El gas que enviará Estados Unidos a Europa sólo suplirá un 10% del que enviaba Rusia, ¿de dónde saldrá el resto?

Planta de gas natural licuado en Maryland (Estados Unidos).
Planta de gas natural licuado en Maryland (Estados Unidos).

Reuters

Europa se afana, casi contrarreloj, en reducir la dependencia energética de Rusia. La invasión de Ucrania por parte del país presidido por Vladímir Putin ha acelerado la búsqueda de una solución a un problema que no es, ni mucho menos, novedoso. 

Y la primera medida ha sido acordar con Estados Unidos un aumento en el envío de gas natural licuado (GNL) desde este país a Europa. 

En concreto, acrecentará sus exportaciones de gas al Viejo Continente en 15.000 millones de metros cúbicos. Lo que sumado a los 21.000 millones que enviaron en 2021, harán un total cercano a los 40.000 millones. 

Pero Rusia envía cada año 155.000 metros cúbicos de gas a Europa. Es decir, el incremento de lo que exportará Estados Unidos (15.000 millones) no llega a cubrir ni el 10% del total que tenía origen ruso.

Rusia tiene una reserva de oro de 126.000 millones de euros, pero nadie quiere comprarla

¿De dónde saldará el resto para tratar de seguir reduciendo la dependencia energética de Rusia? Pues no está nada claro. 

De momento, como apuntan en El País, la Unión Europea (UE) está ya negociando con países como Qatar o Noruega. 

De hecho, el ministro de Economía y Clima de Alemania (país de Europa que más depende del gas ruso) ha viajado a Qatar y a Emiratos Árabes Unidos para tratar de llegar a ententes que le garanticen el suministro que quiere dejar de comprarle a Putin. 

No está de más recordar que Rusia se lleva, al día, 800 millones de euros de Europa por el pago del gas y del petróleo

Europa quiere reducir en 2 tercios las compras de gas de Rusia en 2023

El acuerdo entre Europa y Estados Unidos para aumentar las ventas de gas natural licuado forma parte del proyecto REPowerEU, que fue presentado por la Comisión Europea el pasado 8 de marzo de 2022.

El objetivo del mismo es que Europa reduzca a cero las compras de combustibles fósiles rusos antes de 2030, empezando por el gas: el primer reto es haber apocado en 2 tercios la dependencia gasística en 2023.

“Debemos independizarnos del petróleo, el carbón y el gas rusos. No podemos confiar en un proveedor que nos amenaza explícitamente. Necesitamos actuar ahora para mitigar el impacto del aumento de los precios de la energía, diversificar nuestro suministro de gas para el próximo invierno y acelerar la transición a la energía limpia”, afirmó von der Leyen.

Así están las reservas de gas en España: ¿hay riesgo de desabastecimiento por la invasión de Rusia a Ucrania?

Para ello, la Comisión Europea presentará en abril una propuesta legislativa que exija que el almacenamiento subterráneo de gas natural en toda la UE se llene hasta al menos el 90 % de su capacidad antes del 1 de octubre de cada año. 

La propuesta implicará el seguimiento, la aplicación de los niveles de llenado y la construcción de acuerdos de solidaridad entre los Estados miembros.

Otros artículos interesantes:

Cómo ahorrar en la factura de la luz: consejos para gastar menos en electricidad en 2022

Una casa prefabricada con materiales sostenibles que sólo gasta 32 euros al mes en electricidad

Pagar el gas de Rusia en rublos: ¿puede Europa hacer frente al último órdago de Putin?

Te recomendamos