Pasar al contenido principal

La sangre de los pacientes recuperados de COVID-19 podría ayudar a tratar los casos graves de coronavirus, según un nuevo estudio

El doctor Zhou Min, un paciente recuperado de COVID-19 que ha pasado su cuarentena de 14 días, dona plasma en el centro de sangre de la ciudad de Wuhan, capital de Hubei, China.
El doctor Zhou Min, un paciente recuperado de COVID-19 que ha pasado su cuarentena de 14 días, dona plasma en el centro de sangre de la ciudad de Wuhan, capital de Hubei, China. Associated Press
  • Los investigadores chinos han informado de resultados alentadores, aunque tempranos, de un posible tratamiento contra COVID-19.
  • Cinco pacientes con coronavirus en estado crítico mejoraron tras recibir un tratamiento experimental hecho con la sangre de personas que se habían recuperado del nuevo coronavirus.
  • De ellos, 3 fueron dados de alta y los otros 2 siguen con ventilación pero en condiciones estables. 
  • Los primeros resultados se han publicado este viernes en la revista médica Journal of the American Medical Association.
  • El tratamiento, llamado plasma para convalecientes, se basa en la capacidad de los anticuerpos producidos por pacientes recuperados que pueden combatir el coronavirus.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un nuevo estudio suscita la esperanza de que la sangre de los pacientes recuperados del nuevo coronavirus pueda ayudar a tratar los casos graves de SARS-CoV-2.

Cinco paciente en estado crítico contagiados con COVID-19 fueron hospitalizados en Shenzhen, China. Allí, recibieron una transfusión de plasma experimental y desde entonces se han ido recuperando en diferentes grados, según un nuevo estudio publicado este viernes en la revista médica Journal of the American Medical Association.

Aunque la investigación es demasiado limitada en tamaño y rigor para sacar conclusiones, los hallazgos apoyan un estudio más en profundidad del tratamiento, llamado transfusión de plasma para convalecientes, según los investigadores.

De hecho, en Nueva York, Estados Unidos, ya se ha anunciado esta semana la puesta en marcha de planes para probar el plasma de convalecientes en casos severos de COVID-19.

Leer más: Los 4 tratamientos contra el coronavirus que la OMS ha puesto en marcha en un ensayo global

Los médicos realizaron el estudio en un hospital de Shenzhen, China, del 20 de enero al 25 de marzo. Los 5 pacientes de entre 36 y 73 años, recibieron las transfusiones plasma entre 10 y 22 días tras ingresar en el hospital.

A los 3 días de la transfusión, 4 de los 5 disminuyeron su temperatura corporal a la estándar. Y 4 de 5 también vieron cómo sus infecciones respiratorias agudas se recuperaban en 12 días.

En total, cuando se publicaron los resultados este viernes, 3 de los pacientes habían sido dados de alta del hospital. Mientras, los otros 2 se mantenía en condiciones estables, pero todavía necesitaban estar con respiradores en un hospital.

Leer más: Cómo funciona un respirador y cuándo es necesario en pacientes de coronavirus

Las limitaciones del estudio impiden sacar grandes conclusiones, pero no se descartan

Además del estudio, 2 expertos de la Universidad de Emory, Estados Unidos, el doctor John Roback y la doctora Jeannette Guarner, han interpretado los hallazgos en un artículo para JAMA. Roback dirige el Centro de Transfusión y Terapia Celular de la Facultad de Medicina de Emory, y Guarner es catedrática de patología y medicina de laboratorio.

Según estos expertos, los 5 casos estudiados son "convincentes y bien documentados", pero también limitados. No hubo un grupo de control en el estudio para comparar los resultados, explican, y 5 pacientes es un tamaño de muestra muy pequeño.

Además, también estaban recibiendo medicamentos antivirales y esteroides experimentales, lo que limita aún más la capacidad de determinar la eficacia de la transfusión de plasma.

Leer más: La cloroquina no es mejor que la atención médica habitual contra el coronavirus, según acaba de concluir un estudio preliminar con pacientes chinos

A pesar de estas limitaciones, los primeros hallazgos plantean una posibilidad de la transfusión de plasma como un tratamiento efectivo para la COVID-19, especialmente para los pacientes en estado crítico.

"Los resultados resaltan la posibilidad de que los anticuerpos del plasma convaleciente puedan haber contribuido a la eliminación del virus y también a la mejora de los síntomas", según los investigadores chinos.

Roback y Guarner dicen que los hallazgos apoyan pruebas más rigurosas en COVID-19. Los tratamientos de plasma similares han demostrado beneficios en el pasado, con su uso durante el brote de SARS en 2002-03 y el brote de H1N1 en 2009, por ejemplo.

"Si los resultados de investigaciones rigurosas, como un ensayo clínico aleatorio a gran escala, demuestran su eficacia, el uso de esta terapia también podría ayudar a cambiar el curso de esta pandemia", señalan los expertos de Emory.

Leer más: El test 'low-cost' de Mologic para detectar el coronavirus en 10 minutos empieza sus pruebas de validación

El posible tratamiento hace hincapié en el papel de los donantes de sangre que se recuperaron de COVID-19

Los pacientes recuperados de COVID-19 proporcionan el tratamiento experimental a través de donaciones de sangre. En el caso de este estudio, los donantes se recuperaron todos del coronavirus y reportaron sentirse bien en al menos 10 días. Y su plasma fue transferido a los pacientes el mismo día que donaron, según los investigadores.

Si se demuestra que el tratamiento funciona a mayor escala, un desafío crucial será aumentar estas donaciones para enfrentar a la pandemia. Roback y Guarner dicen que entonces los centros de sangre tendrían que recolectar plasma de los donantes, y los trabajadores sanitarios alentar a los pacientes enfermos que se recuperen a donar.

Leer más: El 80% de los infectados con COVID-19 se contagia de personas que no saben que están enfermas

Algo para lo que también podría ser útil contar con pruebas de detección de anticuerpos que podrían proporcionar más especificidad sobre qué anticuerpos específicos pueden ser mejores, escriben.

Mologic ha lanzado también esta semana a evaluación y validación tests de detección de anticuerpo —los cuales podrían ser fabricados y utilizados en España para conocer la inmunidad al virus, según Mologic y el ministro de Sanidad Salvador Illa respectivamente. 

Y además