El COVID-19 se llevó el año pasado más de 74.000 vidas, un 240% más de las que causa el cáncer más mortal en España

Ambulancia.

REUTERS/Gleb Garanich

  • En España han muerto más de 87.900 personas contagiadas con el SARS-CoV-2 desde que empezó la pandemia. 
  • En 2020 se registraron cerca de 74.000 fallecidos, entre COVID-19 identificado y no diagnosticado, un 152% más que por la principal causa de muerte en España y un 240% por encima de la cifra del cáncer más mortal registrado en el país.  
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mortalidad ha crecido en España un 18% en el primer año de pandemia de COVID-19. 

Conforme al recuento oficial del Instituto Nacional de Estadística (INE), más de 74.800 personas fallecieron tras el contagio con el SARS-CoV-2 de 493.700 muertes confirmadas en 2020. 

Es decir, un 15% del total de fallecidos había pasado la enfermedad que el nuevo coronavirus provoca.

Actualmente, desde que se detectó el primer caso en el país, se han perdido 87.955 vidas, a fecha 25 de noviembre.

En los últimos 7 días, la cifra de fallecidos diaria ha aumentado un 5,8%, según el recuento de elDiario.es. Pero el aumento de los casos (+50%), de las hospitalizaciones (+41%) y los ingresos en unidades de cuidados intensivos (UCI) (+30%) en el mismo periodo podrían anticipar un aumento también de fallecidos en las próximas semanas. 

Gracias al alcance de la vacunación y las medidas de control que se han mantenido y respetado en España, los expertos creen que la ola de otoño aún podría sortearse. Aunque se desconocía que una variante más peligrosa que cualquiera de los conjuntos de mutaciones anteriores podría tener relación con los rebrotes en los países vecinos y, principalmente, en el continente africano.  

"Si Alemania volviese a la normalidad se encontraría con una ola de coronavirus 2 veces más grande que la primera española": Margarita del Val explica por qué España es un modelo para el resto de Europa

A principios de noviembre nos encontrábamos "razonablemente bien", en palabras de Margarita del Val en una entrevista con Business Insider España

Pero los datos sugieren que en enero y febrero podrían sufrirse de nuevo unos de los meses más duros de la pandemia con las secuelas de las navidades, añade la experta.  

En esta misma línea, para marzo de 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) espera que las muertes en la región europea de la organización —en la que se incluyen países como Rusia, cuya cifra de muertos ha superado recientemente los 1.200 casos, o Bielorrusia— se alcancen los 2,2 millones de muertos. Es decir, 700.000 muertes más por el SARS-CoV-2 de las que hay actualmente registradas. 

Cabe destacar que no todos los países sufrirán dicha ola de la misma manera —como tampoco ha sucedido con el reciente aumento de los casos, entre vecinos como Alemania, Austria o España—.

De facto, del Val cree que es posible que España se acerque al fin de la pandemia en la primavera de 2022. Y que, en el futuro, el coronavirus se comporte como otros de los virus de la misma familia que dan lugar a los catarros estacionales —aunque en tan sólo un año haya matado a un 8000% más de personas que la gripe, por la que cada año mueren entre 1.000 y 2.000 personas en España—. 

"La región europea es muy amplia y tiene un buen número de países que están teniendo muchos problemas con la vacunación —la prioridad en la gestión de la pandemia, según del Val—".

Aunque, de momento, no se puede asegurar que el continente se reponga de las oleadas de navidades con la misma facilidad. Y el resto de países que, como España, parecen controlar la propagación del virus tendrán que permanecer atentos. 

"Las regiones orientales como Rumanía, Bulgaria... lo están pasando fatal. Así que ni siquiera en la Unión Europea te puedo decir que van a bajar radicalmente los muertos", añade.

El coronavirus llegó a triplicar las cifras de fallecidos de cada una de las principales causas de muerte del país

Sanitaria.

El recuento del INE de fallecidos con COVID-19 —diagnosticado y no confirmado, 60.358 y 14.481, respectivamente— se sitúa 2 y 3 veces por encima de las de los fallecidos por las principales causas de muerte en España.

Los casos, que suman 17.000 fallecidos más que en los datos oficiales de la primera ola de la pandemia, se comparan con los de enfermedades izquémicas del corazón, las cerebrovasculares, el cáncer de bronquios y pulmón y la demencia.

La cifra se sitúa entre un 100% y un 300% más alta. 

Las muertes con COVID-19 superan a la principal causa de muerte, las isquemias de corazón, en un 152%; a las enfermedades cerebrovasculares en un 189%, al cáncer de pulmón en un 241% y a la demencia en 258%. 

Aunque, tal y como se ha mencionado con anterioridad, el COVID-19 supuso un 15% de todas las muertes registradas en España en 2020

El COVID-19 superó en el mismo año las cifras de fallecidos para cada tipo de cáncer

Hospital prueba cáncer

Cada año en España mueren más de 110.000 personas con tumores malignos y benignos. 

El más mortal de estos es el de bronquios y pulmón, que en el último año provocó 21.918 pérdidas de vidas humanas. Le siguen el cáncer de colon (11.131 fallecidos en 2020), de páncreas (7.427), de mama (6.651) y de próstata (5.922 en el mismo año). 

La cifra de muertos con COVID-19, que superaron las de cada tipo de tumor, equivale a un 66% del total de fallecidos con cáncer en España para el mismo periodo

También a un 13% del total en los últimos 5 años y a un 6% de las reportadas en la última década.

La Asociación Española del Cáncer advirtió a principios de año en un informe que el efecto que ha tenido el coronavirus sobre el sistema de salud, llevará a la pérdida de un 21% de los diagnósticos y a un incremento de hasta el 5% en las muertes del cáncer más mortal, el de bronquios y pulmón.

"No han bajado los casos, sino los diagnósticos", aclara. "Aumento de las listas de espera, pacientes que no han querido acudir a los centros sanitarios por miedo y, en definitiva, un sistema de salud con gran parte de los recursos recanalizados para asegurar la atención de los pacientes de coronavirus".

El coronavirus mató a un 76% más de personas que todas las enfermedades del sistema respiratorio en 2020

Una mujer se realiza una PCR para detectar COVID-19.

En las estadísticas del INE, el COVID-19 se incluye entre las enfermedades infecciosas y parasitarias —categoría en la que en tan sólo un año se han pasado a contabilizar de cerca de 6.000 muertes a 80.796—.

Sin embargo, la enfermedad que provoca el patógeno se considera una patología del tipo respiratoria, como el resfriado común. Por lo que se compara con otras enfermedades respiratorias como la gripe, el asma o la neumonía. Estas últimas provocaron la pérdida de 894, 948, 8.768 vidas en 2020.

Las cifras de víctimas del coronavirus (74.483) en 2020 se sitúa un 76% por encima respecto al total de las muertes provocadas por enfermedades que se relacionan con el sistema respiratorio (42.423).

Pero, en lo que respecta a cada una de las patologías que se incluyen en la categoría, el SARS-CoV-2 ha llegado a provocar en el último año entre un 300%, para otras enfermedades del tipo respiratorio, y un 8271% de muertes más en comparación con la gripe. 

Otros artículos interesantes:

Lo que no solucionan las vacunas: 13 factores de salud que tienen en común los fallecidos de COVID-19

Bill Gates prevé que las muertes por COVID-19 podrían reducirse hasta los niveles de la gripe hacia mediados de 2022

9 mensajes de alerta sobre el nuevo coronavirus que no debes ignorar aunque parezcan bajo control los brotes de COVID-19

Te recomendamos