Wallbox anuncia recortes a nivel mundial: despedirá al 15% de la plantilla y espera ahorrar 50 millones de euros

Un hombre repostando el coche con un cargador Wallbox.

Wallbox

  • Wallbox ha puesto en marcha un plan de recortes con el objetivo de reducir unos 50 millones de euros los costes operativos anualizados. Entre las medidas se contempla una reducción del 15% del total de sueldos. 
  • Los beneficios de la empresa se han visto resentidos por la interrupción en la cadena de suministros y la crisis en el sector.

Parece que a la ola de despidos que se llevan produciéndose desde finales de 2022 se le suma una nueva empresa: Wallbox. La compañía especializada en cargadores eléctricos de coches ha anunciado que despedirá a cerca del 15% de su plantilla global, que es de unos 1.400 empleados.

Según publica La Información, Wallbox ha tomado esta decisión con un objetivo claro. Espera poder reducir unos 50 millones de euros los costes operativos anualizados. La compañía sostiene que la interrupción en la cadena de suministros y la crisis que ha sacudido al sector automovilístico durante el año pasado también les ha salpicado. 

Hace tiempo que Wallbox iba dando pistas de su delicada situación financiera. Durante la última reunión con inversores, celebrada el pasado noviembre, la empresa ya advirtió que la facturación se iba a resentir y que no iban a poder cumplir las previsiones. En concreto, esperaban cerrar el año completo con entre 154 y 165 millones de euros, lo que supone un 115% más.

Con este varapalo, Wallbox ha tomado la decisión de poner en marcha un plan de reajuste. Mirando a lo que están haciendo otras compañías del sector, la empresa española contempla una reducción del 15% del total de sueldos, por lo que el número final de salidas dependerá del salario de los afectados. Estos despidos se sumarán a otras medidas. 

La compañía prevé iniciar el proceso de negociación con los representantes de la plantilla el próximo 6 de febrero y está previsto que afecte "especialmente" a la plantilla en España, donde la empresa tiene al 80% de los empleados. El CEO de la compañía, Enric Asunción, ha asegurado que la empresa trabajará "duro para minimizar el impacto a todos los afectados".

Estos recortes se suman a los 70 millones de euros que inyectó la compañía en su caja a finales de 2022. Según Wallbox, estas actuaciones "proporcionarán a la compañía la agilidad que necesita para afrontar los desafíos del mercado actual y seguir con la trayectoria de crecimiento a largo plazo".

El ahorro conseguido con estas acciones debe permitir a la empresa "alcanzar la rentabilidad casi un año antes de lo previsto", y las previsiones hasta el momento eran alcanzar Ebitda positivo en 2024 y flujo de caja positivo en 2025.

Según los datos que proporcionó Wallbox en verano, sus ingresos habían ascendido hasta los 44,1 millones de euros, con un margen bruto de un 41% pero con unas pérdidas operativas de casi 30 millones de euros.

Otros artículos interesantes:

Tu próximo coche eléctrico podría cargarse más rápido que tu móvil, según este grupo de investigadores

En las tripas del unicornio español del coche eléctrico: los secretos de la nueva fábrica de Wallbox en Barcelona

Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico: este es el dinero que debes invertir

Te recomendamos