Pasar al contenido principal

La principal autoridad de la UE sobre reestructuración bancaria rechaza que se vuelvan a rescatar bancos por el coronavirus

La presidenta de la Junta Única de Resolución, Elke König
La presidenta de la Junta Única de Resolución, Elke König Reuters
  • La presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König, rechaza que la Unión Europea vuelva a aplicar rescates a bancos por el impacto del coronavirus y pide restringir las ayudas al sector a las entidades que no tenían problemas financieros antes de la pandemia.
  • La principal autoridad de la UE sobre reestructuración bancaria asegura que las ayudas vinculadas a objetivos que está recibiendo la banca europea deben ceñir a paliar el impacto económico del coronavirus y no a intentar resolver problemas subyacentes en las entidades.
  • König califica de "prematura y probablemente imposible de llevar a cabo" la propuesta de crear un banco malo en Europa que absorba los préstamos impagados por la pandemia.
  • La presidenta de la JUR prevé que la banca siga sufriendo problemas financieros hasta finales de año o 2021 y no descarta que se produzcan quiebras en el sector.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Europa no volverá a rescatar bancos debido al coronavirus o, al menos, no ayudará a las entidades "zombies", las que ya se encontraban en problemas financieros antes de la pandemia. Así de clara se ha mostrado la presidenta de la Junta Única de Resolución (JUR), Elke König, que es la principal autoridad de la Unión Europea sobre reestructuración bancaria y a la que se conoce en España por su gestión de la quiebra del Banco Popular en 2017.

König ha rechazado que la UE vuelva a dedicar dinero de los contribuyentes a rescatar a bancos que a duras penas conseguían mantenerse a flote antes de la pandemia, en una entrevista con Bloomberg. La presidenta de la JUR ha asegurado que actualmente se están ofreciendo ayudas estatales ligadas a objetivos a entidades que han sufrido el impacto del coronavirus, pero aclarando que "esto no significa que volvamos a rescatar bancos".

Leer más: Así "escapó" Banco Popular del rescate bancario: "Los balances lo presentaban mejor de lo que era", según Joaquín Almunia

En su opinión, la clave es distinguir "qué son los problemas financieros relacionados con el coronavirus y qué son los problemas subyacentes que está agravándose aún más por el coronavirus". Por el momento, la UE, el Banco Central Europeo y los gobiernos de la mayoría de los países miembros han relajado los requisitos a la banca para facilitar que ofrezca crédito a las empresas afectadas por la pandemia.

La presidenta de la JUR ha afirmado que "es ampliamente realista" prever que la banca siga sufriendo problemas financieros hasta finales de año o 2021 por el impacto del coronavirus. “¿Se tratará de entidades que tendremos que declarar en bancarrota o que probablemente quiebren? No lo sé, por el momento, solo estamos haciendo seguimiento de la situación", ha señalado al medio financiero estadounidense.

Por otra parte, König ha calificado de "prematura y probablemente imposible de llevar a cabo" la propuesta de crear un banco malo en Europa que absorba los préstamos impagados por la pandemia. El mes pasado, el presidente del Consejo de supervisión del BCE, Andrea Enria, que ya había defendido la creación de un banco malo en 2017, respaldó esta opción para reducir la morosidad y los préstamos improductivos.

Leer más: El Banco de España eleva más de un 2% en un año el coste del rescate a la banca y prevé perder otros 300 millones de euros en Bankia

No obstante, Enria ha señalado a Reuters este pasado martes que considera "prematuro" discutir esta posibilidad sin conocer el impacto real del coronavirus en la economía europea. Pese a ello, la agencia asegura que el BCE lleva al menos 2 semanas consultando la posibilidad de crear un banco malo para la morosidad bancaria con las entidades financieras y con representantes de las autoridades europeas. 

Elke König, en cambio, ha reconocido que no está "muy convencida de que un banco amplio que posteriormente cobre (los préstamos) de todas partes sea una solución razonable", dado que al banco malo que propone Enria le correspondería gestionar un "batiburrillo" de activos tóxicos de todo tipo.

Y además