Todo lo que debes saber del paquete de 11.000 millones en ayudas al comercio, el turismo y la hostería que aprobará esta semana el Consejo de Ministros

Un trabajador desinfecta una zona de piscinas en un hotel de Palma de Mallorca
REUTERS/Enrique Calvo
  • El enfrentamiento entre PSOE y Unidas Podemos retrasa al viernes la aprobación del paquete de 11.000 millones en ayudas a comercio, hostelería y turismo, especialmente pymes.
  • Se distribuirá en 3 fondos, destinados a ayudas directas, reestructuración de préstamos ICO y recapitalizaciones, aunque todavía se desconoce cómo se repartirá la financiación entre 3 formatos o si se prorrogará la moratoria concursal.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A la espera de que la Unión Europea dé luz verde a los primeros fondos comunitarios para la recuperación de la pandemia que España comenzará a recibir previsiblemente a lo largo del verano, las empresas de los 3 sectores más afectados por el coronavirus podrían recibir este martes un importante espaldarazo económico a su actividad con un plan de rescate específico por parte del Gobierno.

Así lo anunció el pasado mes de febrero el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que desveló que su gabinete estaba preparando una prórroga del escudo social y económico ante la pandemia que consistiría en un paquete de ayudas para "apoyar sectores que ya eran competitivos antes de la pandemia" y que "ahora se encuentran en una situación extremadamente difícil", como es el caso del turismo, la hostelería y el comercio.

Este compromiso iba a concretarse en el Consejo de Ministros de este martes, en el que estaba prevista la aprobación de ese paquete de 11.000 millones de euros en ayudas a comercio, hostelería y turismo. Sin embargo, el enfrentamiento entre las fuerzas de la coalición de Gobierno retrasará el plan al viernes a través de un Consejo de Ministros extraordinario según apuntan varios medios: Unidas Podemos pide que al menos 8.000 millones sean ayudas directas.

El turismo supone las dos terceras partes de la destrucción total del PIB de España, con pérdidas de 106.000 millones de euros

Hasta ahora, el Gobierno ha desvelado pocos detalles de este paquete de ayudas, como el hecho de que se estructurará a través de 3 fondos, de los que uno se dedicará a que las autonomías repartan ayudas directas a las empresas que han visto hundirse su facturación, otro a reestructurar préstamos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y un tercero para recapitalizar empresas de tamaño medio.

Este no es el primer paquete específico que el Gobierno destina a estos 3 sectores, dado que en el penúltimo Consejo de Ministros de 2020 se dio luz verde a una batería de medidas de apoyo a turismo, hostelería y comercio, valoradas en 4.220 millones de euros y destinadas a aliviar sus costes, aunque en este caso no se trataba de ayudas directas como en el actual paquete, sino de moratorias de alquiler, aplazamientos de cuotas sociales, reducciones de impuestos y más créditos ICO.

Qué sabemos del rescate a turismo, comercio y hostelería

Por el momento, el Ejecutivo ha dejado entrever los detalles básicos del paquete de ayudas al comercio, el turismo y la hostelería, como su configuración a través de 3 fondos y otros detalles que el Gobierno habría ultimado este pasado fin de semana, según Europa Press, que destaca que esta iniciativa se producirá tras la aprobación de ayudas directas equivalentes al 2% del PIB este año y tras invertir para este fin otro 5% en 2020.

Respecto a los 3 fondos que darán forma a este plan de rescate, el que más debate ha generado es el de ayudas directas a las empresas, que se articularán dotando de más recursos a las autonomías para otorgar inyecciones para sufragar los costes fijos de las empresas que lo soliciten y que se sumarán a los 2.000 millones de euros que está previsto que reciban las comunidades de los fondos europeos.

Los costes a los que se podrán destinar estas ayudas directas incluyen el alquiler de locales comerciales o espacios de trabajo, los gastos de suministros energéticos o telemáticos y los de formación y, según la normativa comunitaria, tendría un límite de hasta 800.000 euros, aunque el Ministerio de Economía está negociando con Bruselas elevarlo a 1,8 millones de euros, según Europa Press.

