Pasar al contenido principal

La pandemia puede provocar una crisis de salud mental a nivel mundial, advierte la ONU

Dos enfermeras se abrazan en la entrada del hospital Severo Ochoa de Leganés durante un homenaje a un compañero que ha fallecido por la pandemia del coronavirus.
Dos enfermeras se abrazan en la entrada del hospital Severo Ochoa de Leganés durante un homenaje a un compañero que ha fallecido por la pandemia del coronavirus. REUTERS/Susana Vera
  • La ONU advierte de que se avecina una crisis de salud mental ya que millones de personas en todo el mundo están afrontando pérdidas de seres queridos, enfermedades, aislamiento, pobreza y ansiedad a raíz de la pandemia de COVID-19.
  • La OMS ha presentado un informe donde se destacan varias regiones y segmentos de la población más vulnerables a sufrir esta situación.
  • Además, la organización insta a los gobiernos a que incorporen la atención a la salud mental a las estrategias para combatir el COVID-19, dado que el gasto promedio nacional en ella es solo del 2%.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La Organización de Naciones Unidas advierte que se avecina una crisis de salud mental a medida que millones de personas en todo el mundo están afrontando pérdidas de seres queridos, enfermedades, aislamiento, pobreza y ansiedad a raíz de la pandemia de COVID-19.

Leer más: Las teorías de la conspiración del coronavirus que protagonizan las protestas en Alemania: vacunas para implantar chips de control mental, Bill Gates y la creación de un gobierno global

"El aislamiento, el miedo, la incertidumbre, la crisis económica... Todos causan o podrían causar angustia psicológica", dijo Devora Kestel, directora del departamento de salud mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Kestel dijo que es probable que se produzca un aumento en el número y la gravedad de las enfermedades mentales, y que los gobiernos deberían tomar medidas para afrontarlo.

"La salud mental y el bienestar de sociedades enteras se han visto gravemente afectados por esta crisis y son una prioridad que debe abordarse con urgencia", dijo.

Para ello, la OMS ha presentado un informe y una guía sobre el COVID-19 y la salud mental donde se destacan varias regiones y segmentos de la población más vulnerables a sufrir angustia mental, incluidos niños y jóvenes aislados de sus amigos, personal sanitario que está viendo la realidad de la enfermedad atendiendo a diario a miles de pacientes infectados y otros que mueren a causa del coronavirus.

Los estudios y encuestas emergentes ya muestran el impacto del COVID-19 en la salud mental a nivel mundial

Los psicólogos dicen que los niños se sienten ansiosos y se han registrado aumentos en los casos de depresión y ansiedad en varios países.

Además, la violencia doméstica está aumentando, y los sanitarios informan de una mayor necesidad de apoyo psicológico.

Leer más: La crisis del coronavirus provocará 7 millones de embarazos no deseados y 31 millones de casos de violencia de género, según la ONU

El informe de la OMS revela que muchas personas están angustiadas por los impactos inmediatos en la salud y las consecuencias del aislamiento físico, mientras que muchas otras tienen miedo a la infección, la muerte y la pérdida de seres queridos.

El aislamiento social y la reducción tanto de la actividad física como de la estimulación intelectual aumentan el riesgo de deterioro cognitivo y demencia en las personas mayores, según la OMS.

Otro gran problema es que millones de personas han perdido o corren el riesgo de perder sus ingresos económicos.

Por otro lado, la desinformación y la incertidumbre sobre cuánto tiempo durará esta situación también aumenta la ansiedad entre la población.

La OMS indicó a los diferentes gobiernos cómo reducir este sufrimiento y mitigar los costes sociales y económicos a largo plazo. Estos incluyeron proporcionar "salud mental de emergencia" a través de terapias remotas como el asesoramiento psicológico para el personal sanitario y trabajar de manera proactiva con personas que se sabe que tienen depresión y ansiedad, y con aquellos con alto riesgo de sufrir problemas domésticos, violencia y pobreza.

La ONU insta a los gobiernos a que incorporen la atención a la salud mental a las estrategias para combatir el COVID-19, dado que el gasto promedio nacional en ella es solo del 2%.

Y además