Estas son las fotos de las monedas de 20 céntimos más valiosas: gana hasta 1.500 euros en una subasta online

Monedas de 20 céntimos
  • No pierdas de vista los céntimos que tienes en casa. Algunos de ellos pueden hacerte ganar mucho dinero en una subasta online.
  • Estas son las fotos de las monedas de 20 céntimos más valiosas: consigue hasta 1.500 euros en el mercado de colección.

No pierdas de vista los céntimos que tienes guardados en la cartera o desperdigados por casa. Algunas de estas monedas pueden costar una verdadera fortuna en el mercado de colección.

Seguro que ya sabes el valor de algunas pesetas antiguas. Los aficionados a la numismática pagan mucho dinero si son poco comunes o presentan desperfectos de impresión.

Pues con los céntimos ocurre igual, y no hace falta que sean especialmente viejos para ello. Basta con un fallo de acuñación para despertar el interés de los aficionados a las monedas.

 

Esas monedas que tienes en el bolsillo y que no te parecen nada del otro mundo te pueden hacer ganar mucho dinero. El problema suele ser diferenciarlas de aquellas que no tienen valor.

A continuación, se muestran las fotos de las monedas de 20 céntimos más valiosas; puedes conseguir hasta 1.500 euros si las vendes en el mercado de subasta.

Moneda de 20 céntimos de España del año 1999

20 céntimos de Cervantes

Esta es la moneda de 20 céntimos más valiosa que puedes vender en el mercado de subasta.Tiene un precio de 1.500 euros en las pujas numismáticas si su estado de conservación es perfecto.

La imagen de Cervantes que aparece en el reverso está impresa con un exceso de metal. Esto es difícil de ver en otras monedas. De ahí que su valor sea tan alto.

La moneda de 20 céntimos de Cervantes con exceso de metal fue acuñada en España en 1999, pero es difícil de encontrar, por lo que lo normal es que no la tengas en casa. En cualquier caso, harías bien en comprobarlo.

Moneda de 20 céntimos de Alemania del año 2002

20 céntimos de Alemania de 2002

Esta es otra de las monedas de 20 céntimos más valiosas en el mercado de subasta. Fue impresa en Alemania en el año 2002 y cuesta 900 euros en las pujas numismáticas.

Estas son las fotos de las monedas de 50 céntimos más valiosas: consigue hasta 1.000 euros en una subasta

Como puedes intuir en la imagen, este ejemplar está fabricado con un exceso de cobre, lo que provoca que se asemeje a una moneda de 5 céntimos. Se trata de un error raro, por eso su valor se dispara.

Moneda de 20 céntimos que parece de 5 céntimos

20 céntimos de cobre

Debes fijarte en la moneda que aparece a la izquierda de la imagen. Esta pieza de 20 céntimos tienen el mismo fallo de acuñación que la anterior: un exceso de cobre que provoca que su aspecto sea similar al de un ejemplar de 5 céntimos.

Cualquier moneda que tengas en casa y que presente este error tendrá un precio elevado. En este caso su coste se eleva hasta los 600 euros, pero podría ser más si encuentras un comprador muy interesado y su estado de conservación es perfecto.

Moneda de 20 céntimos de Eslovaquia del año 2009

20 céntimos de Eslovaquia

Es difícil que poseas esta moneda. Se trata de una pieza de 20 céntimos que fue acuñada en Eslovaquia en el año 2009 como parte de una edición especial.

El material utilizado es el oro nórdico y su espesor aumenta hasta los 2,38 mm. Su peso también es más alto de lo habitual: hasta 7,80 g.

Estos son los detalles que hacen que su precio pueda ser de 150 euros en algunas pujas online.

Moneda de 20 céntimos de Países Bajos del año 2002

20 céntimos de Países Bajos

Este ejemplar de 20 céntimos fue acuñado en Países Bajos en el año 2002. 

Su principal peculiaridad es que el borde no es uniforme ni rectangular, sino semicircular. Esto hace que su precio llegue a los 100 euros en algunas pujas online, siempre y cuando su estado sea bueno.

Otros artículos interesantes:

Estas monedas de 2 céntimos te pueden hacer ganar 1.000 euros

Esta es la foto de la moneda de 50 pesetas con la que puedes ganar 600 euros

Estas monedas de 25 pesetas pueden hacerte ganar hasta 480 euros

Te recomendamos