Pasar al contenido principal

La gente en San Francisco está alquilando a desconocidos sus Teslas para poder comprarlos

People in San Francisco are leasing their Teslas and supercars to strangers in order to afford owning a car in one of the most expensive cities in America
Eric Risberg/AP
  • El alquiler de coches entre particulares no solo está cambiando la movilidad, también es una manera de fomentar la propiedad privada de un coche. 
  • Los propietarios pueden obtener ingresos extra de un coche que, de media, está el 97% del tiempo parado.
  • En San Francisco, donde como en muchas otras ciudades un aparcamiento puede costar mucho más que un vehículo, el alquiler de coches entre particulares ya es casi un fenómeno de masas.

Las aplicaciones que posibilitan alquilar coches entre particulares están cambiando la economía del coche particular en ciudades como San Francisco.

Los propietarios de automóviles colocan sus coches en una plataforma llamada Turo y los alquilan por día.

La compañía dice que el propietario medio de San Francisco obtiene 672 euros al mes con Turo, más que suficiente para cubrir el la letra y los otros gastos de tener un vehículo en esa ciudad.

Un propietario asegura que su nuevo Tesla Model 3 le cuesta prácticamente nada porque recupera el costo al alquilarlo a extraños a través de esta aplicación.

Business Insider habla con Veronica Tran y su novio, quienes estaban lejos de comprar un Tesla Model 3.

A un precio base de 35.000 dólares, el coche eléctrico es el más asequible en el concesionario de Tesla, pero en sí tampoco es barato.

Leer más Los coches más fiables de 2018 en cada categoría

La pareja vive en San Francisco, una de las ciudades más caras para tener coche de los EE.UU., por donde la gente generalmente se desplaza en tren o en coches de Uber.

"Como no lo conduciríamos todo el tiempo, pensamos en ponerlo en alquiler en Turo mientras no lo manejemos", asegura Tran. "Eso es lo que nos ayuda para poder pagar el Tesla".

Ella alquila el automóvil a desconocidos seis días a la semana a través de la aplicación, un servicio de intercambio de persona a persona descrito como el "Airbnb de los coches".

"Alquilar el Tesla en Turo paga el garaje, el préstamo que pedimos para comprar el automóvil y el seguro. Cubre todos los costes", asegura Tran.

Esta app de alquiler de coche entre personas está cambiando la economía de tener un coche particular en ciudades como San Francisco. Los propietarios de automóviles colocan sus vehículos en la app y los alquilan por día. Pueden cobrar de 29 a 200 dólares día según la marca y el modelo.

Otro usuario reconoce haber ganado 40.000 dólares el año pasado alquilando su Tesla Model X 2016 con esta aplicación

El área de la bahía de San Francisco es uno de los mercados más grandes para Turo, que ya tiene presencia en más de 56 países y 5.500 ciudades. Dado el alto coste de la vida, no es sorprendente que los residentes hicieran todo lo posible para poder costearse la propiedad de su coche.

Leer más 8 cosas de conducir un Tesla que la mayoría de la gente desconoce

En una encuesta de usuarios de Turo, la compañía les preguntó a los dueños qué hacen con el dinero que ganan. Más de la mitad contestó que pagar el préstamo o el alquiler de su turismo, mientras que alrededor de un tercio dijeron que aumentaron sus ahorros.

Michael Quinn, el principal gestor de contenidos de la empresa hotelera Lyric, arrendó un 2017 Subaru Forester para ir a Palo Alto, pero descubrió que lo estaba usando mucho menos de lo que esperaba. En lugar de dejarlo inactivo, decidió comenzar a alquilarlo.

Promedia una o dos reservas por semana, dice, y así cubre todos los gastos de su SUV.

"Es como tener un coche gratis en la ciudad", asegura Quinn.

Tran pertenece al grupo de usuarios de Turo, el 23% de los encuestados, que usan sus ganancias de Turo para comprar un automóvil adicional para poner también en el servicio.

El Model S de Tesla es el modelo de automóvil más popular en el área de la bahía de San Francisco, según Turo, seguido del Tesla Model X y del BMW Serie 3. Desde su lanzamiento a producción limitada el año pasado, el Tesla Model 3 también tiene fuerte demanda.

"Hay gente que solo lo quiere para hora porque quieren probarlo", dice Tran sobre su Model 3, agregando que esos son sus alquiladores favoritos porque pasan muy poco tiempo en su coche y así la posibilidad de que tengan un accidente es mucho más baja.
 

One Turo host in San Francisco (not pictured) said he earned $40,000 last year by renting his 2016 Tesla Model X to strangers via the app.
Un usuario de Turo dice haber ganado 40.000 dólares en 2017 alquilando su coche con ellos. Shutterstock

Tran ofrece a los clientes la opción de pagar un extra por la entrega puerta a puerta —por la que les cobra 100 dólares—. Tran trabaja como freelance, por lo que su agenda le permite irse a mitad del día para dejar o recoger el Tesla. Turo no requiere que los propietarios ofrezcan entregas en mano, aunque dice que mejora sus posibilidades de alquilar.

Tran no ofrece la entrega de su primer auto, un Toyota Corolla, que también está en Turo, porque dice que su marca y modelo no justifican un gran cargo en la entrega.

Leer más El vehículo de reparto eléctrico hecho en Sevilla que probará Carrefour y limpiará a su paso el aire del centro de Madrid

Además, este es el mayor inconveniente de usar Turo, según Tran. Pues a veces, una persona reserva uno de sus coches dentro de unas horas de la reserva y tiene que dejar lo que está haciendo para cumplir con ellos. Turo acaba de anunciar una función diseñada para permitir a los dueños desbloquear sus vehículos de forma remota al instante a través de la app, pero todavía no está disponible. 

Si un inquilino arruina su automóvil, como durante un viaje de esquí en su Corolla, Tran tiene la opción de cobrarles por la limpieza. Solo tiene que proporcionar a Turo fotos del antes y después del interior del vehículo para realizar esa transacción.

Quinn asegura que todavía no ha tenido una mala experiencia alquilando su coche a desconocidos.

"Realmente han sido experiencias positivas. Creo que mi favorita fue alquilar mi coche a una familia que necesitaba un SUV más grande para visitar a sus parientes", dice. 

Y agregó: "Estaban tan agradecidos y cuidaron tan bien el coche. Fue conmovedor ayudarlos a que ese viaje sucediera".

Te puede interesar