¿Son suficientes las vacunas para acabar con la pandemia? Lo que enseñan los casos de Israel y Chile

Campaña de vacunación en Israel

Reuters/FW1F/Saumyadeb Chakrabarty

  • Países como Reino Unido, Israel y Chile han avanzado mucho en su campaña de vacunación y podrían ser los primeros en alcanzar la inmunidad de rebaño. 
  • Sin embargo, sus casos revelan que los países no deben confiar todo a las vacunas para recuperar la normalidad. 
  • Esto es lo que se puede aprender de los países que ya están más adelantados en su campaña de vacunación. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Israel ha vacunado contra el coronavirus a casi el 60% de su población con al menos una dosis y se ha convertido en uno de los países con más personas vacunadas gracias a una efectiva campaña. 

Lo mismo sucede con Reino Unido, que ha vacunado a más del 50% de la población adulta y fue el primer país en dar el pistoletazo de salida a la campaña de vacunación. Por su parte, Chile ha vacunado con al menos una dosis a casi el 40% de su población. 

Estos datos contrastan con las cifras españolas. En nuestro país ha recibido al menos una dosis el 16,98% de la población. 

Sin embargo, no todos los países que están más adelantados con la inmunización están en vías de recuperar la normalidad como muchos esperan que ocurra con las vacunas. Reino Unido comenzará estas semanas su estrategia de desescalada, por lo que se irá revelando poco a poco si la vacunación ha sido suficiente. 

Las diferencias en el sistema inmune de los niños podrían explicar por qué se enfrentan mejor al COVID-19

Por su parte, los casos de Israel y Chile revelan lo que se puede aprender y esperar de cara a las medidas necesarias para recuperar la normalidad. 

Israel, un caso de éxito que no está exento de medidas controvertidas 

Gil Gidron, presidente de la Cámara de Comercio e Industria España-Israel, ha explicado que los puntos fuertes de la campaña de vacunación ha sido el manejo centralizado, un sistema de atención hospitalaria muy fuerte y un sistema digitalizado que ha mantenido la conexión constante entre el ciudadano y el sistema de salud. 

Además, Gidron ha subrayado la atención especial que han recibido las residencias de ancianos en el proceso de vacunación. 

Rafael Borras, de Teva Pharmaceuticals, ha desgranado los puntos que han permitido vacunar entre 150 y 200.000 personas diarias en Israel. 

  1. Un sistema sanitario sólido. 
  2. Sistemas digitales maduros y avanzados que permiten que el ciudadano sabe cuándo se debe vacunar, en qué punto y tiene todo un seguimiento posterior. 
  3. Un agresivo esfuerzo en adquisición de vacunas que comenzó con mucha anticipación. 
  4. Una estrecha colaboración entre la propia administración con empresas y proveedores externos. 
  5. Una campaña intensa para convencer a la población de la necesidad de vacunarse.

Por otro lado, el país ha ido organizando una progresiva relajación de las medidas de desconfinamiento y ha mantenido a rajatabla otras, como el cierre casi total del aeropuerto internacional de Ben-Gurión. 

Expertos consultados por The Guardian han asegurado que la clave del éxito de Israel es su preparación para cualquier eventualidad. 

De hecho, el país tiene lo que se conoce como la oficina del "abogado del diablo" (Devil's Advocate office), donde se estudian las tesis opuestas a las aceptadas a fin de estar preparado para eventualidades y tener bajo control el máximo número de parámetros, según explica Xataka

Sin embargo, no todas las decisiones adoptadas en Israel han sido populares. Por ejemplo, ha establecido un sistema de pasaportes verdes que se conceden a las personas que han recibido las dos dosis de la vacuna o se han recuperado de la enfermedad y, por tanto, se considera poco probable que sean infecciosas. 

La UE podría no renovar los contratos con AstraZeneca y Johnson & Johnson

Esta medida es controvertida y muchos en el país han protestado contra su imposición, según recoge The Guardian. Por otro lado, el parlamento aprobó recientemente el uso de una pulsera electrónica para controlar la cuarentena obligatoria que deben realizar todos los que regresan al país.

La medida dividió a los diputados, pero los que votaron a favor aseguraron que mantener un estricto control sobre las personas que entraban en el país era fundamental para controlar las variantes. 

Además, el país también ha recibido numerosas críticas por su negativa a vacunar a los palestinos en las zonas ocupadas por Israel. 

El caso de Chile revela la importancia de mantener a raya los casos a medida que se despliega la campaña de vacunación 

Sin embargo, es Chile la que representa la mayor advertencia de que la vacunación no es suficiente para volver a la normalidad. 

A pesar de haber vacunado casi a la mitad de su población, los casos diarios siguen aumentando considerablemente.

