¿Ha tocado techo la inflación? El 'efecto escalón' anticipa una moderación en los próximos meses que podría ser un espejismo

Ilustración de inflación

Getty Images

Que la inflación ha tocado techo es el nuevo mantra que empieza a escucharse, y seguirá repitiéndose durante en las próximas semanas, al albur de los datos que vayan publicándose de la evolución de precios. 

Por lo pronto, los datos apuntan en esa dirección: si en julio la inflación se había disparado un 10,8% respecto a julio de 2021, en agosto los precios subieron un 10,5%, 3 décimas menos. La previsión es que la escalada de precios continúe frenándose durante los próximos meses.

Así lo pronostican fuentes del Ministerio de Economía, que vaticinan que la inflación "debería seguir esta senda de desaceleración en los próximos meses". 

Desde el Gobierno apuntan que esa moderación coincide "con la puesta en marcha de los paquetes de medidas del Gobierno, lo que demuestra la eficacia de las medidas adoptadas", y que, de hecho, si no fuera por estas, la inflación general superaría el 13%.

Guerra contra la inflación: ¿Funcionan las medidas anunciadas por el Gobierno?

También casas de análisis, como Funcas, prevén que la cuerda de precios vaya destensándose en los meses que vienen. "En el escenario central, la tasa de inflación se mantendrá por encima del 10% en julio y agosto. En los meses posteriores descenderá hasta situarse en torno al 8,6% en diciembre", afirman desde Funcas.

Pero aunque ciertamente medidas aprobadas por el Gobierno, como la excepción ibérica o el límite del 2% a la revalorización de alquileres, hayan contribuido a amortiguar la escalada de precios, Funcas apunta a otras posibles causas que explicarán la moderación de la inflación en los meses que vienen.

La primera tiene que ver con el abaratamiento de las materias primas. En las últimas semanas, materias primas como la gasolina o los cereales, que habían prendido fuego a la economía, han empezado a destensar la cuerda de precios. 

Estos productos llegaron a tocar máximos tras la invasión rusa de Ucrania. Ahora, por ejemplo, el barril de Brent cotiza más de un 36% por debajo de máximos, y la gasolina en España es un 11,4% más barata que en julio.

Pero el proceso se antoja lento; la gasolina sigue por encima de lo que cotizaba antes de la guerra, y el trigo todavía se vende casi al mismo precio que al inicio del conflicto. Además, el precio del gas sigue sin dar tregua en Europa, alcanzando máximos y anticipando un invierno en llamas.

Qué va a pasar con la economía en el segundo semestre: las ganas de vivir un verano histórico impulsan el crecimiento, pero se avecina un invierno complicado

Qué es el 'efecto escalón'

Si la inflación continúa moderándose en los próximos meses, tendrá más que ver con un efecto puramente estadístico: como los precios empezaron a dispararse a tasas muy altas a finales de 2021, y la comparativa es interanual, es inevitable que, aunque la inflación siga subiendo, parezca que se está moderando.

Es una suerte de espejismo. Durante los próximos meses, es posible que las tasas de crecimiento de la inflación dejen atrás el doble dígito, pero la causa no tiene por qué estar en un abaratamiento real de la cesta de la compra.

Agosto de 2021 fue el mes en que precisamente la inflación empezó a crecer por encima del 3%. Ese mes, los precios subieron un 3,3% interanual. Después de agosto, la inflación se descontroló hasta niveles no vistos en 30 años. Fue el comienzo de la escalada de precios.

,

En los meses que vienen, la inflación se medirá comparándola con la tasa registrada en el mismo mes del año anterior, pero si esa tasa ya alcanza magnitudes históricamente altas, la comparativa se verá amortiguada por una cuestión meramente estadística.

Es el llamado efecto escalón, y ya ocurrió en abril, cuando pareció por un momento que la inflación había tocado techo. En abril, la inflación se moderó al 8,4%, después de haber escalado al 9,8% en marzo. Entonces, la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, llegó a afirmar que ésta había tocado techo.

El efecto escalón ocurre cuando los precios han subido mucho en un periodo determinado, y una vez pasa un año desde que se registró el incremento, vuelve a moderarse su variación interanual.

La bajada de la inflación entonces, explica Funcas, "obedeció al descenso de los productos energéticos, como resultado de la caída de la electricidad y de los carburantes, y apoyada también en el final de un efecto escalón debido al fuerte incremento registrado el mismo mes del año pasado".

Otros artículos interesantes:

La cesta de la compra para sobrevivir a la inflación durará más allá de Navidad: así es el acuerdo que el Gobierno quiere impulsar con los gigantes de la alimentación para congelar precios en el supermercado

La economía es una veleta en plena borrasca: estos son los indicadores que anticipan el fin del ciclo expansivo, según los expertos

13 aberraciones que cometes al comprar en el supermercado en tiempos de inflación

Te recomendamos