Carrera a contrarreloj de las big tech: Apple, Google o Meta tratan de adecuarse a la DSA antes de que la nueva normativa entre en vigor

Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior y principal impulsor de la nueva legislación.
Thierry Breton, comisario europeo de Mercado Interior y principal impulsor de la nueva legislación.

Reuters

  • A finales de agosto entra en vigor la Ley de Servicios Digitales, la primera norma del paquete de medidas impulsado por la Unión Europea que tiene el objetivo de imponer controles más estrictos a las empresas tecnológicas.
  • Algunas compañías, como Amazon o Zalando, han recurrido esta normativa, pero otras —como Google o Apple— se preparan a contrarreloj para hacer frente a la nueva legislación.

Este mismo viernes, 25 de agosto, entra en vigor la primera norma del paquete de medidas aprobado por la Unión Europea que busca frenar el inmenso poder que ejercen en la sociedad las grandes tecnológicas.

La normativa en cuestión es la Ley de Servicios Digitales (DSA, por sus siglas en inglés), un nuevo reglamento europeo que —junto a la Ley de Mercados Digitales (DMA)— pretende obligar a firmas como Meta (Facebook), Twitter (ahora X), Google o Apple a establecer requisitos de moderación de contenidos, normas de transparencia y protección de menores en sus plataformas. 

Aunque la fecha límite sea el 25 de agosto, no se espera que la DSA comience a tener repercusión hasta que no hayan pasado unos meses desde su entrada en vigor. Sin embargo, en Silicon Valley se está produciendo una carrera a contrarreloj para adecuarse a la nueva legislación. 

Al menos así lo indica el Wall Street Journal, que ha detallado la forma en la que algunos gigantes tecnológicos están intentando lidar con la normativa europea. 

 

"El cambio fundamental es que las grandes tecnológicas están perdiendo su monopolio sobre cómo diseñan los servicios e interpretan las normas que establecen para los usuarios", ha declarado al medio de comunicación estadounidense Martin Husovec, profesor de Derecho en la London School of Economics.

De ese modo, gigantes de la talla de Google o Meta —la matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp— aseguran tener a miles de empleados trabajando en el cumplimiento de la legislación europea y Microsoft habría destinado una importante suma de dinero para adecuarse desde el punto de vista de la ingeniería de sus servicios. 

Como ejemplo de esta predisposición, el Wall Street Journal destaca que Google está trabajando en una pantalla de selección para que los usuarios puedan elegir el navegador predeterminado de sus smartphones. Por su parte, Apple está desarrollando una forma de que los usuarios puedan instalar en sus iPhones aplicaciones que no pertenezcan a la App Store del fabricante.

TikTok datos europeos Proyecto Trébol UE

Aun así, las empresas tecnológicas no siempre se han mostrado de acuerdo con la normativa que han impulsado los líderes europeos como Thierry Breton, comisario europeo del Mercado Interior.

Business Insider España publicaba hace unos meses que Zalando había denunciado a la Comisión Europea por considerar que la calificación de "plataforma muy grande" que había recibido era injusta. Por ese mismo motivo, Amazon presentó un recurso ante el Tribunal General de la UE y alegó haber sido "injustamente señalada".

Una de las últimas compañías en verse afectadas por esta legislación había sido TikTok, que hace unas semanas habría suspendido el test de estrés voluntario al que se había sometido para averiguar si cumplía con los requisitos de la DSA. 

"Ha llegado el momento de acelerar para cumplir plenamente con la normativa. A finales de agosto evaluaremos sobre el terreno si se han materializado cambios reales y tangibles", expresó en ese momento el comisario europeo de Mercado Interior.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: Trending, Unión Europea, Silicon Valley, Legislación