Por qué la histórica demanda antimonopolio de Estados Unidos contra Google también puede ser una mala noticia para Apple, Facebook y Amazon

Sundar Pichai, CEO de Google.
Sundar Pichai, CEO de Google.
Getty Images/AFP/Kenzo Tribouillard
  • El Departamento de Justicia de EEUU ha presentado una denuncia por monopolio contra Google este martes, lo que también tendrá implicaciones para Apple, Facebook y Amazon.
  • Si Google pierde, los legisladores podrían verse animados a dirigirse a otras tecnológicas, con el propósito de dividir algunos de sus negocios.
  • El éxito de una denuncia antimonopolio podría implicar que Amazon pierda importantes datos que obtiene de sus vendedores o que Apple pierda el control de su App Store.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha presentado una demanda antimonopolio contra Google este martes, dando así pistoletazo de salida a una nueva batalla legal que podría durar años y que podría terminar provocando la creación de nuevas regulaciones para las gigantes tecnológicas.

La denuncia acusa a la compañía de mantener un monopolio en las búsquedas y en los anuncios en las búsquedas de internet. Mantiene que Google ha llevado a cabo prácticas desleales para acabar con su competencia, como pagar miles de millones a Apple para ser el motor de búsqueda predefinido en sus dispositivos.

Google es la primera gran tecnológica en ver una acción antimonopolio de este calibre desde finales de los 90, en los que el Gobierno de Estados Unidos comenzó una batalla contra Microsoft. No es solo la compañía acusada de monopolio: a principios de mes, los demócratas en la Cámara concluyeron una investigación de varios meses acusando a cuatro compañías —Apple, Amazon, Facebook y la propia matriz de Google, Alphabet— de mantener sendos monopolios.

La demanda del Departamento de Justicia es un paso importante que podría desembocar cambios significativos y consecuencias en cadena a otras compañías de la industria tecnológica, como Apple, Amazon o Facebook.

Cada compañía tiene algo que perder. El buscador es esencial para Google, y dividir su negocio y fortaleza en este mercado podría tener un efecto en su segmento de publicidad, a través del que la compañía obtiene la mayoría de sus ingresos.

El riesgo para Facebook está en perder servicios como WhatsApp o Instagram. Apple se podría ver forzada a perder el control de su App Store. Amazon podría ver en riesgo su plataforma para terceros vendedores.

Si Google gana este asalto, Apple, Amazon y Facebook podrían tener de cara hacer lo propio en los suyos. Si Google pierde, sin embargo, los legisladores podrían verse animados a ir a por más tecnológicas.

"Lo importante aquí es que finalmente el Gobierno ha tomado la iniciativa", dice Sam Weinstein, exfiscal del Departamento de Justicia y profesor en la Escuela de Derecho de Cardozo. "Si fuera una de estas compañías, pensaría: vale, esto está pasando".

"Si ya estaban alerta antes, ahora estarán muy alerta", incide.

"La demanda del Departamento de Justicia tiene muchas lagunas. Si la gente usa Google es porque eligen hacerlo, no porque se vean obligados o porque no puedan encontrar alternativas", defendió un portavoz de Google.

Esto es lo que podría implicar este caso a otras grandes compañías tecnológicas.

Amazon 

Amazon ya está en apuros, con varias agencias gubernamentales estudiando cómo opera su plataforma de venta para terceros.

La Comisión Judicial de la Cámara de los Representantes apuntó en su informe de octubre que Amazon utiliza los datos de vendedores para copiar productos populares y "acabar" con pequeños negocios. Nueva York, California y la Comisión Federal del Comercio abrieron una investigación contra la tecnológica para ver cómo recopila estos datos y si los aprovecha para favorecer sus propios productos en la web.

En este aspecto es donde se podría detener una demanda antimonopolio. En un reciente reportaje de The Wall Street Journal, docenas de inversores y emprendedores aseguraban que Amazon había invertido en sus compañías antes de recoger sus datos para hacer productos con los que competir.

Leer más: Amazon o eBay deben ser responsables de los productos defectuosos que se venden en sus plataformas, según una de las mayores organizaciones de consumidores de Europa

Amazon se podría ver obligada a dividir su propia plataforma de retail de la plataforma para terceros, por lo que dejaría de poder usar los cuantiosos datos de terceros.

La firma de Jeff Bezos niega la mayor. Asegura que su relación con terceros vendedores es "de mutuo beneficio". La tecnológica ha redoblado esfuerzos en promocionar cómo los pequeños negocios tienen éxito en su portal.

