17 señales avaladas por la ciencia que indican que estás enamorado de esa persona

'Una cuestión de tiempo'.
'Una cuestión de tiempo'.
  • A veces es fácil detectar el amor, y a veces lleva meses siendo tu fiel compañero y ni te das cuenta. Acaba de confirmar si te has enamorado con estos consejos de expertos.
  • A grandes rasgos, si últimamente dedicas mucho tiempo (y pensamientos) a una nueva persona... es que algo tiene que te está atrayendo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El amor es un misterio. A veces es fácil de detectar y otras veces puede que lleves meses deseando a una persona sin que te des cuenta. Y, en el juego de las relaciones, ¡el tiempo apremia! Debes descubrir cuánto antes si lo que sientes es amor para declararte, en el caso de que te atrevas.

Si preguntas a familiares y amistades, puede que te den consejos muy ambiguos para detectar si lo que sientes es amor. Que si mariposas en el estómago, que si como tú eres piscis y esa persona es leo significa que estáis destinados a quereros... Este tipo de cosas pueden confundirte aún más.

Por suerte, la ciencia también ha estudiado el enamoramiento. Así que a continuación tienes una serie de señales y pistas recopiladas por expertos terapeutas o por estudios relacionados con el tema. Si una persona con bata blanca y con un carpesano bajo el brazo te dice que te has encaprichado de alguien, es que tiene que ser verdad.

De todas formas, la primera pista ya la tienes incluso antes de leer el siguiente listado. Si has entrado en un artículo de este tipo es que algo sospechas. Algo te pasa con esa persona nueva que acaba de entrar en tu vida y quieres confirmarlo al 100%.

Recuerda, finalmente, que una golondrina no hace verano. Que coincidas con solo una de estas señales no significa que tengas que pensar ya en boda. Repasa todos los indicios, comprueba si te ocurre la mayoría de ellos, y reflexiona un rato antes de sacar conclusiones.

1. Sientes curiosidad

'De vuelta a casa'.

Cuando te enamoras, tu nueva obsesión es aprenderlo todo sobre tu potencial pareja. "Tendemos a estudiar cada movimiento, gesto y palabra de la persona querida con un interés tenaz, y todo lo que descubrimos lo encontramos fascinante", explica la terapeuta Maci Daye para Glamour

2. Te vuelves más optimista

'Algo para recordar'.

De repente, el mundo es un lugar mejor, todas personas son amables y tienes tu propia banda sonora primaveral sonando en tu mente. No te ocurre solo a ti. Según un estudio publicado en Journal of Personality, enamorarse vuelve a la gente menos neurótica y más optimista. Si te sientes más lo segundo que lo primero es que el amor ha cambiado tu perspectiva.

3. No puedes dejar de pensar en esa persona

'Quizás para siempre'.

Si determinada persona no deja de aparecer en tu cabeza, este fenómeno tiene un nombre: pensamiento intrusivo. "Todo gira alrededor de tu objetivo amoroso", explica Helen Fisher, antropóloga y consejera científica de Match. "Te preguntas qué libro le gustará, cómo le está yendo en el trabajo. Y no es raro que repases mentalmente todo el tiempo que habéis pasado juntos".

4. Te cuesta dormirte por la noche (y concentrarte por el día)

'Solo una noche'.

¿Has tenido esta noche una charla interesante con una persona a la que acabas de conocer y de repente no pegas ojo? Para empezar, sentir euforia por la noche (que es lo que te ha pasado) te quita el sueño. Pero es que además si esa emoción regresa a lo largo del día, sentirás tu cuerpo despierto, pero, al mismo tiempo, te costará horrores concentrarte,  según explica la terapeuta matrimonial Kat Van Kirk para CNN Health. Ambos fenómenos son fruto, según la experta, de una alteración hormonal debido a una fuerte conexión emocional.

5. Quieres que esa persona sea feliz

'A todos los chicos de los que me enamoré'.

No siempre ocurre, pero si sientes unas ganas tremendas de que la vida de una persona sea feliz y plena, estás experimentando el llamado amor compasivo. Según un estudio de 2014, es una de las señales más claras de enamoramiento. Así que si de repente traes mucho café a la nueva contratación en el trabajo, o ayudas a un compi de universidad a acabar su tarea, ya sabes que te está pasando.

6. Sientes su dolor

'¡Olvídate de mí!'.

"Tu amor hacia alguien crece si notas que tu empatía hacia dicha persona aumenta", explica la psicoterapeuta Madeline Cooper. "Si esa persona está triste, tú entristeces. Si se pone contenta, te alegras. Puede significar que quieres darle amor y para ello buscas su mismo canal emocional".

7. Te ríes de sus bromas

'Amor sin cita previa'.

El estudio Humor en el cortejo destacó que reírse de los chistes de la otra persona constantemente (incluso cuando no hacen gracia) es una señal de interés romántico. En este sentido, otra pista clara es que empecéis a reíros de las mismas cosas incluso con ritmos y tempos parecidos.

