Robots camareros, mamparas de cristal y mesas dentro de invernaderos: la experiencia de comer fuera se transforma en tiempos de coronavirus

Maniquíes para rellenar la falta de aforo en un restaurante de Vilna, Lituania, durante la crisis del coronavirus.
Maniquíes para rellenar la falta de aforo en un restaurante de Vilna, Lituania, durante la crisis del coronavirus.
Ints Kalnins

Reuters

  • Los restaurantes buscan alternativas para la reapertura, de modo que los clientes puedan disfrutar de la experiencia con las medidas de seguridad necesarias. 
  • No solo en España, el sector global de la hostelería se ha visto afectado por la pandemia. En Estados Unidos, la restauración ha perdido más de 73.300 millones de euros. En Reino Unido, el 97% de los ingresos, según la cadena CNBC
  • Bares y restaurantes exploran la forma de rentabilizar su negocio pese a las restricciones de aforo. Algunas propuestas para garantizar la comodidad de los clientes son: rellenar espacios con maniquíes y decoración, dar el servicio con robots o aislar cada mesa bajo un invernadero. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Bares y restaurantes de todo el mundo están buscando las alternativas para reabrir su negocio de forma segura, mantener la experiencia de usuario y rentabilizar la nueva organización, con las restricciones de aforo. 

El sector de la hostelería ha sido uno de los grandes damnificados de la pandemia. Además de España, la industria global ha registrado pérdidas millonarias. En Estados Unidos, el negocio se ha dejado más de 73.300 millones de euros durante la crisis del COVID-19, según la CNBCEn Reino Unido, los ingresos provenientes de esta actividad se han reducido el 97%.

La preocupación esencial de los hosteleros es garantizar la salud de los empleados y clientes. Pero además, es necesario que los comensales se sientan cómodos y disfruten de la experiencia de acudir a un restaurante. 

Más allá de las medidas básicas, como el distanciamiento social, la separación de las mesas o la reapertura exclusivamente de las terrazas y espacios exteriores, se exploran nuevas soluciones. Algunas, realmente originales. 

Maniquíes para hacer bulto en los restaurantes

Dos maniquíes en un bar de Vilna, en Lituania, durante el coronavirus.Dos maniquíes en un bar de Vilna, en Lituania, durante el coronavirus.
Dos maniquíes en un bar de Vilna, en Lituania, durante el coronavirus.
Ints Kalnins

Reuters

Una de esas propuestas consiste en colocar maniquíes en los espacios libres para reducir la sensación de que bares y restaurantes se encuentran a baja capacidad. Es lo que ha hecho un bar en Vilna, Lituania. 

El país está reabriendo los establecimientos, pero siempre manteniendo la distancia social. En muchos casos, los interiores parecen estar casi vacíos y el ambiente queda desangelado. Por ello, este negocio ha decidido hacer bulto con los maniquíes y ocupar los espacios entre mesa y mesa, según Euronews

También, con el mismo fin, la decoración será esencial, desde maceteros, a todo tipo de menaje o animales disecados para rellenar el espacio. 

 

Robots como alternativa a los camareros

Un robot para servir la comida en un restaurante de Shanghái, China, durante la crisis del coronavirus.Un robot para servir la comida en un restaurante de Shanghái, China, durante la crisis del coronavirus.
Un robot para servir la comida en un restaurante de Shanghái, China, durante la crisis del coronavirus.
Aly Song

Reuters

Otra de las cuestiones a resolver es cómo mantener la higiene y la distancia de seguridad, sin que los establecimientos parezcan centros sanitarios. Para evitar el contacto, se propone que sean los robots quienes sirvan las mesas.

Es el caso de un restaurante chino, en Shanghái, donde los robots y camareros trabajan indistintamente atendiendo a los comensales. 

Aunque hay alternativas menos costosas. Por ejemplo, instalar mesas auxiliares al lado de las de los clientes. El camarero deja los platos en la superficie de apoyo y los comensales se sirven los platos, con el objetivo de poder asegurar la distancia social

 

Mesas bajo invernaderos

Un restaurante de Ámsterdam coloca las mesas bajo invernaderos para asegurar la distancia social durante el coronavirus.Un restaurante de Ámsterdam coloca las mesas bajo invernaderos para asegurar la distancia social durante el coronavirus.
Un restaurante de Ámsterdam coloca las mesas bajo invernaderos para asegurar la distancia social durante el coronavirus.
Eva Plevier

Reuters

En ese sentido, un restaurante de Ámsterdam ha aislado cada mesa bajo una especie de invernadero, según The Washington Post. Es decir, los comensales están dentro de una estructura transparente. El bar están lleno de esas pequeñas unidades, individuales para cada cliente o grupo. 

