la segunda mitad de este año si continuaba gastando dinero al mismo ritmo.

"Somos la primera plataforma que ha logrado la sostenibilidad financiera", repite el expresidente europeo de la plataforma, un mantra en el que Cabify lleva insistiendo unos meses —desde febrero, cuando anunció los resultados del último trimestre de 2019—. 

"Somos la primera que ha logrado un resultado positivo en un trimestre y la idea es poder seguir manteniendo esa misma sostenibilidad financiera algo este año. Y la respuesta está ahí. Si tú quemaras caja, estarías en la situación inversa, todo lo contrario", argumenta.

Leer más: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal" 

"Lo hemos demostrado", vuelve a enfatizar, "hemos presentado hace poco también nuestra segunda memoria de sostenibilidad, donde se toca la sostenibilidad y se demuestra esa sostenibilidad desde las distintas perspectivas, no solamente sostenibilidad medioambiental, sino también sostenibilidad desde el punto de vista económico y financiero".

El alto cargo igualmente ha remarcado que "una parte bastante relevante de Cabify está en manos de los empleados" —en forma de stock options— así como que el consejo de administración de la empresa está "bajo el mandato" de Juan de Antonio, su fundador y CEO.

"El ser dueño de nuestro propio destino creo que es algo muy, muy atípico en esta industria". "Creo que es uno de los principales diferenciales que tiene Cabify como compañía".

"Se puede transformar la movilidad y se puede hacerlo sin quemar capital" 

"Se puede transformar la movilidad, en sostenibilidad y además se puede hacerlo sin quemar capital, sin quemar caja a lo bestia y sobre todo hacerlo de una forma sustentable desde todo punto de vista", mantiene el directivo.

"Creíamos que era un objetivo clave y el haberlo demostrado, haberlo logrado, es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos y entendemos que es un valor diferencial, que realmente nos diferencia drásticamente del resto de competidores de la industria".

El ejecutivo del primer unicornio español hace —de forma velada— referencia a la situación económica de Uber, empresa con la que Cabify viene comparándose meses.

Al respecto, el CEO de Uber en España, Juan Galiardo, respondió a Cabify en otra entrevista con Business Insider España hace unos meses que su negocio de coches lleva años siendo rentable, indicando que, si Uber perdió dinero en el cuarto trimestre de 2019 —1.096 millones de dólares — se debió a las inversiones que la compañía está haciendo en proyectos como sus coches voladores, la conducción autónoma u otras iniciativas.

Es difícil comprobar, sin embargo, si Cabify está efectivamente quemando caja o si no es así, dado que no se trata de una compañía cotizada, lo que implica que los periodistas tienen acceso a pocos datos financieros de la empresa. 

Según la misma publicación de La Información, la compra de licencias VTC, el pago de los intereses de su deuda y las pérdidas acumuladas han provocado que su caja neta se situase a finales de noviembre en 15,5 millones de dólares. También por eso la empresa habría recortado en más de 100 personas su equipo, hasta dejarlo en 1.300, entre salidas voluntarias y despidos en 2019. 

Igualmente, es importante señalar que Cabify ha reportado la rentabilidad de su filial española, Maxi Mobility Spain, y no de la matriz.

Silveyra también ha rechazado dar datos sobre cómo ha afectado la crisis del coronavirus a la compañía. Uber, en cambio —debido a que es una empresa cotizada— sí ha comunicado una caída en sus viajes del 80% por el virus, así como que ha despedido a 6.700 trabajadores, el 25% de su plantilla en todo el mundo.

Leer más: El expresidente de Cabify en Europa califica la tasa Google como "contraproducente" y cree que desincentivará la creación de compañías tecnológicas en España

Cabify, el primer unicornio español —ya que su última ampliación de capital la situó en 1.400 millones de dólares— opera en 12 países y ha logrado la rentabilidad de su división en España en 2019, registrando un beneficio neto de 2,7 millones de euros en el país. Ahora mismo los 450 trabajadores de Cabify en España se encuentran en ERTE, con reducción de jornada al 50%, ante el parón de la movilidad que ha provocado la pandemia mundial.

LEER TAMBIÉN: El CEO de Uber en España responde a Cabify que su negocio de coches lleva años siendo rentable

LEER TAMBIÉN: Este mapa muestra en qué países están Uber, Cabify y otras VTC de todo el mundo

LEER TAMBIÉN: El jefe de Uber España recomienda leer a uno de los economistas de cabecera de Podemos

VER AHORA: Así va la carrera por las vacunas contra el coronavirus: cuándo estarán las primeras y en qué fase está la investigación en España

    Más:

  1. Cabify
  2. VTC
  3. Transportes
  4. Movilidad
  5. Trending
  6. Top
  7. Bolsa
  8. Mercados