La plataforma de 'equity crowdfunding' Crowdcube apunta a startups más avanzadas: "Estamos en conversaciones con unicornios", asegura su responsable en España

Azahara García Espejo, responsable de Crowdcube en España
Azahara García Espejo, responsable de Crowdcube en España

Crowdcube

Levantar inversión no solo es un mecanismo para obtener gasolina que impulse el proceso de crecimiento de una compañía. También puede servir como un elemento de captación de clientes o de fidelización de los existentes. Esa esa la propuesta que hace Crowdcube, la plataforma de inversión de minoristas en startups, a las compañías en fases más avanzadas.

"Nosotros contactamos a muchas empresas que llevan toda la vida gastándose dinero en marketing, o en fidelizar a su usuario para que no se vaya a la competencia, y lo que les decimos es que si su usuario se convierte en inversor va a estar fidelizado para toda la vida y le va a recomendar a sus amigos", explica a Business Insider España Azahara García Espejo, responsable en España de Crowdcube.

Esta forma de entender el crowdfunding como posicionamiento de marca les permite llegar a compañías de muy diverso signo pero que tengan "la comunidad como el eje de su negocio". 

"Lo vendemos como posicionamiento de marca. Le sirve a las empresas fintech pero también a otras muchas, como biotecnología, reciclaje, movilidad sostenible, o alimentación como Heura", agrega. Esta última, una compañía de carne vegetal, ha levantado este mes de abril 4 millones de euros de 4.500 inversores, su segunda campaña a través de Crowdcube.

Las 'megarrondas' convierten a 2021 en un año récord con más de 4.000 millones de euros invertidos en startups españolas, según la Fundación Innovación Bankinter

Javier Megias, de Fundación Innovación Bankinter, presentando los datos en el South Summit

Por este motivo, la plataforma está dando el salto. Ya no solo habla con pequeñas compañías, sino que se acerca a aquellas que levantan grandes cantidades pero comienzan a reservar partes de sus operaciones para hacerlas a través de su plataforma.

"Estamos en conversaciones con algunos unicornios", anuncia García Espejo. "Simplemente es que se encuentre el encaje, que entiendan qué les puede aportar el equity crowdfunding. A algunas no les aportará nada y les diremos 'no es para tí', pero otras ya sea por fidelización de empleados, les puede cuadrar. Y es algo completamente viable", añade.

Las compañías que llegan a su plataforma con determinado tamaño suelen hacerlo cuando ya tienen conversaciones en marcha con uno o varios fondos de capital riesgo —de hecho, el 80% de sus operaciones en España son coinversiones con fondos—, pero cada vez más ocurre en el sentido contrario: son los fondos los que recomiendan a sus posibles participadas reservar una parte para el crowdfunding.

"Es la vertiente que más nos gusta, que se da poco en España pero más en Reino Unido, que es cuando el venture capital le recomienda a la empresa que haga una parte con una plataforma como nosotros. Sobre todo con empresas fintech que viven mucho de la comunidad, los fondos entienden que es un valor añadido que se reserve una parte para esta vía", explica.

Un buen momento

La plataforma vive un buen momento: en 2021 canalizó 17 millones de euros a startups españolas, un 150% más que el año anterior, a través de 13 operaciones. Desde que comenzó operaciones en el país ya son más de 35.000 inversores los que han participado en las 123 operaciones que han realizado, con las que han canalizado 63 millones de euros hasta el final de 2021.

Este mismo mes de marzo se ha convertido en la primera plataforma de financiación participativa que puede operar en toda Europa por el nuevo reglamento ECSP (European Crowdfunding Service Providers), gracias a la autorización obtenida por a través de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española.

"El invesor minorista, lector de Business Insider España u otros medios, que lee newsletters como la de Samuel Gil, siempre ha visto la inversión en startups como algo que estaba lejos, para lo que necesitaba 20.000 euros. Y lo que hacemos a la gente que tiene ahorros es darles una facilidad para moverlos", explica.

El 'venture capital' español detecta proyectos cada vez más maduros en el ecosistema emprendedor: por qué la ley de startups dinamizará aún más el mercado

SBM XXII: Emprendedores y financiación

El inversor que llega a Crowdcube suele permanecer en la plataforma entre 4 ó 5 años de media. García Espejo reconoce que el auge de las criptomonedas ha provocado un aumento del interés por invertir. "Hay inversores que se acercan a ese tipo de inversión, les parece arriesgada y se quedan en plataformas como la nuestra, que ofrece negocios muy de calle. En general, nos ha beneficiado", afirma.

Pese a ese incremento del interés, la responsable de Crowdcube en España reitera que para ellos es fundamental tanto la información del usuario como el control de las compañías que llegan a su plataforma. "Acabamos publicando solo el 5% de las empresas con las que tenemos un contacto", explica.

Su foco son compañías cuyo fuerte sea la comunidad, que no solo son fintech sino también otros ámbitos como movilidad sostenible, o energías renovables. "También funcionan bien las cervecerías artesanas, los productos de alimentación como Heura, o los productos de culto", agrega.

Impacto de la guerra y la inflación

La invasión rusa de Ucrania ha generado un impacto importante en el mercado de la energía y en la inflación, pero por el momento no ha tenido una gran afectación en las compañías con las que trabaja Crowdcube en España, Portugal e Italia.

"Tenemos alguna empresa que se iba a lanzar, pero a lo mejor tenía algún inversor ruso grande y se le ha caído, y era el que lideraba la ronda, entonces sí hemos tenido casos muy concretos de cosas que se han caído, pero nada alarmante", explica García Espejo.

Bajo su punto de vista, un escenario de inflación no les perjudica, porque compañías como la suya promueven "que el dinero hay que moverlo" y en su caso no se trata solo de invertir sino de "apoyar el crecimiento de un proyecto". "Los que meten dinero no solo buscan retorno sino apoyar un proyecto en el que por un motivo u otro creen", agrega.

No obstante, la responsable de Crowdcube en España reconoce que las subidas de precios y de tipos de interés provocará cambios en el ámbito de la inversión en startups y el lanzamiento de nuevos productos de inversión.

"El monto de gente que antes mantenía su dinero en el banco sin más y ahora busca alternativas ha cambiado enormemente. Incluso si la gente empieza a diversificar en otro tipo de productos siempre va a haber más gente que antes que esté interesada en invertir en startups y probablemente lo que hagan sea diversificar. No esperamos un impacto grande, pero va a haber cambios", concluye García Espejo.

Otros artículos interesantes:

Las 'megarrondas' convierten a 2021 en un año récord con más de 4.000 millones de euros invertidos en startups españolas, según la Fundación Innovación Bankinter

De las megarrondas a un millón de euros por una presentación: el sobrecalentamiento de la inversión en startups que ha contagiado a España podría estar a punto de terminar

El Gobierno flexibilizará los límites de los particulares para la inversión en plataformas de 'crowdfunding': permitirá invertir 1.000 euros o un 5% de la riqueza

Te recomendamos