COVID-19, alergia y resfriado: cómo distinguirlos ahora que los síntomas son más leves y pueden confundirse con facilidad

Test para detectar COVID-19.

REUTERS/Agustin Marcarian

  • El resfriado común no es la única de las patologías respiratorias con la que se confunde con facilidad a la enfermedad que provoca la nueva variante ómicron.
  • Los pacientes con alergias estacionales y a alérgenos de interior también se están preguntando más si lo que tienen es una reacción o una infección con el SARS-CoV-2.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los registros de los síntomas de los contagiados con el coronavirus revelaron tras la aparición de delta que la enfermedad que provoca podía cambiar con las nuevas variantes del virus

La evidencia que está surgiendo confirma que el COVID-19 dista de la clínica que provocaba en los inicios de la pandemia, sobre todo para las personas ya inmunizadas contra el virus

Los vacunados tienden a presentar síntomas más leves y relativamente de corta duración que los no inmunizados, según las declaraciones del Dr. Jorge Moreno a Business Insider. Esto se debe a que las vacunas están cumpliendo con su función: reducir la gravedad de la enfermedad

"Las personas que no están vacunadas tienen un curso un poco más largo y duro. Las personas que están vacunadas tienen un curso intermedio. La gente reforzada, en muchos casos, es casi como un viejo resfriado", explicita el experto. 

Carlos Fernández Moriano, farmacéutico de los Servicios Técnicos del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, hace hincapié en que en el momento en que la variante ómicron ha emergido y se ha expandido, gran parte de la población estaba vacunada o había tenido contacto con el virus, lo que también parece haber influido en su menor gravedad.

7 síntomas del COVID-19 por los que deberías acudir a urgencias

Varias fuentes de datos sugieren que el riesgo de hospitalización y la necesidad de ventilación mecánica son inferiores a los de la variante delta, explica el experto a Business Insider España

"La acumulación de la evidencia científica apoya el aumento de la transmisibilidad de la variante ómicron y su mayor capacidad de escape inmunitario frente a variantes previas, del mismo modo que apunta, en efecto, a una menor virulencia y menor riesgo de producir enfermedad grave y fallecimientos que las anteriores", ejemplifica.

Otros datos relativos a la eficacia de las vacunas han llamado la atención de los expertos y podrían mantener lejos del fin a las restricciones actualmente impuestas contra la propagación del virus.

La cuarta inyección de refuerzo no parece ser lo suficientemente buena contra ómicron, aunque aumenta los niveles de anticuerpos por encima de la tercera dosis, se mantiene en un 88% a las 2 semanas de su inoculación, según un estudio de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (UKHSA). Mientras que 2 son un 72% dentro de las 24 semanas posteriores a la pauta y un 52% después.

Además, dado lo contagiosa que es la variante, las autoridades científicas también están pendientes de las mutaciones que puede sufrir —así como a los subtipos ya identificados— y de si podría surgir otro conjunto de mutaciones que ponga en riesgo la protección que ofrecen las vacunas. 

Los pacientes alérgicos han empezado a tener más dudas sobre el COVID-19 a raíz de la aparición de ómicron

Test para detectar COVID-19.

Varios de los expertos consultados por Business Insider España coinciden en que las visitas a los centros de atención primaria y urgencias por síntomas de alergias estacionales se han incrementado coincidiendo con la aparición de la variante ómicron.  

"Hemos visto un incremento de las consultas en atención primaria y urgencias de pacientes que presentaban síntomas respiratorios de vías altas", apunta el Dr. Miguel Herrerías, miembro de Top Doctors, especialista en Alergología en el Centro Médico IMQ Colón e IMQ Barakaldo, médico en el servicio de urgencias de la Clínica Zorrotzaurre y en el Hospital Intermutual de Euskadi. 

"Estos pacientes, sin antecedentes de patología alérgica previa, no han incrementado las consultas en Alergología, aunque sí las urgencias y las consultas de los médicos de familia. Únicamente los casos de pacientes con síntomas persistentes —o que estuvieran ya diagnosticados de enfermedades alérgicas previas como asma o rinitis— han incrementado ligeramente la actividad normal", señala.  

Pero, según el farmacéuticos Fernández Moriano, el aumento de este tipo de consultas puede achacarse fundamentalmente a las elevadas cifras de incidencia de COVID-19

"El contagio masivo de ómicron está coincidiendo con el inicio de la época de alergias a árboles de la familia de las cupresáceas (como arizónicas o cipreses)", añade.

Los cambios que las variantes han provocado al COVID-19: estos son los 5 principales síntomas del virus original, delta y ómicron

No obstante, dice que aún no se han publicado evidencias de una mayor incidencia de los alérgenos habituales de interiores —la madera de cedro, la aparición de moho, los ácaros del polvo y el pelo o caspa de las mascotas domésticas—.

"Puede haber habido casos de personas que antes de la pandemia no acudían al centro de salud ante cuadros sintomáticos leves porque pensaban que era su alergia "de siempre", pero que ahora, ante el miedo al contagio por ómicron, acuden para confirmar que no tienen COVID-19", ejemplifica. 

De facto, según las declaraciones de la Dra. Gema García Sánchez, jefa de Alergología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja, en general no se han visto aumentar las consultas con ómicron porque los pacientes parecen distinguir con más claridad a estas alturas de la pandemia, cuando después de Filomena 2021 se convirtió en uno de los mejores años de pacientes polínicos. 

