Pasar al contenido principal

China retrasa sus cifras comerciales de enero en plena crisis del coronavirus, una decisión con pocos precedentes que ha provocado caídas en los mercados asiáticos

2 mujeres hacen la compra en un supermercado con estanterías vacías en Hong Kong

Reuters

  • Las autoridades aduaneras chinas han anunciado este viernes que la publicación de sus cifras comerciales de enero se retrasará un mes, en plena expansión del coronavirus.
  • Los mercados asiáticos han cerrado con caídas tras conocerse esta decisión, salvo los 2 principales índices de las bolsas chinas de Shanghai y Shenzhen.
  • Retrasar o dejar de publicar datos macroeconómicos es una medida que pocos países se han atrevido a tomar. En los últimos años, solo lo han hecho EEUU, Zimbabwe o Venezuela por diferentes motivos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Coronavirus

La Oficina China de Aduanas ha anunciado que retrasará la publicación de los datos preliminares de comercio del país correspondientes a enero, que estaba previsto que diese a conocer este viernes. En su lugar, las autoridades aduaneras presentarán dentro de un mes las cifras combinadas de enero y febrero, según ha avanzado Reuters.

Aunque parezca un tecnicismo insignificante, el retraso en la publicación de datos macroeconómicos por parte de China es una decisión que cuenta con muy pocos precedentes en otros países. Además, coincide con el brote de coronavirus que está comenzando a dejar secuelas en la economía del gigante asiático, por lo que esta decisión ha generado suspicacias y volatilidad en los mercados.

Leer más: Las bolsas europeas y el petróleo avanzan ante la noticia de que China podría haber encontrado un tratamiento para el coronavirus

De hecho, las principales bolsas asiáticas han cerrado con pérdidas después de que Reuters publicase el retraso de los datos comerciales chinos de enero, con caídas del 1,16% para el Taiex de Taiwán, del 0,7% para el Kospi surcoreano, del 0,3% en el Hang Sheng de Hong Kong y del 0,2% en el Nikkei de Tokio. En cambio, las bolsas chinas han cerrado en positivo con avances de 3 décimas en Shanghai y de 1 décima en Shenzhen.

La agencia ha puntualizado que los datos preliminares de comercio de enero suelen arrojar "resultados distorsionados" dado que coinciden con las celebraciones del Año Nuevo Lunar. Este año, esos festejos se han ampliado en todo el país para evitar una pandemia de coronavirus, lo que ha supuesto un impacto en el consumo y los desplazamientos de la población y en la actividad de las fábricas

Las estadísticas aduaneras han cobrado especial importancia en los últimos meses, dado que permiten conocer el impacto de la guerra comercial entre Pekín y Washington en las exportaciones chinas. Además, los datos de enero son las primeras cifras de comercio exterior de este país tras la firma del acuerdo de primera fase con EEUU que ha moderado las tensiones entre ambos países.

Leer más: El brote del coronavirus no será suficiente para frenar el crecimiento mundial de la economía en 2020, según Goldman Sachs

No hay demasiados ejemplos de países que hayan retrasado o cancelado la publicación de sus datos macroeconómicos y, en todos los casos recientes, se ha tratado de un síntoma de graves problemas económicos o políticos. Estos son los 3 países, además de China, que han optado por esconder sus cifras económicas en los últimos años:

  • EEUU: a finales de 2018, las autoridades estadounidenses se vieron obligadas a retrasar la publicación de 37 datos macroeconómicos, entre ellos el PIB del cuarto trimestre, las cifras de comercio exterior o las ventas minoristas. Este retraso se debió a que el país atravesaba el cierre gubernamental más largo de su historia, de 35 días, durante el que se suspendieron las actividades de los servicios públicos no esenciales por falta de acuerdo sobre los presupuestos debido a las exigencias del presidente de EEUU Donald Trump sobre la financiación del muro fronterizo con México.
  • Venezuela: en septiembre de 2016, tras un año marcado por la crisis económica y la fuerte subida de la inflación, el Banco Central del país caribeño dejó finalmente de publicar datos macroeconómicos sobre la evolución de su PIB o sus precios. Para paliar esta carencia, la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional venezolana comenzó a publicar en enero de 2017 su propio índice de precios al consumidor, que en 2019 reflejó un incremento interanual de la inflación de más del 7.300%. Entretanto, el Banco Central de Venezuela volvió el año pasado a publicar el IPC y el PIB entre mayo y octubre de 2019
  • Zimbabue: el segundo país del mundo con la mayor inflación, tras Venezuela, anunció en agosto de 2019 que suspendía la publicación de sus datos interanuales de IPC durante 6 meses, hasta febrero de 2020. Esta decisión se tomó tras un alza de la inflación de más del 175% en junio y en plenas protestas por el incensante incremento de los precios, que forzaron al Gobierno a repartir ayuda humanitaria entre su población. Sin embargo, ese crecimiento no parece demasiado elevado, teniendo en cuenta que en julio de 2008 la inflación creció un 231.000.000%.

Y además