Mientras, el segundo fondo está vinculado a los préstamos avalados por el ICO, que acumulan un total que supera los 120.400 millones de euros en créditos, de los que un 96% se han concedido a autónomos y pymes, según ha asegurado recientemente la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, que ha destacado que "hay recursos asignados directamente solo a pymes", como las ayudas de capacitación y digitalización dotadas con 5.000 millones de euros.

Este segundo fondo podría incluir procedimientos para el alivio de las deudas de las empresas afectadas por el coronavirus que recurrieron a los créditos avalados por el ICO para subsanar las consecuencias de la pandemia y de las restricciones en sus negocios, como reestructuraciones o incluso quitas de deuda, aunque la banca contará con margen para ofrecer mayores plazos o carencias, dejando la quita de deuda como último recurso, según El País.

Por último, el tercer fondo pondrá el foco en la recapitalización de las empresas de mediano tamaño a través de la Compañía Española de Financiación del Desarrollo (Cofides) a través de un modelo similar al que el Ejecutivo puso en marcha para grandes compañías de la mano de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), como ha sucedido con Air Europa.

Qué queda por definir del paquete de ayudas a los sectores más afectados por la pandemia

Más allá de lo ya desvelado, todavía hay varias incógnitas respecto al rescate económico a los sectores más afectados por la pandemia. En concreto, falta por desvelarse el mecanismo que se empleará para evitar que reciban ayudas las compañías que sean incapaces de hacer frente a sus deudas actuales o de recuperar su actividad para devolver las ayudas, las denominadas empresas zombis, que podrían duplicarse a lo largo de este año, según los expertos.

También se ha especulado con el formato de esas ayudas directas, que podrían ofrecerse a través de inyecciones de dinero que equivalgan al 70% o 75% de la facturación obtenida en 2019 por la empresas que solicita esta subvención. Además, la banca podría ser la encargada de canalizar esas ayudas y de determinar qué compañías son o no viables y, por tanto, tienen acceso a estas ayudas directas, según El Economista.

Por otra parte, el Consejo de Ministros podría aprobar también este martes una nueva prórroga de la moratoria concursal, que vence el próximo domingo y que ha supuesto que ni las empresas insolventes ni sus acreedores han podido iniciar el proceso de quiebra. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, señaló que el Ejecutivo busca un procedimiento concursal más ágil y garantista para determinar qué empresas pueden ser viables si reciben ayudas públicas, aunque no descartó otra prórroga.

No obstante, pese a que se da por segura la aprobación este martes del paquete de ayudas al comercio, el turismo y la hostelería, hay detalles importantes que quedarían por acordar, según La Información, que señala a la dotación con la que contarán cada uno de los 3 fondos y, más específicamente, el fondo para ayudas directas, para el que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, reclama 8.000 millones de los 11.000 millones de euros disponibles.

Además, la propuesta de la vicepresidencia de Asuntos Sociales contempla destinar las transferencias directas a cualquier empresa, y no solo de los 3 sectores afectados, que acredite que en 2020 perdió al menos un 30% de su facturación respecto al año anterior, que los fondos recibidos se destinen en un 70% a cubrir gastos fijos y que sea el Estado y no las autonomías quiénes repartan los fondos, según el medio digital.

De este modo, Iglesias apuesta por que sean los ministerios de Economía y de Hacienda y la Agencia Tributaria los que se encarguen del reparto de ayudas, en las que Unidas Podemos propone incluir una cláusula de mantenimiento del empleo, como la que ya está vigente para las empresas en ERTE, o un compromiso para dejar antes de 3 años el régimen de tributación por módulos para evitar tener que devolver las ayudas.

Estos desacuerdos sobre el paquete de ayudas podrían incluso provocar que su aprobación se retrase una semana más, hasta el 16 de marzo, retornando a la fecha inicialmente prevista para su paso por el Consejo de Ministros, ante los desacuerdos entre las principales responsables de este paquete, las vicepresidentas primera y tercera, Carmen Calvo y Nadia Calviño, y el vicepresidente tercero. La respuesta a estas dudas, este martes en torno al mediodía.

Otros artículos interesantes:

El Gobierno anuncia un nuevo paquete de 11.000 millones en ayudas a trabajadores, empresas y autónomos para asentar la recuperación

Estas son las ayudas que pueden pedir hostelería, comercio y turismo

El Gobierno estudia cómo determinar qué empresas serán viables si reciben ayudas públicas y cómo agilizar su reparto