7 consejos para evitar sudar demasiado en verano

Una mujer sudando en casa
Getty

Uno de los aspectos más molestos del verano es el calor. Las altas temperaturas afectan a tu cuerpo, provocando cansancio, deshidratación, problemas en la piel y sudor.

Este último problema puede volverse especialmente incómodo para muchas personas: sudar de forma excesiva durante el verano es molesto y no siempre sencillo de evitar.

Además, si no estás bien hidratado, utilizas ropa poco adecuada, sales a la calle en las horas centrales del día u optas por las comidas copiosas este problema se volverá más grande. Por lo que es importante saber lo que debes hacer para sudar menos.

A continuación, se recopilan 7 consejos para evitar sudar demasiado en verano.

Evita comer ciertos alimentos

Comer muchas calorías.
Getty Images

Uno de los mayores errores que puedes cometer en verano es el de dejarte llevar por los excesos de la comida.

La comida basura y los alimentos picantes y altos en grasas van a hacerte sufrir una digestión más pesada, por lo que acabarás sudando más. Evítalos y opta por frutas, verduras, pescado azul y frutos secos, tal y como recomienda el Ministerio de Sanidad. Los zumos naturales también son una buena opción. 

Lleva una botella de agua fría a todas partes

botella de agua de plástico

Unplash

El agua fría debe ser tu mejor compañía durante el verano. Llévate una botella a todas partes y bebe aunque no tengas sed; es la mejor forma para mantenerte hidratado.

El agua fría ayuda a regular la temperatura del cuerpo, por lo que acabarás sudando menos. 

No abuses del alcohol y de las bebidas azucaradas

Hombre bebiendo alcohol
Pixabay

Mantenerse bien hidratado no significa beber decenas de botellines de cerveza cada día. Es cierto que las bebidas alcohólicas pueden aportarte una sensación refrescarte, pero en realidad la temperatura de tu cuerpo acaba aumentando y eso produce sudor corporal. 

Además, consumir alcohol en exceso es perjudicial para la salud y corres el peligro de que se acabe convirtiendo en una adicción. 

Evita también las bebidas con cafeína y grandes cantidades de azúcar. 

Elige bien la ropa que vas a ponerte

Una mujer joven ordena la ropa de su armario
Getty

Utiliza ropa ligera, holgada y que deje transpirar. Las prendas de algodón suelen ser la mejor alternativa.  Evita la ropa ceñida y la de colores oscuros, ya que te harán sudar más. 

El calzado también debe facilitar la transpiración del pie, así que lo mejor que puedes hacer es huir de las suelas de goma y de los zapatos muy cerrados.

No descartes la depilación

Una mujer depilándose
Pixabay

Si las axilas te sudan mucho siempre tienes la opción de depilarte, al menos durante el verano. Al tener menos pelo en ciertas zonas del cuerpo se acumula también menos sudor y humedad, por lo que en parte estarás evitando este inconveniente. 

Evita salir al exterior en las horas centrales del día

calor extremo sol verano

Getty Images

El Ministerio de Sanidad aconseja no realizar actividades al aire libre entre las 12:00 y las 17:00 horas, ya que son los momentos del día en el que las temperaturas se mantienen más elevadas, y esto significa que terminarás sudando más. 

En el caso de que tengas que salir a la calle a estas horas, hazlo con ropa cómoda, utilizando gorra y gafas de sol, protector solar y con una botella de agua fría para hidratarte. 

Usa antitranspirantes, pero no abuses de ellos

Este producto de Mercadona ha sido elegido como el mejor desodorante por la OCU; cuesta 0,75 euros

Getty Images

Los antitranspirantes sirven para detener la producción de sudor taponando las glándulas sudoríparas. Tienes que utilizarlos después de darte una ducha, a ser posible por la mañana, una vez que las axilas están debidamente secas.

Eso sí: el abuso de este remedio puede ser perjudicial, entre otros motivos porque acaba eliminando microbios que habitan en esa zona de la piel y que son beneficiosos para el organismo.

Otros artículos interesantes:

La mejor hora del día para hacer deporte, según la ciencia

11 errores comunes que provocan que tu ensalada sea menos saludable (y más calórica) de lo que crees

10 mitos sobre el ejercicio físico que debes dejar de creer si quieres empezar a hacer deporte