Pasar al contenido principal

Desplome histórico en el Ibex y en las bolsas europeas: ni el plan de choque del Gobierno ni los estímulos del BCE disipan la incertidumbre en los mercados por la pandemia del coronavirus

Un trader de Wall Street se sorprende ante el desplome de la bolsa

Reuters

  • Las bolsas europeas han registrado caídas de más de un 12% y el Ibex 35 ha caído por debajo de los 6.400 puntos después de que el BCE y el Gobierno español anunciasen medidas contra el impacto del coronavirus.
  • Durante la madrugada, los mercados asiáticos han sufrido un nuevo desplome en los principales índices de China, Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Singapur, Indonesia y Australia.
  • Wall Street ha abierto con fuertes caídas, en línea con Europa y Asia, y ha parado automáticamente su cotización durante 15 minutos al superar el retroceso del 7%.
  • El anuncio por parte del presidente de EEUU Donald Trump del veto a la llegada de viajeros de la UE durante 30 días ha pesado en los mercados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las bolsas mundiales han profundizado este jueves su particular sangría a cuenta del coronavirus. Los principales índices de China, Japón, Corea del Sur, Hong Kong, Singapur, Indonesia, Tailandia y Australia se dejaban entre un 1,5% y un 11,6%, las bolsas de Europa se han hundido entre un 10% y un 16,9% en la peor sesión de su historia y Wall Street ha parado la cotización durante 15 minutos al desplomarse un 7%. Es la segunda vez esta semana que la Bolsa de Nueva York debe frenar su actividad ante el hundimiento del mercado.

Al cierre del mercado, el Ibex 35 cayó un 14,61%, la mayor caída de su historia, superando el 12,35% que perdió el 24 de junio de 2016, cuando se anunciaron los resultados del referéndum del Brexit. 30 valores del Ibex 35 han caído entre un 10% y un 18,7%, mientras que Cellnex, Grifols, Mapfre, Masmóvil y Viscofán perdieron entre un 6,3% y un 9,5%.

El selectivo español ha conseguido mantener el suelo de los 6.300 puntos, tras perder casi 1.100 puntos en una sola sesión y solo 2 días después de haber visto esfumarse la cota de los 8.000 y menos de un mes después de haber recuperado los 10.000 puntos de cotización. Las medidas para frenar el impacto del coronavirus que ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no han servido para parar el retroceso.

Leer más: El pánico al coronavirus hundirá la economía mundial, según un gestor de hedge funds que asegura que la depresión es su "escenario de partida"

En el resto de Europa, el DAX alemán cayó un 12,24%, el FTSE 100 de Londres un 10,93%, el CAC 40 parisino un 12,28%, el Eurostoxx 50 un 12,35% y el Mib de Milán un 16,62%, liderando de nuevo el desplome en Europa. Los mercados del Viejo Continente tampoco han reaccionado positivamente a las medidas de estímulo que ha anunciado este mediodía el Banco Central Europeo, después de que su presidenta, Christine Lagarde, advirtiese a los líderes europeos de que será necesario tomar medidas para evitar una crisis como la de 2008

En concreto, el BCE ha anunciado nuevas subastas de liquidez temporales o LTRO hasta el mes de junio, cuando entrará en vigor el tercer tramo de inyecciones de liquidez directas a la banca o TLTRO, que estarán vigentes entre junio de 2020 y junio de 2021. Además, la institución monetaria ha aprobado una compra extraordinaria de activos por valor de 120.000 millones de euros hasta finales de año.

No obstante, el BCE ha precisado en su comunicado que mantiene sin cambios los tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en el -0,5% y la de facilidad de préstamo en el 0,25%. El BCE ha advertido a la banca de que estas medidas deben emplearse para apoyar a la economía y no para repartir dividendos o mejorar la retribución variable.

Por su parte, Christine Lagarde ha cargado las tintas contra los gobiernos de la eurozona, a los que ha acusado de "complacencia y lentitud" ante la expansión del coronavirus. La presidenta del BCE ha afirmado que "no estamos aquí para contener el contagio, hay otras herramientas y otros actores para lidiar con estos asuntos", en declaraciones recogidas por Reuters.

