Hacer ejercicio por la tarde quema más grasa abdominal que hacerlo por la mañana, pero solo en hombres

Los hombres con riesgo de diabetes mostraron mejores niveles de azúcar en sangre y perdieron más grasa abdominal al hacer ejercicio por la tarde que por la mañana.
Los hombres con riesgo de diabetes mostraron mejores niveles de azúcar en sangre y perdieron más grasa abdominal al hacer ejercicio por la tarde que por la mañana.

Reuters/ Juan Medina

  • Si eres hombre y tienes riesgo de padecer diabetes 2 entonces puede interesarte mover tu rutina de ejercicios a la tarde.
  • Un nuevo estudio, que analizó los resultados obtenidos por dos grupos de participantes tras 12 semanas de entrenamiento, encontró que el ejercicio realizado por la tarde lograba mejoras en la sensibilidad a la insulina, mayores disminuciones en la masa grasa y mejora del rendimiento frente a la mañana.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Hacer deporte a ciertas horas del día puede tener mejores resultados que a otras. Al menos en lo relativo a hombres con riesgo de desarrollar diabetes 2.

Así lo apuntan las conclusiones de un nuevo estudio, según el cual aquellos pacientes que llevaron a cabo su entrenamiento durante la tarde mostraron mejores resultados metabólicos y en quema de grasa en comparación con aquellos que realizaron un entrenamiento por la mañana.

Estos resultados se relacionan con los conocidos ritmos circadianos, un reloj biológico que responde a un ciclo de 24 horas en función de la luz y que cada vez parece tener un papel más relevante para el organismo, más allá de ayudarte a estar activo durante el día y con ganas de dormir por la noche.

Por ejemplo, la ciencia circadiana también ha apuntado a que la hora del día en el que ingieres la comida puede tener un impacto en tu peso. Un estudio del pasado año apuntó que la alimentación nocturna, y las alteraciones que esto suponía en los ciclos circadianos, conducían a cambios en hormonas encargadas del apetito y los niveles de glucosa de forma negativa.

De manera similar parece ocurrir ahora con el ejercicio, tal y como apunta una nueva investigación publicada en The Physiological Societyen la que los investigadores observaron que el momento de practicar un entrenamiento puede aumentar los efectos beneficiosos de este sobre la salud.

11 signos silenciosos de que sufres diabetes tipo 2

Para ello, el equipo de investigadores analizó retrospectivamente los datos de un estudio anterior en el que los voluntarios realizaron un entrenamiento de ejercicio supervisado de forma regular durante 12 semanas bien por la mañana o por la tarde.

Las conclusiones anteriores no se centraron en el momento del día en que se practicó el entrenamiento, pero al ser revisados ahora los científicos encontraron que el ejercicio realizado por la tarde lograba mejoras en la sensibilidad a la insulina, mayores disminuciones en la masa grasa y mejora del rendimiento.

Tras este hallazgo, el equipo de especialistas llevó a cabo un nuevo seguimiento de un total de 32 hombres voluntarios. Entre sus características médicas, algunos de ellos contaban con sobrepeso u obesidad, tenían un hígado graso no alcohólico o diabetes controlada.

Todos ellos se sometieron a un programa de deporte que combinó  ejercicios de tipo aeróbico y de resistencia durante 12 semanas. Para llevarlo a cabo se dividieron en dos grupos: el primero realizó todos sus entrenamientos por la mañana (entre las 08:00 y las 10:00 a.m.) y el segundo durante la tarde ·entre las 15:00 y las 18:00 p.m.). En lo relativo a la alimentación se pidió que mantuvieran su comportamiento dietético habitual durante todo el estudio.

El ejercicio por la tarde mostró mejores resultados en niveles de insulina y quema de grasa

Tras el tiempo estimado de 12 semanas, los resultados obtenidos mostraron que la práctica de ejercicio durante la tarde lograba mejores resultados en ciertos aspectos metabólicos.

Así, los hombres que habían llevado una rutina vespertina obtuvieron una sensibilidad a la insulina promedio significativamente mejor que los que hicieron ejercicio por la mañana. A su vez, mostraron una pérdida de grasa alrededor de la cintura más significativa, a pesar de que el programa había sido el mismo para todos.

"Juntos, estos datos proporcionan evidencia en humanos de que el momento del ejercicio puede amplificar los efectos beneficiosos para la salud del entrenamiento físico", recoge el estudio en sus conclusiones.

Grasa abdominal: qué ejercicios hacer para mantenerla a raya

Aunque frente a estos hallazgos, el estudio cuenta con ciertas limitaciones.

Por un lado, la muestra es pequeña, se reduce a 32 personas. Además todas ellas fueron varones, por lo cual no se puede afirmar que los resultados puedan ser válidos en mujeres. 

Asimismo tampoco explica por qué sucede esto. 

Aunque a este respecto, el doctor Patrick Schrauwen, uno de los autores principales, explica en The New York Times que el ejercicio moderado por la tarde puede "ayudar a metabolizar más rápidamente las últimas comidas" que se toman antes de irse a dormir. Un efecto que podría tener un impacto más positivo en el reloj biológico y en el metabolismo — de manera similar a las evidencias que apuntan que cenar antes en la noche ayuda también en estos dos aspectos—.

Aún así, si practicar deporte por la tarde te resulta más complejo o menos apetecible, antes de dejarlo, sigue haciéndolo por la mañana. Sin duda hacer ejercicio será mejor que no hacer nada, y cuanto más se adapte a tu rutina más fácil será que lo sigas practicando.

Otros artículos interesantes:

Las máquinas que deberías intentar evitar en el gimnasio

Estos accesorios para hacer ejercicio en casa te permitirán quemar rápidamente los excesos de la Navidad

7 trucos sencillos para acabar con el sedentarismo y empezar a moverte más