La idea de los invernaderos surge de acuerdo al tipo de comida que se sirve en el establecimiento. En el local preparan comidas vegetarianas. Además, una tabla de madera alargada se coloca encima de la mesa para que lleguen los platos a los comensales, también evitando un contacto próximo con los camareros. 

Llevar las mesas a azoteas

Getty Images

El distanciamiento social es una de las claves para rentabilizar el negocio. A partir de un número de mesas compensa dar el servicio y, por debajo de esa cifra, no se generan beneficios suficientes. Por ello, una compañía londinense que tiene establecimientos en todo el mundo se plantea llevar sus mesas a las azoteas de los edificios donde se ubican sus restaurantes. 

Es una solución para muchos locales que no tienen espacios exteriores. Estos tienen más dificultades para reabrir y asegurar la distancia e higiene. 

Comer entre mamparas

Manuel Gil, fundador de Llenatubar, junto a una empleada en una de las mesas con mamparas de su restaurante en Leganés.Manuel Gil, fundador de Llenatubar, junto a una empleada en una de las mesas con mamparas de su restaurante en Leganés.
Manuel Gil, fundador de Llenatubar, junto a una empleada en una de las mesas con mamparas de su restaurante en Leganés.
Reuters

En Madrid, un bar propone comer entre mamparas de metacrilato, que separan a los comensales. Se trata de una alternativa para no contagiar el virus y que los clientes puedan seguir viéndose. 

Esta propuesta será de gran utilidad en la fase 2, en la que podrán abrir todos los bares y restaurantes. De momento, solo están volviendo a la actividad los que tienen terrazas y espacios al exterior. 

Pedir con el móvil

La startup Let's Order permite hacer la comanda con el móvil vía código QR.La startup Let's Order permite hacer la comanda con el móvil vía código QR.
La startup Let's Order permite hacer la comanda con el móvil vía código QR.

Let's Order

Más opciones pasan por pedir la comanda a través del móvil. Se elimina la carta física y se reducen los contactos con el camarero, dado que este únicamente se dedica a llevar la comanda. 

Una startup española propone hacerlo a través de un código QR, que además de pedir, permite pagar, sin necesidad de descargar una aplicación. 

Medir la temperatura, generadores de Ozono y aspersores verticales

Una trabajadora de un Starbucks en Pekín utiliza un termómetro para medir la temperatura de un cliente en medio del brote del coronavirus.Una trabajadora de un Starbucks en Pekín utiliza un termómetro para medir la temperatura de un cliente en medio del brote del coronavirus.
Una trabajadora de un Starbucks en Pekín utiliza un termómetro para medir la temperatura de un cliente en medio del brote del coronavirus.
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

La iniciativa Llena tu bar explora todo tipo de soluciones de seguridad, desde las mamparas, hasta generadores de ozono, un control de temperatura en la puerta y un acceso al establecimiento pasando por unos aspersores verticales. 

Se trata de un arco de desinfección con una vaporización de agua tratada con ozono que no es perjudicial para la salud, según el responsable de la propuesta.

Medidas para los empleados

Una empleada de un restaurante de Atenas, Grecia, mientras trabaja con guantes y mascarilla por el coronavirus.Una empleada de un restaurante de Atenas, Grecia, mientras trabaja con guantes y mascarilla por el coronavirus.
Una empleada de un restaurante de Atenas, Grecia, mientras trabaja con guantes y mascarilla por el coronavirus.
Costas Baltas

Reuters

Hostelería Madrid, una asociación de hosteleros de la región, ha hecho una guía de buenas prácticas para el personal en tiempos de coronavirus. Por ejemplo, los camareros no podrán salir a fumar con el uniforme o desplazarse fuera del bar con el mismo.

También se recomienda que la plantilla no use sus móviles u objetos personales durante el servicio. Según la misma asociación, el 10% de las terrazas de la comunidad abrirán en la fase 1, que ha comenzado este lunes. Un 60% esperará hasta la próxima fase y, el 30% restante, a la tercera. 

LEER TAMBIÉN: Los 'jefes' de los rastreadores del coronavirus revelan las técnicas que usan para que contagiados, sospechosos y escépticos colaboren: "Tenemos muy poco tiempo para ganarnos su confianza"

LEER TAMBIÉN: El sector de lujo se lanza a por los clientes locales tras la caída del turismo chino para intentar mitigar la sangría de ventas

LEER TAMBIÉN: La startup catalana Compettia bate su récord de ventas en la pandemia: BBVA, Samsung o Prada recurren a sus apps de juegos para formar a sus empleados durante el confinamiento

VER AHORA: Hay mundo más allá de los perfiles tecnológicos: estas son las habilidades más demandadas ahora mismo, según el CEO de LinkedIn España

    Más:

  1. Restauración
  2. Salud
  3. Coronavirus
  4. Top
  5. Trending