Los mejores remedios caseros para el dolor de pies: así puedes calmar los pies hinchados, doloridos o secos

Remedios caseros para el dolor de pies

Getty Images

Existen bastantes remedios caseros para aliviar el dolor de pies o combatir los pies secos, hinchados y doloridos después de una jornada de calor asfixiante, de muchas horas trabajando de pie o de una actividad física intensa. 

Según Medline Plus, las principales causas del dolor de pies son el envejecimiento, el sobrepeso, estar de pie durante períodos de tiempo prolongados, lesiones, zapatos mal ajustados o que carecen de mucha amortiguación, traumas y golpes, caminar demasiado o determinados deportes. 

A su vez, muchos problemas de salud pueden originar dolor en los pies: la artritis y la gota, los juanetes, los callos, las fracturas, la fascitis plantar, los esguinces, las verrugas plantares, el ddaño nervioso causado por la diabetes o la tendinitis.çç

8 alimentos con los que combatir la retención de líquidos y el aumento de peso que esto conlleva

Seguramente tú hayas sufrido este mal: llegar a casa a última hora del día después de tu jornada laboral y percibir el inmenso alivio de descalzarte y ponerte las zapatillas. Si habitualmente se te hinchan los pies, te duelen los talones o los tobillos o tienes las plantas secas, existen varios remedios de la abuela que te resultarán de gran utilidad.

Además, si pisas mal, el problema se agravará. El dolor de pies es más común en los pies con mucha pronación —con tendencia a aplanarse—, o aquellos que tienen un puente más pronunciado.

Aunque también puede deberse a un problema vascular de retorno sanguíneo, los pies cansados suelen obedecer a un motivo muscular, especialmente teniendo en cuenta que nuestros pies soportan el doble de nuestro peso en cada paso que damos. 

Los traumatismos, calzado inadecuado, fatiga e incluso el propio estrés aumentan la tensión en la fascia plantar y causan molestias y sobrecarga. Estos son los mejores remedios caseros para quitar el dolor de pies.

Baño de contraste

Baño de contraste

Los baños de contraste son ideales para el dolor y la hinchazón de pies. Consisten en alternar la inmersión en agua de diferentes temperaturas. 

Tal y como explican desde Fisiolution, lo idóneo es sumergir los pies entre 3 y 5 minutos en el agua caliente y entre 1 y 2 minutos en el agua fría, completando unos 15 o 20 minutos en total. Siempre se debe comenzar en agua caliente y para lesiones agudas, acabar en agua fría.

No olvides incluir una buena cucharada de sal de mar al agua caliente: te ayuda a desinflamar y quitar tensión de los pies, mejora la circulación, revitaliza los pies cansados, elimina las células muertas y suaviza los callos y las durezas.

 Piernas en alto

Poner las piernas en alto durante unos minutos al final del día es sumamente beneficioso no solo para los pies, sino para favorecer el retorno venoso y la descongestión de los fluidos, ambas dificultadas por acción de la gravedad, así como para prevenir diversos problemas físicos. 

Lo explican de perlas desde Mejor con Salud, apuntando que debes reservar 20 minutos al día para poner las piernas sobre la pared. Conseguirás aliviar los pies cansados y el dolor de las piernas, pero también relajar el sistema nervioso, prevenir las varices, reducir el edema o tener mejores digestiones.

De hecho, ya existen estudios al respecto que confirman los beneficios de esta técnica para personas con insuficiencia venosa. Es preferible que lo hagas con los pies descalzos.

Aplicación de hielo

El hielo tiene efectos de vasoconstricción, por lo que aplicarlo en los pies es útil para reducir el dolor y rebajar la inflamación que provoca una lesión, así como para ayudar con los pies hunchados. 

Si el dolor está focalizado en la planta del pie, los especialistas recomiendan masajearla suavemente con una botella de agua congelada. 

Caminar descalzo en arena o hierba

Caminar descalzo por la playa

Caminar o hacer ejercicio descalzo es muy recomendable. No debes hacerlo en superficies duras como el asfalto, sino preferiblemente en aquellas naturales y orgánicas como la hierba o la arena de la playa. La práctica tonifica tus pies, elimina la piel seca y las durezas y fortalece los músculos.

También es bueno caminar descalzo en casa: sirve para evitar la presión excesiva del calzado y la humedad generada en el pie, así como trabajar y estimular la musculatura acortada o en desuso. 

Estiramientos específicos

Desde Cigna recomiendan varios ejercicios para la fascitis plantar, como el estiramiento del dedo para la planta del pie, el estiramiento de pantorrillas, usar rollos de toalla o levantar canicas con los dedos de los pies.

El dolor en el talón puede estar originado por la tensión ejercida sobre el ligamento de la fascia plantar cuando se estira de manera irregular, ocasionando pequeños desgarros e inflamación. Fortalecer y estirar ayuda a flexibilizar el ligamento y hacer más fuertes a los músculos que sostienen el arco.

Masaje con crema hidratante o aceites esenciales

Masajear los pies antes de irte a dormir con crema hidratante o tu aceite esencial favorito ayuda a combatir los pies secos, favorecer la circulación, evitar la retención de líquido y regenerar la piel. 

La técnica tiene un amplio recorrido, ya que la reflexología podal lleva más de 5.000 años practicándose en países como China para combatir tensiones, aliviar dolores, reducir estrés y restablecer el equilibrio general del cuerpo. 

Si la fatiga en los pies es diaria o muy frecuente, es crucial acudir al podólogo para que ejecute un estudio biomecánico y evalúe que no tienes ningún problema que requiera tratamiento. Para evitar los pies hinchados y doloridos revisa que escoges calzado de tu talla, que no optas por suelas demasiado blandas y que tienes unas prácticas adecuadas de higiene podal. 

Otros artículos interesantes:

5 razones por las que pueden aparecer manchas blancas en las uñas y cómo evitarlas

Cómo combatir los pies y tobillos hinchados en verano

Un estudio revela cuántos minutos semanales de entrenamiento muscular debes hacer para reducir tu riesgo de muerte entre un 10% y un 20%

Te recomendamos