Pasar al contenido principal

Del Bernabéu a la Pedrera o El Corte Inglés: el lujo y los emblemas turísticos de Madrid y Barcelona ya acusan la caída en la llegada de visitantes chinos por el coronavirus

Turistas chinos en la Sagrada Familia
Turistas chinos en la Sagrada Familia Reuters
  • La crisis del coronavirus ha provocado una caída en la llegada de turistas chinos a múltiples destinos españoles y su repercusión va más allá del sector turístico.
  • Las ventas de las marcas de lujo, a menudo incluidas en la ruta turística de los visitantes llegados del gigante asiático, ya se están resintiendo.  
  • Centros comerciales que reúnen a las enseñas más exclusivas como El Corte Inglés de Paseo de la Castellana y de Serrano, en Madrid, constatan tanto en sus pasillos como en sus ventas el impacto del coronavirus, que está provocando importantes cancelaciones entre las empresas en el Mobile World Congress por miedo al contagio.
  • También atracciones turísticas como el estadio Santiago Bernabéu o La Pedrera en Barcelona empiezan a notar el efecto.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
Coronavirus

No son uno o dos los autobuses, generalmente, negros que diariamente hacen paradas en los principales puntos comerciales de ciudades como Madrid y Barcelona con grupos de turistas de origen chino a bordo. Este ir y venir que se repite varias veces a lo largo día atraviesa ahora un paréntesis con la crisis del coronavirus como telón de fondo. 

“Es raro que estén cinco personas de pie sin atender a nadie”, apuntan fuentes cercanas a una de las firmas de lujo que alberga El Corte Inglés de Paseo de la Castellana en declaraciones a Business Insider España. “No hay casi turistas chinos. Se ha notado muchísimo”. 

Loewe, Louis Vuitton, Rolex, Suarez o Coach son algunas de las marcas más populares en el itinerario que siguen los visitantes asiáticos. Sin embargo, como la epidemia del coronavirus ha provocado que muchas aerolíneas, entre ellas Iberia, suspendan temporalmente sus vuelos a China, el negocio de estas enseñas ha empezado a resentirse. 

“Sólo espero que no se note mucho en las ventas y que no nos afecte a nosotros. Claro que, si no hay vuelos, tampoco pueden venir”, analiza otra fuente cercana a los grandes almacenes. 

Leer más: El MWC no dejará entrar a ningún ciudadano chino que no haya salido ya del país y otras 14 medidas adicionales de la GSMA para luchar contra el coronavirus

Ha sido el veto del Gobierno chino a los viajes turísticos organizados desde y a China el que ha interrumpido el flujo de turistas del gigante asiático. La crisis del coronavirus tendrá un efecto directo en el turismo en los meses de febrero, marzo y abril, alejándolo del millón de visitantes chinos que se estimaba alcanzar en España este ejercicio, según pronostica Rafael Cascales, presidente de la Asociación de Turismo España China (Atec).

Las aerolíneas han cancelado sus vuelos al país asiático. Iberia, sin ir más lejos, lo ha hecho hasta el próximo mes de abril pero también lo han hecho la británica British Airways o American Airlines, que ha suspendido sus viajes hasta el próximo 27 de marzo. En España, el tráfico aéreo procedente de China y Hong Kong se sitúa en unos 794.000 viajeros al año y representa el 0,2% del total. Sin embargo, el poder adquisitivo de estos visitantes es muy elevado y el consumo medio de estos visitantes en las tiendas es de 100 euros por persona, según Aena.   

Así es que, si hay una sensación reinante en el interior del buque insignia de El Corte Inglés en Paseo de la Castellana, es que el centro no puede permitirse una caída de las ventas. No sólo es el establecimiento con mayor número de marcas de lujo, sino también el que más visitantes extranjeros atrae. Sin embargo, ya se ha dejado notar el descenso de viajeros chinos y, por tanto, de su consumo. Y todo ello pese a que, en los últimos días, ha tenido lugar el Año Nuevo Chino, periodo en el que los habitantes del gigante asiático acostumbran a viajar.

Parece, además, "que han quitado los autobuses que llegaban varias veces al día con 80 turistas chinos”, se rumorea en los pasillos del centro. 

Leer más: Coronavirus y Mobile World Congress: los expertos explican por qué no debes tener miedo de la enfermedad si vas a la feria

En el establecimiento de El Corte Inglés en la calle Serrano, otro enclave estratégico para la compañía en la capital, el impacto no se ha notado tanto, según fuentes cercanas al centro.

Si ambos se caracterizan por algo es por la elevada presencia de marcas de lujo que se convierten en un reclamo para las billeteras de los viajeros chinos. “Son centros con una gran variedad de marcas”, indican fuentes cercanas a la compañía. Los visitantes llegan atraídos por las grandes firmas y convierten su paseo por los centros comerciales en un dispendio económico. O, al menos, así era hasta ahora. 

