Pasar al contenido principal

Recuperación a la vista: cada vez más analistas auguran que la economía mundial volverá a acelerar su crecimiento a partir del próximo trimestre

Un trader feliz en Wall Street
Reuters
  • Los analistas de Deutsche Bank, Morgan Stanley y Bloomberg Economics prevén que la economía mundial podría salir de su ralentización el próximo trimestre.
  • A finales de febrero, el economista jefe de Goldman Sachs, Jan Hatzius, señaló que la economía mundial podría haber tocado fondo tras la mejora de los indicadores de actividad.
  • El mantenimiento de políticas fiscales por parte de los bancos centrales, las negociaciones comerciales entre EE.UU. y China y la mejora de ciertos datos macroeconómicos motiva la mejora de perspectivas.

2019 puede ser el año en el que se dé una situación inaudita. A lo largo de este año, según las últimas previsiones de varios expertos, la economía mundial podría volver a alcanzar el ritmo de crecimiento que ha ido perdiendo paulatinamente a lo largo de los últimos trimestres y que ha sido especialmente destacada en países como China, Alemania e Italia, con este último país entrando en recesión.

Así, los expertos hablan de una recuperación sin que en muchos mercados haya llegado a experimentarse una crisis o, al menos, una recesión como las vividas en 2009 o 2011.

El primero en apreciar esta mejoría fue el economista jefe de Goldman Sachs, Jan Hatzius, cuando señaló el pasado febrero que la economía mundial podría haber tocado fondo tras la mejora de los indicadores de actividad a comienzos de 2019, que calificó de brotes verdes. Apenas un mes después, los analistas de Deutsche Bank, Morgan Stanley y Bloomberg Economics apoyan esa opinión.

Tipos de interés y rebote en las bolsas

El economista jefe de este último organismo, Tom Orlik, ha asegurado recientemente a Bloomberg que es previsible una mejora en la economía global. Para ello, se basa en el efecto del mantenimiento de tipos de interés de la Reserva Federal de EE.UU., de las negociaciones para poner fin a la guerra comercial entre EE.UU. y China y de las políticas de estímulo que ha anunciado Pekín para reforzar su crecimiento.

A la vista de todos estos factores, Orlik estima que la economía mundial "tocará fondo en el primer trimestre y volverá a remontar moderadamente a continuación". Esta opinión es compartida por los expertos de Morgan Stanley y de Deutsche Bank, que prevén una mayor aceleración conforme se vaya acabando el año.

Leer más: Los "sabios alemanes" mejoran 3 décimas su previsión de crecimiento para España este año, hasta el 2,3%

Respecto a la política monetaria, los expertos destacan que la Reserva Federal está manteniendo contra pronóstico los tipos de interés en niveles históricamente bajos, una medida que coincide con las del Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra. Además, el BCE ha recalcado que mantendrán este nivel de interés hasta finales de año y ha puesto en marcha nuevas subastas de liquidez.

A pesar de que los bancos centrales mantienen sus políticas entre advertencias sobre la ralentización de la economía, los expertos consideran que sus medidas relajarán aún más las condiciones financieras. El resultado, según Bloomberg Economics, es mayor confianza en los inversores y rebotes por encima del 20% desde diciembre en el S&P 500 de Wall Street y del Shanghai Composite chino.

Los temores a una guerra comercial podrían ser "exagerados"

Otro de los principales factores de inestabilidad en las finanzas globales es la guerra comercial entre EE.UU. y China y los efectos colaterales que pueda tener en las exportaciones de otros países. Tras la decisión del presidente de EE.UU. Donald Trump de retrasar una nueva imposición de aranceles por los progresos en su diálogo con Pekín, las aguas parecen volver a su cauce.

Leer más: La monstruosa burbuja de deuda que avivó el fuerte crecimiento de China y de los países emergentes "podría haber estallado"

Bloomberg Economics alude a un estudio del Instituto de Finanzas Internacionales en el que se asegura que los temores a los efectos de la guerra comercial podrían ser "exagerados". Por ello, señala que hay signos de estabilización en el comercio global, a pesar de reconocer que el contencioso ha costado a EE.UU. 40.000 millones de dólares en exportaciones.

Respecto al gigante asiático, los expertos señalan la mejora de sus datos de crédito y el anuncio por parte de la Asamblea Nacional Popular de China de nuevas medidas de estímulo y de flexibilización monetaria como factores positivos. Todo ello, se suma a una previsión de alza del PIB por encima del 6%, un dato que parece bajo comparado con los de años anteriores, pero que deja muy atrás a los de EE.UU. o la UE.

Te puede interesar

Lo más popular