Pasar al contenido principal

Así funciona Cliu: la mascarilla inteligente creada por un español que puede desinfectarse sola, medir la calidad del aire y localizar focos de coronavirus

Mascarilla Cliu
Cliu

Las mascarillas forman ya parte del día a día de la población. En España es obligatoria prácticamente en todo el territorio, después de que la Comunidad de Madrid decidiese aplicar también esta normativa.

Existen diferentes tipos de mascarilla: quirúrgicas, higiénicas, FFP2, FFP3, y también las que tienen válvula. Otra cuestión importante a tener en cuenta es conocer el tiempo máximo de uso de este material, ya que de lo contrario puede perder efectividad para frenar los contagios.

Este tipo de aspectos son los que pretende solucionar Cliu, la nueva mascarilla inteligente creada por un español. Entre sus propiedades destaca la capacidad de desinfectarse por sí misma, la medición de la calidad del aire y la detección de nuevos focos de contagio de COVID-19, tal y como se detalla en la web oficial de este producto.

Leer más: La OMS advierte de que la pandemia es una ola continua y no será estacional

La mascarilla Cliu es un invento desarrollado por un equipo multidisciplinar de jóvenes afincados en Italia. Entre ellos se encuentra un español: Álvaro González Romero-Domínguez, de origen oscense pero con residencia actual en la localidad italiana de Palermo.

Hay que destacar que la parte frontal de la mascarilla es transparente y deja la boca a la vista, por lo que las personas con dificultades auditivas lo tienen más fácil a la hora de entablar conversación. Esta zona se abre y se cierra herméticamente con unos imanes, así el usuario puede comer y beber tranquilamente sin tener que quitársela.

También es una mascarilla amigable con el medio ambiente, porque se puede utilizar en numerosas ocasiones y además posee unos filtros antimicrobianos y bioactivos que no hacen daño al entorno.

Existen 2 modelos de Cliu: el básico, cuyo precio es de 90 euros, y el avanzado, que dispone de bluethooth, altavoz y sensores que miden la calidad del aire y alertan de la presencia de posibles focos de coronavirus alrededor del usuario. El precio en este último caso es de 250 euros.

Puedes reservarla ya por internet, aunque no está previsto que empiecen a producirse hasta dentro de un mes. Si se cumple este plazo se pondrán a la venta en el mes de octubre.

Y además