Estas medidas no están aportando el empuje esperado a los mercados europeos. Andrew Bosomworth, jefe de gestión de carteras en Alemania de Pimco, ha asegurado en una nota de prensa que "el mercado esperaba más" de las medidas del BCE, señalando que no tocar los tipos supone reconocer su escaso efecto en las condiciones actuales.

Por su parte, Paul Diggle, economista senior de Aberdeen Standard Investments, ha señalado que el BCE "ha tenido 2 aciertos y 1 fallo". En la parte positiva destaca los programas de compra de activos y las subastas de liquidez, y en la negativa ha afirmado "que no se ha producido una rebaja en la facilidad de depósitos principal, lo que resulta una decepción frente a las expectativas del mercado".

Frank Häusler, estratega jefe de Vontobel Asset Management, ha reconocido que "aunque un recorte de los tipos no habría ayudado a la economía de forma directa, al menos habría sido una señal de apoyo y probablemente habría mejorado las condiciones financieras, sobre todo teniendo en cuenta que Lagarde reconoció no estar muy cerca del límite inferior efectivo".

David Lafferty, estratega jefe de Natixis IM, ha mostrado su apoyo a la decisión del BCE y ha afirmado que “el mercado está decepcionado porque espera un recorte de tipos, pero Lagarde ha tocado todas las teclas correctas", señalando que "crea el entorno favorable para que los bancos presten y las empresas se endeuden, sin castigar a los ahorradores" y recalcando que "la estrategia es apoyar a la economía mundial, no limitarse simplemente a dar apoyo a las bolsas”.

Además, en el trasfondo de este hundimiento bursátil, también ha pesado el hecho de que la Organización Mundial de la Salud haya reconocido al coronavirus como pandemia y del anuncio por parte del presidente de EEUU Donald Trump del veto a la llegada de viajeros de la UE durante 30 días. El anuncio de Trump ha pesado especialmente en los futuros de Wall Street, que profundizaron su caída tras su comparecencia hasta alinearse con sus caídas del miércoles.

El analista de IG, Sergio Ávila, ha señalado que los futuros "del S&P 500 ha caído hasta la zona de los 2.610 puntos cumpliendo el objetivo de caída por ruptura de canal, después de que el presidente Donald Trump no pudiese tranquilizar a los mercados con medidas específicas de estímulo para limitar el impacto de la pandemia de coronavirus". 

De hecho, Wall Street ha abierto en línea con Europa y Asia antes de parar su cotización durante 15 minutos a las 14:41, hora española. Tras el cierre en Europa, registra caídas del 8,6% para el S&P 500, del 9,2% para el Dow Jones y del 8,2% para el selectivo tecnológico Nasdaq. No se descarta que Wall Street vuelva a sufrir una parada técnica de 15 minutos si su cotización cae un 13%, o durante toda la jornada si el retroceso alcanza el 20% en los últimos 30 minutos de la sesión.

Las bolsas asiáticas también cerraban en rojo poco antes de la apertura en Europa. El Shanghai Composite se dejaba un 1,5%, el SZSE de Shenzhen un 2,3%, el Hang Seng de Hong Kong un 3,6%, el Nikkei japonés un 4,4%, el Kospi surcoreano un 3,87%, el STI de Singapur un 3,68% y el S&P ASX de Australia un 7,36%. La peor caída de la región fue para el índice SET de la bolsa tailandesa, que se desplomó un 11,4%.

Mientras, en las materias primas, el barril de crudo de referencia en Europa, el Brent, cae un 8,9% hasta 32,60 dólares, mientras que su contraparte estadounidense, el West Texas cae un 6,4% hasta los 30,87 dólares. Estas caídas contrastan con el repunte que experimentaron durante los 2 últimos días, en pleno conflicto petrolero entre Rusia y Arabia Saudí.

Y además