Facebook

La Comisión Federal de Comercio mantiene una investigación contra Facebook en curso, con la que se determinará si las compras de la tecnológica —como Instagram o WhatsApp— se produjeron para neutralizar a su competencia.

En septiembre, The Wall Street Journal informó que esta Comisión estaba preparando una investigación contra el gigante de las redes sociales. Según Politico, el CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, ha sido interrogado como parte de dicha investigación.

Zuckerberg ha mantenido en otras ocasiones que el éxito de servicios como TikTok o YouTube —esta última, propiedad de Google— demuestra que existe la competencia en la industria tecnológica.

Leer más: Mark Zuckerberg dice que dividir Facebook echaría por tierra los esfuerzos por mejorar la seguridad y la privacidad de la red social

Con esta investigación de la Comisión Federal de Comercio a las puertas, Facebook tiene motivos para preocuparse. Los expertos creen que la ruta más evidente para Facebook sería que WhatsApp o Instagram se convirtiesen en compañías independientes. Los ingresos publicitarios de Instagram crecen rápido: ya suponen más de un cuarto de la facturación total del gigante tecnológico.

"El caso más evidente para una posible división es Facebook, y creo que está en la mesa", defiende Gary Reback, abogado antimonopolio de Silicon Valley que ayudó a impulsar la demanda contra Microsoft hace tres décadas. "No creo que sea radical pensar que tengan que dividir Instagram o WhatsApp".

Apple 

Apple CEO Tim Cook testifying remotely in front of Congress in July. Apple CEO Tim Cook testifying remotely in front of Congress in July.
Apple CEO Tim Cook testifying remotely in front of Congress in July.

YouTube/House Judiciary

Los legisladores han acusado a Apple de usar la App Store para dejar en desventaja a su competencia, según el informe publicado a principios de año, por el cual el Departamento de Justicia también podría presentar una demanda contra el fabricante del iPhone.

Una crítica recurrente es a lo que muchos se refieren como la "tasa Apple". Apple exige a los desarrolladores una comisión del 30% para cada pago que se haga dentro de una app. Este ha sido un punto polémico para muchos, sobre todo para aquellos que compiten contra productos propios de Apple, como Apple Arcade o Apple Music, que no se ven obligados a sufragar esa comisión.

Spotify, competencia de Apple Music, presentó una denuncia contra dicha comisión, asegurando que este cargo permitía a Apple inflar artificialmente precios de su competencia, obligándola a hacer menos dinero de suscripciones con un coste similar.

Leer más: Apple One es la declaración de guerra definitiva de Apple: por qué su apuesta por las suscripciones será clave para su futuro

La comisión volvió a los titulares después de que Apple eliminase Fortnite, el popularísimo videojuego en línea, de su App Store. Esto ocurrió en agosto, cuando Epic Games, la desarrolladora, trató de saltarse esta cuota del 30%, provocando una nueva batalla legal.

Apple ha dicho que la exposición que los desarrolladores consiguen en el ecosistema de iPhone y iPad justifica el pago de esa comisión del 30%, y que esa cuota es similar a la que exigen otras distribuidoras digitales.

En el informe de la Cámara de los Representantes de principios de mes, los legisladores concluyeron que Apple también había favorecido sus propias apps preinstalándolas en sus dispositivos.

Un remedio que podría tomarse después de que se presente una demanda contra Apple es que la compañía se vea obligada a "abrir" su App Store a terceros, lo que permitiría a desarrolladores a descargar apps como ocurre en Android o PC. También se podría ver obligada a permitir métodos de pago alternativos que se salten la cuota, lo que podría implicar que la tecnológica pierda mucho dinero. Un análisis de la CNBC estimó que Apple logra unos 15.000 millones de dólares de su facturación de cerca de 300.000 millones anuales.

LEER TAMBIÉN: Localizan una red de bots de Telegram que generan desnudos falsos de mujeres a partir de cualquier foto con peligrosa facilidad

LEER TAMBIÉN: Los robots y la automatización amenazan a más de 800 millones de puestos de trabajo en todo el mundo

LEER TAMBIÉN: Jeff Bezos no quiere que Amazon se convierta en un "club de campo": cómo empuja a sus empleados a no conformarse

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día

    Más:

  1. Google
  2. Estados Unidos
  3. Facebook
  4. Amazon
  5. Apple
  6. Tecnología
  7. Trending