Se han aducido varias razones para este salto inesperado: la propagación de cepas de coronavirus más virulentas procedentes de Brasil; el aumento del número de chilenos que viajan por el país; y la menor adherencia al distanciamiento social después de que el programa de vacunación diera a la gente una falsa sensación de seguridad, según explica The Guardian. 

La importancia de este último punto fue subrayada por el profesor Lawrence Young, virólogo de la Facultad de Medicina de Warwick. "Creo que Chile muestra el peligro de depender demasiado solo de las vacunas. Las vacunas son fantásticas, pero nunca van a ser una solución por sí solas, y lo que está ocurriendo en Chile nos proporciona una advertencia muy clara".

Johnson & Johnson aterriza en España: todo lo que debes saber de la vacuna monodosis, sus ventajas, efectos secundarios y el posible riesgo de trombos

El profesor Stephen Griffin, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Leeds, estaba de acuerdo. "Hay que seguir controlando los casos mientras se vacuna. Si no lo haces, seguirás teniendo problemas", añade.

Las variantes, el mayor desafío de la campaña de vacunación 

Al igual que en Chile, las variantes provocaron también un pico de casos en Reino Unido, que vio como sus hospitales se veían sin recursos para continuar con el ritmo de la campaña de vacunación porque tenían que atender los nuevos casos. 

De hecho, un grupo de expertos del Grupo de trabajo de la Comisión de Salud Pública para el COVID-19 de The Lancet ha escrito en The Conversation advirtiendo de que las variantes son la principal amenaza y hacen que la vacunación sea insuficiente por sí sola. 

Las mutaciones "están surgiendo en diferentes países simultáneamente, lo que significa que ni siquiera los controles fronterizos y las altas tasas de vacunación pueden proteger necesariamente a los países de las variantes cultivadas en casa, incluidas las variantes preocupantes, cuando hay una transmisión comunitaria sustancial", sostienen. 

El pánico por la vacuna de AstraZeneca es exagerado y podría socavar los esfuerzos para acabar con la pandemia

"Por estas razones, es vital reducir la transmisión en la comunidad. Ninguna acción aislada es suficiente para evitar la propagación del virus; debemos mantener fuertes medidas de salud pública junto con los programas de vacunación en todos los países", advierten.

La protección mundial solo se garantizará si se consigue un acceso equitativo a las vacunas 

Los expertos que escriben en The Conversation también advierten de que para que la vacunación sea efectiva, debe realizarse a nivel global.  

Se ha estimado que se necesitarán más de 11.000 millones de dosis de vacunas para vacunar al 70% de la población mundial.

Sin embargo, las cifras recientes indican que los países más ricos —una quinta parte de la población mundial— ya han comprado 6.000 millones de dosis, mientras que el resto de los países más pobres solo han conseguido 2.600 millones.

Ante este enorme desequilibrio en materia de vacunas, India y Sudáfrica han solicitado a la Organización Mundial del Comercio que suspenda los derechos de patente sobre diversas técnicas, vacunas y medicamentos de COVID-19 para poder producir sus propios tratamientos para hacer frente a la pandemia. 

La propuesta ya ha sido respaldada por más de 100 países, pero no ha tenido tanto apoyo por parte de la industria y los gobiernos occidentales. 

La nueva directora general de la OMC, Ngozi Okonjo-Iweal, ha propuesto una solución alternativa por la que se concederían licencias solo de fabricación para garantizar el suministro, pero manteniendo la protección de la propiedad intelectual. 

India va camino de convertirse en una de las mayores armas contra el nacionalismo vacunal y su papel podría ser crucial para el fin de la pandemia

El propio Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha asegurado que, aunque que está a favor de se liberalicen patentes de las vacunas del coronavirus “al máximo posible”, es necesario garantizar que las farmacéuticas obtengan beneficios para no desincentivar la innovación. 

El experto ha señalado que no liberar todas las patentes no es incompatible con garantizar que la población "tenga acceso razonable a todos los recursos sanitarios para tener mejor salud".

En la misma línea que Simón ha hablado también Sarah Gilbert, investigadora a cargo de la vacuna de la Universidad de Oxford, señala que es razonable que las farmacéuticas quieran sacar beneficios de los países ricos después de haber hecho un esfuerzo tan grande. 

LEER TAMBIÉN: Sanidad amplía la vacunación con AstraZeneca hasta los 69 años y los inmunólogos recomiendan poner la segunda dosis a quién haya recibido la primera

LEER TAMBIÉN: La científica que se hará millonaria gracias a la vacuna de AstraZeneca

LEER TAMBIÉN: La EMA confirma que los trombos deben considerarse efectos secundarios de la vacuna de AstraZeneca, pero asegura que los beneficios superan los riesgos

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna