Wallbox cierra 2022 con ingresos récord de 147 millones de euros, aunque sus pérdidas se duplican

Un hombre repostando el coche con un cargador Wallbox.

Wallbox

  • Wallbox ha generado 147 millones de euros en 2022 y 37,3 millones en el cuarto trimestre del año gracias a la venta de más de 200.000 cargadores. 
  • El ebitda ajustado registrado fue de 86,3 millones negativos, frente a los 35,3 millones de 2021.

Wallbox ha presentado los resultados de un 2022 marcado por luces y sombras. Según anuncia la compañía española, el pasado año generó ingresos récord de 147 millones de euros, "un aumento de más del 100 % en comparación con 2021". 

Sin embargo, no todo ha sido positivo. Sus pérdidas también han crecido, debido al frenazo de sus operaciones, que le ha llevado a despedir al 15% de la plantilla. De esta manera, las pérdidas de Wallbox también se han duplicado. El ebitda ajustado registrado fue de 86,3 millones negativos, frente a los 35,3 millones de 2021, mientras que el margen bruto fue del 40,5%

Además, la compañía catalana afirma que han generado ingresos de 37,3 millones de euros en el cuarto trimestre, 2 millones menos que en el trimestre anterior, aunque suponen un aumento del 44% en comparación con el cuarto trimestre de 2021 "y una vez más superando el crecimiento del mercado mundial de vehículos eléctricos". 

Los resultados están por debajo de las expectativas que tenía Wallbox hace un año. "2022 fue un año lleno de acontecimientos para nosotros, duplicamos el tamaño de nuestro negocio, abrimos dos nuevas fábricas, completamos varias adquisiciones, lanzamos nuevos productos y forjamos nuevas asociaciones emocionantes", explica Enric Asunción, CEO de la compañía. 

Sin embargo, "las entregas de vehículos eléctricos en Europa se vieron desafiadas por múltiples factores, incluidos eventos económicos y geopolíticos disruptivos", añade. "Y aunque nuestros resultados estuvieron ligeramente por debajo del rango esperado, el crecimiento constante de nuestro negocio por encima del mercado es un testimonio de la solidez de nuestra cartera y operaciones".

A pesar de no cumplir con las expectativas marcadas, Wallbox vendió 230.000 cargadores en todo el mundo en 2022, frente a los 64.000 cargadores que comercializó durante el año anterior. 

Durante la presentación, Asunción ha recordado otros 2 hitos que ha logrado la compañía durante este 2022: la apertura de 2 nuevas fábricas de última generación, una en Arlington, Texas y la otra en Barcelona, España. Además de los acuerdos con Nissan, Fisker, Uber, BestBuy y Lyft para proporcionar cargadores y servicios de instalación a sus clientes.

Predicciones de Wallbox para 2023

A pesar de las dificultades que llevan arrastrando desde el año pasado, llegando a anunciar unos despidos con los que espera ahorrar 50 millones de euros, Wallbox se muestra optimista de cara a este 2023.

Para los 3 primeros meses del año, la compañía española espera generar unos ingresos de entre 35 y 40 millones de euros, lo que representa una tasa de crecimiento interanual trimestral aproximada de entre el 25% y el 45%. Además, contempla que el margen bruto también crezca.

De cara al año completo, Wallbox espera generar unos ingresos de entre 240 millones de euros y 290 millones de euros, lo que representa una tasa de crecimiento anual aproximada de entre el 60% y el 100% y un crecimiento del margen bruto de aproximadamente el 38%. 

 

"Mirando hacia el futuro, el entorno empresarial a corto plazo sigue siendo complejo, y las fuentes de la industria han revisado una vez más a la baja las previsiones de vehículos eléctricos europeos para 2023, pero seguimos siendo optimistas sobre los fundamentos subyacentes del mercado y nuestra posición competitiva", señala Asunción. 

"Para asegurarnos de estar mejor posicionados para la ola masiva de infraestructura de carga necesaria en el futuro, nos enfocamos en optimizar nuestro negocio hoy, conservar efectivo y lograr rentabilidad para poder ofrecer a los clientes las mejores soluciones en su clase, mientras creamos valor para accionistas", afirma. 

La empresa espera que la venta de vehículos eléctricos en Europa se recupere este año, mientras que en Estados Unidos siga al alza. El país que aporta el 25% de los ingresos, mientras que el resto procede de países europeos. España representa menos del 10%.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.