7 consejos y precauciones para hacer deporte con mucho calor en verano

Deportista refrescándose
Getty
  • Hacer deporte en verano puede suponer un riesgo si no se toman las medidas adecuadas.
  • Las altas temperaturas te pueden jugar una mala pasada aunque estés acostumbrado a practicar mucho ejercicio: sigue estos 7 consejos para hacerlo con la máxima seguridad posible.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Si no puedes dejar de hacer deporte ni siquiera en verano debes tener en cuenta que en esta época del año se hace necesario extremar ciertas precauciones.

Las temperaturas elevadas afectan a tu cuerpo, haciendo que te agotes de forma más rápida y que puedas acabar deshidratado, o en los casos más extremos sufrir un golpe de calor.

Por estos motivos hay que tener especial cuidado al practicar ejercicio durante el verano, porque aunque estés acostumbrado a ello siempre pueden darse situaciones que sean peligrosas para tu salud. 

A continuación, se recopilan 7 consejos y precauciones para hacer deporte con mucho calor en verano, tomando como referencia las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para esta época de año. 

Evita las horas centrales del día

calor extremo sol verano

Getty Images

Según explica el Ministerio de Sanidad, hacer actividades al aire libre entre las 12.00 y las 17.00 horas es poco recomendable. Estos son los momentos del día en los que más calor hace, por lo que es necesario retrasar el deporte; será mucho mejor practicarlo durante la noche.

Este consejo cambia si vas a hacer deporte en una instalación climatizada, ya que no tendrás que preocuparte por las temperaturas del exterior. 

La hidratación es mucho más que necesaria

Qué es la hiperhidratación y cómo afecta a tu cuerpo según la ciencia.
Qué es la hiperhidratación y cómo afecta a tu cuerpo según la ciencia.
Reuters/ ANDREW KELLY

Ojo: este consejo tienes que seguirlo aunque no hagas deporte en verano. Debes beber agua con frecuencia, y no importa que estés ya saciado: continúa refrescando tu cuerpo con agua para no sufrir deshidratación. El sudor puede jugarte una mala pasada y es importante cumplir con este punto.

Salir a la calle con una botella de agua fría siempre es una buena idea, independientemente de que estés practicando ejercicio o no. 

Y recuerda: abusar del alcohol, la cafeína y las bebidas azucaradas no te ayudará a estar hidratado. Al contrario, puede ser contraproducente ya que acabarás perdiendo más líquido corporal, por no hablar del daño que puede sufrir tu salid. 

Prioriza los lugares frescos y climatizados

mujer haciendo ejercicio ,entrenamiento en el gimnasio

Unsplash

Hacer deporte en un parque repleto de árboles y sombras es una alternativa muy saludable en verano, sobre todo si evitas las horas centrales del día. Además, siempre te quedará la opción de acudir al gimnasio. El aire acondicionado y la climatización de estas salas te hará sentir como si no estuvieses en verano y podrás ejercitarte sin peligro.

Elige bien la ropa que vas a usar

Hombre haciendo deporte para adelgazar

El Ministerio de Sanidad aconseja utilizar ropa ligera, holgada y que deje transpirar lo máximo posible. Así sudarás menos y podrás hacer deporte de forma mucho más cómoda. Las prendas más útiles en esta época del año son las de algodón de colores claros; evita que la ropa sea ceñida.

Come los alimentos que son apropiados para el verano

Cortar fresas, frutas
Getty

Comer ensaladas, frutas y verduras te ayudará a reparar las sales perdidas por el sudor. Los zumos naturales también son muy recomendables.

Evita las comidas copiosas y de digestión pesada en la medida de lo posible. Son inapropiadas para esta época del año y dificultarán la actividad física. 

Protégete usando gorra, gafas de sol y crema solar

Chica usando una crema solar
Gettyimages

Otro consejo que debes poner en práctica aunque no estés haciendo deporte: en verano las quemaduras en la piel son mucho más habituales que en otras estaciones, y si vas a pasar mucho tiempo al aire libre una buena crema será tu mejor aliado.

Utilizar una gorra te ayudará a proteger la cabeza del sol, lo mismo ocurre con los ojos y las gafas. 

Acude al médico si tienes síntomas relacionados con un golpe de calor

Médico consultando ordenador
Sanitas

Los síntomas que aparecen en un golpe de calor son dolor de cabeza, náuseas, mareos y vómitos. Si no se trata a tiempo puedes sufrir calambres, convulsiones o desorientación. 

Lo primero que se debe hacer con una persona que está sufriendo un golpe de calor es llevarla a un lugar fresco, por ejemplo, cobijarla bajo una sombra. Después, hay que hidratarla con agua en pequeños sorbos, además de abanicar, quitar parte de la ropa que lleve y ponerle una toalla con agua fría en la nuca.

Por último, cuando la persona se haya recuperado es necesario acudir a un centro médico para realizar una revisión.

Otros artículos interesantes:

La mejor hora del día para hacer deporte, según la ciencia

19 productos de Lidl para hacer deporte que nada tienen que envidiar a Decathlon

El simple ejercicio que puedes hacer cada día para disminuir el colesterol y la presión sanguínea