Los 7 puntos que tienes que conocer del Galaxy Watch 4 Classic: sobresale en diseño a base de materiales premium, la gran diferencia frente a la versión estándar

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

  • Samsung ha presentado el Galaxy Watch 4 Classic, una versión más premium que el Galaxy Watch 4 'a secas' cuyas principales diferencias recaen en el diseño, con materiales de mayor calidad, así como en la incorporación de un bisel giratorio para navegar por su interfaz. 
  • El dispositivo comparte el resto de característica con su 'hermano', entre las que destacan una autonomía que apenas supera un día de uso, una oferta de modos deportivos y de herramientas de salud inmensa y un pantalla que ofrece una experiencia impecable. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Más allá de los plegables: Samsung también quiere dominar en wearables. 

Hace apenas unas semanas la compañía anunció los resultados obtenidos durante el tercer trimestre del año, en el que obtuvo unos ingresos de 74 billones de wones (54.419 millones de euros), un 10,5% más interanual y un 16,2% por encima del trimestre anterior. 

A la vez, el beneficio operativo se incrementó un 28% frente al año previo hasta los 15,8 billones de wones (11.626 millones de euros), el más alto de la historia, según explicaron desde la compañía

Los analistas justificaron estos números por la fuerte demanda que sufrió el segmento dedicado a los chips, uno de los grandes impulsores de las ganancias, que incrementó un 82% su beneficio operativo y un 42% sus ingresos en el período mencionado. 

En el lado contrario se situó la división de smartphones, la más conocida dentro la marca, que redujo su beneficio operativo un 24% interanual hasta los 3,36 billones de wones (alrededor de 2.476 millones de euros) y sus ingresos un 7%. 

Según Reuters, esto se produjo por los costes derivados del marketing para promocionar los 2 nuevos buques insignia de la compañía: el Galaxy Z Fold 3 5G o el Galaxy Z Flip 3.

De dónde vienen los ingresos de las tecnológicas: Samsung, el gigante surcoreano con tentáculos en la construcción, las finanzas o el deporte

Ambos dispositivos fueron presentados en mitad del verano en el evento Unpacked organizado por Samsung, donde el fabricante también dio a conocer las grandes novedades que protagonizarían el apartado de wearables a finales de año.

Entre ellos, destacaron los Galaxy Buds 2 y las 2 versiones del reloj inteligente insignia de la firma: el Galaxy Watch 4 y el Galaxy Watch 4 Classic. 

Después de analizar la primera versión, ahora indago en la segunda, cuya diferencia principal, según la marca, es el diseño, donde apuesta por materiales de mayor calidad. 

¿Quieres saber cuáles son sus características principales y en qué se diferencia frente a su 'hermano? Sigue leyendo...

1. Un diseño más resistente y duradero que cuenta con un bisel giratorio al estilo de los relojes clásicos. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

El diseño es la parte más distintiva del Galaxy Watch 4 Classic frente a la versión 'normal'. 

En este caso, Samsung apuesta por el acero inoxidable para la caja del dispositivo, así como por el cristal Gorilla Glass Victus para proteger el panel frente a golpes y arañazos.

Por comparar, el Watch 4 'a secas' está formado por una estructura metálica de aluminio blindado. 

Galaxy Watch 4, el reloj inteligente de Samsung que quiere conquistar por su sistema operativo y su diseño, aunque no es perfecto

Otra de las diferencias entre ambos modelos es que, mientras la básica cuenta con un bisel táctil, la premium incorpora un bisel giratorio, lo que le da un aspecto más similar al de los relojes clásicos. 

Esta prestación, además de aportar distinción al diseño y de ser útil para navegar por la interfaz, ayuda a reducir los posibles golpes y le aporta un aspecto sólido y resistente. 

De la misma forma que su 'hermano', el Galaxy Watch 4 Classic cuenta con un alto grado de personalización que comienza desde el aspecto físico, ya que cuenta con multitud de correas de distintos colores que se pueden intercambiar.

Además del panel y la correa, el smartwatch repite detalles como la incorporación de 2 botones en el lateral derecho –uno de ellos con un reborde rojo– que funcionan, además, para medir la composición corporal. 

Completan la esfera los micrófonos, el altavoz y, en la parte posterior, más sensores. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

Respecto a sus medidas, el reloj suma unas dimensiones de 45,5 x 45,5 x 11 milímetros y un peso de 52 gramos en la versión de 46 milímetros y de 41,5 x 41,5 x 11,2 y 46,5 gramos en la de 42 milímetros. 

Este peso está bastante por encima del de su 'hermano', que cuenta con 30,3 gramos en el modelo de 44 milímetros y con 25,9 gramos en el de 40 milímetros. 

Esta diferencia se nota, sobre todo, en el uso diario. Sigue siendo un dispositivo cómodo de llevar, aunque se aleja de la ligereza de la que hablaba en el análisis del otro modelo. 

2. La pantalla sigue siendo el plato fuerte del reloj... 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

El Galaxy Watch 4 Classic de 46 milímetros cuenta con una pantalla SuperAMOLED de 1,36 pulgadas y una resolución de 450x450 píxeles, lo que se traduce en 330 PPI (píxeles por pulgada), mientras que la de 42 milímetros introduce un panel de 1,19 pulgadas y repite los mismos números en resolución y PPI.

De la misma forma que la versión 'normal', este smartwatch da como resultado una experiencia espectacular gracias a su representación viva de los colores, la nitidez de los iconos –incluso en situaciones de poca luminosidad– y la fluidez que le caracteriza, ya sea deslizándote de una interfaz a otra mediante los gestos o el bisel rotativo. 

En este caso, Samsung también ha apostado por la personalización, con multitud de watchfaces disponibles que incluyen distintos tipos de información (algunas de ellas incluso son interactivas). 

3. ... y la autonomía el talón de Aquiles del dispositivo, apenas alcanzado el día de uso. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

En el apartado de autonomía, el Classic repite los números de su 'hermano', con apenas 361 mAh en la versión de 46 milímetros y 247 mAh de la de 42 milímetros

Si y en el Watch 4 creía que esta prestación era el punto más débil del dispositivo de Samsung, en la versión premium, las sospechas se repiten. 

Y es que, con un smartwatch que presume de ser el acompañante perfecto en el día a día, tanto durante la jornada laboral como a la hora de hacer deporte, lo cierto es que estos números se quedan demasiado cortos. 

En general, apenas tendrás suficiente para pasar un día entero –quizás día y medio– si tienes todas las funciones activas (4G en el caso de dicha versión, ubicación, mediciones relacionadas con la salud de forma recurrente...). 

Como te comentaba en el análisis del Watch 4, estando acostumbrada a relojes inteligentes con capacidad de estar encendidos hasta 3 días con el 4G activo como el Watch 3 de Huawei (y hasta 14 con el modo de duración extendida), o entre  7 y 10 días como el Watch Fit, también de Huawei, o los 25 que promete el Honor Watch GS Pro... las 2 versiones de este dispositivo se quedan a medias. 

Respecto a los tiempos de recuperación de la batería, Samsung tampoco ha incorporado a este reloj la carga rápida, por lo que habrá que esperar alrededor de una hora y media para conseguir llegar de nuevo al 100%. 

4. La combinación del procesador y del sistema operativo dan como resultado un dispositivo potente con una experiencia fluida... aunque siguen priorizando la conectividad solo con móviles de la misma marca. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic.
Samsung Galaxy Watch 4 Classic.

Sandra V.

El reloj repite en procesador Exynos W920, al igual que la versión normal, al que dan respaldo una memoria de 1,5 GB y una capacidad de almacenamiento de 16GB. 

A él le acompaña también el sistema operativo Wear OS Powered by Samsung (también llamado One UI Watch), resultado de la unión de la empresa con Google y cuyo objetivo pasa por ofrecer una interfaz mejorada similar a la de los smartphones.

Así, el dispositivo ofrece acceso directo mediante el menú de aplicaciones a algunas propias de la marca como Bixby (el asistente virtual desarrollado por la compañía), Samsung Health (la plataforma centrada en la vida saludable) o Samsung Pay (el servicio de pago móvil). 

Más allá las mencionadas, también se incluyen otras como Maps, PlayStore –la tienda de aplicaciones de Google– o Outlook. 

Uno de los puntos negativos de este dispositivo –y que también se repite en la versión 'normal– es la incompatibilidad con los móviles de Apple, siendo el primer modelo que no cuenta con soporte para iOS. 

Así, si tienes un iPhone no podrás siquiera en pensar en hacerte con él porque será imposible vincular el reloj con el smartphone. 

El Samsung Galaxy Z Fold 3 5G ahora es compatible con S-Pen: un gran acierto para su enorme pantalla con cámara bajo el panel, aunque sigue al alcance de pocos

Aparte de la compañía de la manzana, Samsung también ha decidido priorizar en este dispositivo su uso junto a móviles de la marca frente a teléfonos de otras compañías. 

De esta forma, si eliges un terminal de la casa, la experiencia será mucho más fluida y se producirá una total sincronización entre ambos, trasladando las alarmas o el modo escogido (por ejemplo, en el caso de No Molestar), así como la información entre aplicaciones compatibles. 