No es un secreto que la crisis del coronavirus ha propiciado una caída en la afluencia del turistas chinos en múltiples destinos y España no es una excepción. Su impacto se ha dejado sentir en las principales ciudades del mundo, pero la repercusión va más allá del mero flujo de turistas. Una menor afluencia de visitantes chinos implica menos compras, especialmente para las marcas de lujo, y, como consecuencia, una caída en las ventas de las empresas del sector. Y la tendencia se replica en todo el globo.

Leer más: Amazon cancela su participación en el Mobile World Congress por el coronavirus

La misma suerte corren otras actividades turísticas. El propio Santiago Bernabéu sufre una bajada de visitantes chinos. Se trata de un descenso dentro de una actividad que acostumbra a ser, en cierta manera, la estrella de las rutas para viajeros. 

“Se ha notado una pequeña reducción pero poco por el momento”, señalan fuentes de cercanas al estadio a Business Insider España. Si bien el impacto es, todavía, incipiente, ya se ha vivido alguna que otra escena cuanto menos rocambolesca derivada de un malentendido y, en definitiva, por el miedo al contagio.

Pero si Madrid es uno de los principales destinos turísticos para los visitantes chinos, su ciudad favorita para comprar artículos de lujo es Barcelona. Quien más quien menos recuerda las largas colas de visitantes del gigante asiático en Paseo de Gràcia. O las aceras bloqueadas por los selfies de los turistas en la Sagrada Familia.

En Barcelona, parece que la cifra de visitantes chinos también ha menguado. Fuentes cercanas a la Pedrera confirman que este año la afluencia de turistas del gigante asiático durante el Año Nuevo Chino fue menor, pese a tratarse de un periodo en el que suelen concurrir muchos visitantes. "De hecho, en Barcelona ha bajado el turismo en general", sostienen fuentes cercanas en declaraciones a Business Insider España.

"China ha tomado medidas y ha aplicado restricciones de viaje en respuesta al coronavirus, hecho que tendrá un impacto directo en el número de turistas chinos que tenían previsto visitar España (y Europa)", augura Jorge Esteban, responsable de la compañía de devolución de impuestos Planet en España. "Como ocurre con cualquier restricción de viaje, ya sea causada por una pandemia (como la epidemia de Síndrome Respiratorio Agudo Severo-SARS en 2003) o por un desastre natural (como las erupciones volcánicas de 2010 en Islandia), es probable que se produzca un impacto en el número de visitantes, pero éste suele venir acompañado de un fuerte retorno o recuperación".

Leer más: Qué se juega Barcelona si el MWC se cancela por el coronavirus: 500 millones de euros en ingresos, 5 en subvenciones y 14.000 empleos temporales

Esteban se remite a las cifras que maneja la compañía de devolución de impuestos y que apuntan que los compradores chinos se encuentran entre los visitantes con mayor gasto en Europa. Sin embargo, el directivo es optimista, ya que considera que cualquier posible disminución de las ventas a corto plazo, en particular durante el Año Nuevo chino, podría verse contrarrestada más adelante en el año durante la Golden Week, una importante festividad china que suele estar marcada por altos volúmenes de gasto internacional.

Según los datos de Planet, China continuó dominando las ventas libres de impuestos (tax free) en España en 2019 y concentró un 25% del total de los visitantes que visitan nuestro país. De media, el turista chino gasta 1.086 euros en España, según los datos de la Encuesta de Gasto Turístico (Egatur) de noviembre de 2019. 

Los visitantes del gigante asiático destinan a compras en torno a 558 euros de media, indica Egatur. El 47% va a marcas de lujo, el 20% a grandes almacenes, el 8% a relojes y joyería, y el 5% a ropa. El ticket medio del visitante chino fue de 560 euros en 2019, según Planet. Una cuantía sólo superada por Taiwán y Estados Unidos.

Leer más:  Wuhan se está quedando sin comida, los hospitales están desbordados y los extranjeros están siendo evacuados a toda prisa tras una semana de cuarentena por el coronavirus

Hasta un tercio de las compras de lujo se produce durante los viajes y, en este cómputo, el 68% de los viajeros de elevado poder adquisitivo son asiáticos, principalmente de China, o bien procede del Golfo Pérsico, apuntaba la compañía de tax free Global Blue, en su informe sobre compras de lujo.

La repercusión del coronavirus en el sector retail existe y no sólo en España. La pasada semana, la cadena británica Burberry advertía de que la epidemia del coronavirus en China tendrá un impacto en sus cuentas por el cierre de casi la mitad de sus tiendas en el país asiático; el resto, mientras, funciona con horario reducido. Pese a ello, el número de visitantes a estos establecimientos ha caído. Una tendencia que afecta, principalmente, a las ventas en China Continental y Hong Kong.

Y además