"[Estábamos] absolutamente desbordados", describe. "Ahora, en esta semana tras la vuelta de Navidad, sí estamos notando un pequeño parón, que creo se debe a ómicron y los contagios, ya que arizónica hay, pero menos que el año pasado".

Sin embargo, se mantienen las dudas sobre la vacunación.

"Hay pacientes que nos preguntan nuestra opinión sobre la vacuna, sobre si hay algún riesgo al tener otras reacciones alérgicas... Por supuesto, recomendamos siempre la vacunación según el criterio de Sanidad, explicamos las posibles reacciones a la misma y su independencia de las reacciones alérgicas", añade. 

"En algunos pacientes realizamos algún estudio sencillo con pruebas cutáneas por el miedo que presentan, pero esos son pocos. En ese sentido ómicron no ha marcado diferencia".

Los síntomas del COVID-19, las alergias y el resfriado son ahora más difíciles de distinguir: 3 expertos españoles explican en qué fijarse para saber si te has contagiado

Tanto los datos del Zoe COVID Symptom Study, como las declaraciones de los médicos en primera línea al frente de la pandemia de COVID-19, señalan que los primeros síntomas de ómicron suelen ser el dolor de garganta, la congestión o secreción nasal y la fatiga extrema

"Las series de casos publicadas sugieren que los síntomas más comunes con la nueva variante, que tienen una duración mayoritaria de entre 2 y 5 días, son la tos y la secreción nasal, seguidos de la fatiga y dolor muscular, el dolor de garganta o de cabeza, la fiebre y los estornudos", coincide el farmacéutico.

"Teniendo en cuenta las manifestaciones más comunes de la enfermedad, el nuevo COVID de ómicron sí puede asimilarse en mayor medida a las de una gripe, un resfriado común o una alergia de invierno".

El dolor de garganta, que servía como síntoma diferencial de un caso gripe, no es ahora sólo uno de los más comunes, si no que se caracteriza por ser un dolor seco y agudo al tragar. Y la fatiga, que es una de las afecciones silenciosas más comunes de casi cualquier tipo de patología, se ha acentuado considerablemente en los jóvenes.

"Se conoce que hay una clínica muy diferente en las otras variantes. Los síntomas principales son febrícula, malestar, dolor de huesos, extremidades, tos y cierto cansancio que dura normalmente muy pocos días", aclara el Dr. Francisco Pozo Priego, miembro de Top Doctors, especialista en Medicina Familiar y asesor médico de la Revista Bebé y Mujer desde 2016.

Vacunas o infección con COVID-19: ¿qué inmunidad es más fuerte?

Otros síntomas, como la tos persistente o la dificultad para respirar, han bajado posiciones en el ránking de las afecciones más comunes del coronavirus. Y una de las últimas investigaciones publicadas apunta a que el virus es menos eficaz para atacar las células pulmonares. Así como que tiene un 25% menos de riesgo de hospitalización y muerte que delta.

Mientras, síntomas como la pérdida del gusto y el olfato, que eran un claro indicio de infección en los inicios de la pandemia, han pasado a ser relativamente raros con ómicron

"Si con las variantes anteriores, como la alfa y la delta, algunos signos que ponían sobre alerta eran la pérdida de gusto y de olfato, los expertos apuntan ahora a que éstos no se producen con ómicron", reconoce el farmacéutico. 

,,,,,,,

Conforme a las indicaciones de Fernández Moriano, la alergia —también las típicas del invierno— se puede distinguir porque, en la práctica totalidad de los casos, no cursa con fiebre

Mientras que, añade, el picor (de nariz o garganta), la congestión y la secreción nasal (rinorrea), los estornudos, los sarpullidos cutáneos o el lagrimeo y enrojecimiento cutáneo son algunos de los síntomas habituales. 

"Muchos de esos síntomas se comparten con los de la COVID-19 (como la secreción nasal, los estornudos o el dolor de cabeza), pero es frecuente que, en el caso de las alergias, si la exposición a los alérgenos es persistente, los síntomas puedan durar semanas, frente a la duración generalmente inferior a una semana en el caso de la COVID-19", aclara.

Si el paciente tiene también dolor de garganta, cansancio generalizado y dolor muscular debería sospechar más de un caso de coronavirus, dice.

"Lo que suelen tener los pacientes de COVID y no los alérgicos, es fiebre, mialgias, pérdida de gusto y olfato, dolor de garganta y cuadros autolimitados a 5-10 días, si no hay complicaciones. En el caso de los síntomas alérgicos son síntomas muchas veces persistentes que pueden durar meses o años y, a diferencia del COVID-19, sí responden a la medicación antialérgica", explica el Dr. Herrerías.

No obstante, insiste el Dr. Pozo Priego, los síntomas son tan parecidos que no es fácil hacer el diagnóstico por una simple sospecha. "Se necesita un test para comprobarlo", concluye. 

Otros artículos interesantes:

Los síntomas del COVID-19 pueden coincidir con los de la gripe, el resfriado o las alergias: estos 2 gráficos te ayudarán a distinguirlos

Cuánto tiempo siguen siendo contagiosas las personas con COVID-19: esto es lo que dicen los datos

7 detalles de los síntomas de ómicron que podrían ayudarte a distinguir si te has contagiado con la nueva variante

Te recomendamos