Por el contrario, si el móvil es de otra compañía, habrá funciones que estarán limitadas o que, directamente, no funcionarán. 

En mi caso, he realizado la prueba conectándolo a un smartphone de la misma firma, por lo que la experiencia, que ha sido espectacular, ha estado protagonizada por la fluidez que te mencioné en el análisis de la versión 'normal' y que vuelve a estar presente en la más premium. 

5. Un universo completo en tu muñeca: más de 90 ejercicios y una medición completa de la salud. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

El Samsung Galaxy Watch 4 Classic repite el enorme catálogo de modos deportivos incluidos en el smartwatch 'normal', con una detección precisa de la actividad física realizada y más de 90 ejercicios admitidos, lo que permite hacer un informe más preciso de los entrenamientos. 

Personalmente, la automatización con la que el reloj inteligente es consciente de que has comenzado a hacer deporte sin necesidad de indicarlo es una de mis prestaciones favoritas, ya que salva la situación al darte cuenta a mitad de un entrenamiento que no la habías activado y recoge los datos pertinentes. 

A los modos deportivos les acompañan las herramientas típicas asociadas al ámbito de la salud, como ya ocurría con su 'hermano', entre las que destacan algunas como la monitorización de la frecuencia cardíaca o el sueño, donde se incluye la posibilidad de detectar ronquidos o grabarlos –aunque esto suele consumir un porcentaje bastante elevado de batería–. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

A ellas se suman otras como la medición del estrés, de la presión arterial o del oxígeno, así como la medición de la composición corporal a través de resultados orientativos, una función que ya destaqué en el análisis de la otra versión porque, hasta ese momento, no la había observado en ningún otro dispositivo y me parece muy interesante. 

Eso sí, siempre cabe resaltar que los smartwatches no son un dispositivo médico y no sustituyen en absoluto a la atención del personal cualificado para ello, por lo que es necesario acudir a los profesionales ante cualquier problema de salud.   

6. Un smartwatch cada vez más parecido a un smartphone. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

Respecto a la conectividad, cabe destacar que algunos de los modelos cuentan con conexión LTE, lo que permite usar el reloj sin necesidad de tener el móvil cerca, ya que funciona como un smartphone en sí mismo. 

En mi caso, el smartwatch que he estado probando pertenecía a aquellos que incluyen esta herramienta, pero, al no disponer de eSIM, no he podido probar esta función que, honestamente, me parece muy útil para reducir el número de dispositivos que se llevan encima en el día a día. 

En concreto, se puede salir a hacer deporte a la calle o ir a trabajar sin preocuparse por olvidarse el teléfono en casa, ya que se pueden realizar todo tipo de funciones desde la muñeca –como responder llamadas, enviar mensajes o efectuar pagos–. 

7. Un precio más elevado debido a la mejora en los materiales del diseño. 

Samsung Galaxy Watch 4 Classic

Sandra V.

El Galaxy Watch 4 Classic en su versión de 42 milímetros con conexión 4G está disponible por 419,89 euros en la web de la marca, mientras que la versión con bluetooth se puede comprar por 368,91 euros. 

Por su parte, el modelo de 46 milímetros con conexión bluetooth está disponible por 398,90 euros en la web de la marca, mientras que la que incorpora conectividad 4G cuesta 449,90  euros en el mismo sitio. 

Los precios de la versión "normal" son un poco más reducidos, con el modelo de 40 milímetros con conexión bluetooth por 268,91 euros y el de 4G por 319,90 euros en el mismo sitio. Mientras, el de 44 milímetros se puede adquirir con bluetooth por 298,91 y con 4G por 349,90 euros. 

Samsung apuesta por ofrecer una versión más premium del último modelo de su reloj inteligente que solo se distingue por la mejora de los materiales que lo componen –que pasan del aluminio al acero inoxidable en el caso de la caja del smartwatch–, así como por la incorporación de un bisel giratorio. 

Respecto al resto, el dispositivo repite todas las características de la versión 'normal', tanto en lo que tiene que ver con sus punto débiles – una autonomía que apenas supera el día de uso y una sincronización limitada en el caso de los terminales de otras marcas– como en sus fortalezas –una pantalla de una calidad excelente y una gran variedad de opciones en deporte y salud. 

Otros artículos interesantes:

Samsung Galaxy Tab S7 Series: esto es todo lo que debes saber sobre las nuevas tablets más exigentes y versátiles de Samsung

Samsung Galaxy Z Fold3 5G sube de nivel el teletrabajo con el S Pen y más apps de Microsoft

Samsung se adentra en el mercado de los juegos en la nube y ofrecerá su propio servicio para televisores Tizen

Te recomendamos

Y además