Así va la carrera científica por curar el COVID-19: las vacunas y tratamientos que se están desarrollando contra reloj

  • La pandemia del coronavirus ya ha infectado a más de 2 millones de personas en todo el mundo. 
  • Las grandes compañías, las pequeñas biotecnológicas y las instituciones científicas y académicas están librando una carrera por encontrar una vacuna o un tratamiento efectivo contra la enfermedad. 
  • Actualmente, hay más de 70 proyectos de vacunas contra el coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). De ellos, 3 han iniciado los ensayos en humanos.
  • La carrera por la vacuna está enfrentando además a dos modelos de fabricación y creando un debate en torno a si se pueden acelerar los procesos de aprobación sin poner en peligro la seguridad. 
  • La incertidumbre sobre cuándo podrá estar lista una vacuna ha hecho que muchas investigaciones prioricen la búsqueda de un tratamiento. 
  • La OMS ha puesto en marcha un ensayo global para probar 4 fármacos, del que España forma parte. 
  • La Unión Europea tiene su propio proyecto en marcha y la Agencia Española del Medicamento también está priorizando los ensayos relacionados con el coronavirus. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La pandemia de coronavirus ya ha infectado a más de 2 millones de personas en todo el mundo desatando una carrera mundial por lograr encontrar una vacuna o un tratamiento contra la enfermedad. 

La primera compañía en acaparar titulares fue la biotecnológica Moderna, que comenzó a probar su candidato vacunal en humanos tan solo 63 días después de haberse secuenciado el genoma del virus, que fue compartido por los científicos chinos. 

Actualmente, junto a Moderna están probando sus vacunas en humanos otras dos compañías: la biotecnológica estadounidense Inovio y la china CanSino. En total hay unas 70 vacunas contra el coronavirus en desarrollo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Que las primeras empresas en llegar a las pruebas en humanos hayan sido biotecnológicas, que basan la fabricación de su vacuna en la genética, ha puesto de manifiesto que, en esta carrera por la vacuna, se están enfrentando dos modelos de desarrollo. 

El novedoso método de Moderna, que utiliza ARN mensajero, permite una fabricación mucho más rápida, pero hasta ahora no hay ninguna vacuna en el mercado producida según este modelo. 

Leer más: La startup española que ha conquistado el mercado internacional con su tecnología antipirateo rastrea la Red para detectar la venta ilegal de medicamentos y estafas relacionadas con el coronavirus

Por su parte, el esquema más clásico, que consiste en introducir un virus atenuado o incluso solo una proteína, es algo más lento, pero su efectividad está probada. Es por el que están apostando, entre otros, en el Centro Nacional de Biotecnología en Madrid, donde hay dos investigaciones en marcha luchando por encontrar una vacuna. 

La crisis también ha suscitado el debate sobre la posibilidad de acelerar los procesos de aprobación de una vacuna, que pueden llegar a superar los 10 años.

Las compañías biotecnológicas y las farmacéuticas están pidiendo acelerar y flexibilizar la aprobación —la propia Moderna habría obviado los ensayos en animalespara conseguir comercializar una vacuna a tiempo de combatir la pandemia. 

Los escenarios más optimistas prevén que tendremos una vacuna en 18 meses, pero la incertidumbre hace que se estén priorizando, en muchos casos, las investigaciones que buscan un tratamiento. 

En esa línea, la Organización Mundial de la Salud ha lanzado un ensayo global bajo el nombre de proyecto Solidarity, que quiere probar la efectividad de 4 fármacos: remdesivir, hidroxicloroquina y cloroquina, ritonavir y lopinavir. 

Los tratamientos han sido elegidos por su eficacia contra otras enfermedades como la malaria o el VIH.

Leer más: Una vacuna contra el coronavirus probada en ratones muestra resultados prometedores y sus investigadores ya planean iniciar los ensayos con humanos antes de fabricarla en masa

España forma parte de este ensayo, así como del que ha puesto en marcha la Unión Europea, que sigue los pasos del de la OMS pero sin incluir la cloroquina. 

Por su parte, la Agencia Española del Medicamento ha priorizado los ensayos clínicos relacionados con el COVID-19 y, en los hospitales, también se están probando la mefloquina o algunos tratamientos con corticoides. También se está investigando la posibilidad de usar plasma de pacientes recuperados de la enfermedad

A pesar de todo, todavía no hay evidencia científica concluyente de que alguno de estos fármacos sea efectivo para el tratamiento o la profilaxis contra el coronavirus. 

LEER TAMBIÉN: Cuándo abrirán los bares y restaurantes en España: la hostelería tardará en salir de la cuarentena

LEER TAMBIÉN: Esta sería la fecha final del confinamiento en España si se siguiese la misma cuarentena que en China

LEER TAMBIÉN: Qué va a pasar con las vacaciones de verano: playas, piscinas y chiringuitos en peligro por el coronavirus

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Salud
  4. Ciencia