8. Los celos surgen a la mínima

'Scott Pilgrim contra el mundo'.

Protección de la pareja es un término científico que describe los comportamientos de los animales que se activan cuando un rival potencial aparece en escena. Los humanos tienen algo parecido, es un sentimiento que se te activa cuando temes perder la oportunidad de salir con alguien: los celos. Es una señal de que te aterra perder la oportunidad de salir con esa persona.

9. De repente pruebas cosas nuevas

'El sueño de mi vida'.

De un día para otro te apuntas a ese curso que llevabas siglos posponiendo. Aceptas tareas en el trabajo que hasta ahora ni te habías planteado. El interesante estudio Enamorarse: Una investigación sobre el cambio del concepto de uno mismo descubrió que la gente enamorada tiende a renovarse con mayor facilidad. ¿El motivo? Una combinación de la euforia contada anteriormente y una estrategia para impresionar a la posible pareja.

10. Desapareces para tus amistades

'10 razones para odiarte'.

Toma nota si tus amistades te comentan que hace tiempo que no te dejas ver. Significa que estás priorizando poder quedar con alguien que te gusta. "Cuando queremos formar una conexión, nuestros sistemas de apego se activan, eso provoca que queramos priorizar acercarnos más a alguien", cuenta la psicóloga Clair Burley.

11. Sudas prácticamente a mares

'El diario de Bridget Jones'.

Si llevas tiempo sudando más de lo normal (y no hace calor) o sintiendo más náuseas de las que deberías (y no tienes ningún virus estomacal), significa que el amor llamó a tu puerta. Un estudio reciente descubrió que el amor puede conllevar cierta ansiedad (posiblemente al no tener plenamente el control del devenir de la relación) y eso conlleva estrés, que a su vez provoca sudor y náuseas.

12. No quieres que haya secretos con esa persona

'Retrato de un amor'.

"Las ganas de sentir intimidad con alguien significa revelarse", explica, para Best Life, Marisa T. Cohen, cofundadora del Laboratorio de Conexión y Autoconocimiento. "Significa permitir que tus emociones y deseos más profundos sean revelados. Eso solo se hace con gente con la que realmente quieres una relación sentimental fuerte como ser pareja".

13. La separación te afecta más de lo normal

'Persiguiendo a Amy'.

Si llevas días sin ver a una persona y notas que la desesperación te embarga, sientes un fenómeno llamado ansiedad por separación. Según explica la Clínica Mayo, es una etapa de estrés que ocurre cuando hace tiempo que no ves a tus seres queridos. Si esa persona en cuestión no es familiar o una amistad... ¿quizás deberías considerar que te has enamorado?

14. Adoras sus detallitos

'La gran enfermedad del amor'.

Descubres que colecciona chapas de las Tortugas Ninja, y te encanta. Descubres que le pone un poco de orégano a los bocadillos, y crees que es una idea digna de genios. El estudio Consenso y unicidad de las evaluaciones románticas concluyó que, después de la atracción física inicial, lo que te gusta de una persona son los detalles que la hacen única. 

15. De repente tu cuerpo siente menos dolor

'Batman vuelve'.

¿La espalda te duele menos? ¿Los dolores de cabeza se esfuman? El amor es un analgésico natural muy poderoso. Para confirmarlo, un estudio seleccionó a diversos participantes que llevaban menos de 9 meses en una relación y les indujeron dolor moderado en las manos. El dolor disminuía si estaba viendo en ese momento una foto de sus parejas. En cambio, las imágenes de gente atractiva pero desconocida no servían para nada.

16. Fantaseas con planes a futuro

'4 bodas y un funeral'.

¿Habéis quedado para el próximo sábado y ya estás proyectando múltiples posibles citas? ¿O ya has pensado en cómo estaríais en 2 años si de repente fueseis pareja? ¿Ya le has puesto nombres a vuestros hijos? Eso es que te gusta. "El amor es un elemento que requiere que formes planes a futuro, porque implica añadir a una persona a tu vida", explica Marisa T. Cohen.

17. No dejas de mirar a esa persona

'Amigos de más'.

Es un clásico. Cuando a una amistad le gusta a alguien se lo notas porque podría comer a esa persona con la mirada. Te ocurre también a ti y a los demás. Eso se debe a que ver la cara de la posible pareja lanza una dosis de dopamina al cerebro. "Es el mismo efecto que una adicción, porque estimula la respuesta deseo/recompensa relacionada con un placer intenso", aclara la terapeuta matrimonial Kat Van Kirk.

Otros artículos interesantes:

8 lecciones sobre relaciones que puedes aprender de 'Cómo conocí a vuestra madre', según un psicólogo de parejas

11 formas en las que el alcohol afecta a tus relaciones y vida sexual

7 señales que indican que tu pareja no se fía de ti, según una experta en relaciones

Te recomendamos