Mantener la recuperación pospandemia pese a los costes energéticos y la inflación: estos serán los retos en los viajes en 2023

mujer avión

Getty Images

  • Tras mucho esfuerzo, el sector turístico alcanzó en 2022 las buenas cifras a las que estaba acostumbrado antes de que el COVID-19 parase en seco los viajes hace casi 3 años.
  • Ahora que el mayor bache parece haberse superado, Business Insider España ha consultado a las principales compañías y expertos de la industria para averiguar qué retos pondrán ponerse en el camino de los viajes en 2023.

Tras un par de años sufriendo por el frenazo en seco de los viajes, el sector turístico logró volver a las buenas cifras a las que estaba acostumbrado antes de la llegada de la pandemia.

2022 ha supuesto la recuperación para muchas empresas que finalmente pudieron seguir con sus planes habituales y, en algunos casos, incluso han logrado salir reforzados de la pandemia

El año que viene se presenta como una continuidad de este crecimiento, pero la sombra de la inflación planea sobre el sector y sobre unos viajeros que ven cómo sus aventuras pueden volver a truncarse si el bolsillo no da para más.

Sin embargo, los datos de varias plataformas confirman las ganas por seguir viajando, tanto en el segmento ocio como en el de negocios, que este año ha mostrado razones suficientes para afirmar que (por fin) está de vuelta –aunque habrá que ver qué peso tendrán en estos viajes en el presupuesto de tantas compañías que han protagonizado recientemente una oleada de despidos–. 

"Si algo hemos aprendido durante los últimos años es que los viajes no deben darse por sentado. Los datos de nuestro último estudio reflejan el deseo de que viajar es considerada una forma de vivir momentos de felicidad y de desconexión para contrarrestar el peso del día a día", afirma Pilar Crespo, responsable de Booking España y Portugal.

Manuel Ojeda, responsable de Marketing online para los mercados europeos en HomeToGo, señala que, ante toda la incertidumbre que se avecina en el nuevo año por el aumento del coste de la energía y el temor a la inflación, la demanda de viajes ha seguido persistiendo. 

Las cifras de Skyscanner lo confirman: el 38% de los consumidores planea hacer el mismo número de vacaciones que en 2022, y casi la mitad de ellos (48%) está pensando en realizar incluso más viajes, mientras que solo el 6% tiene previsto ir menos de vacaciones.

Ana Domenech, directora para el Sur de Europa del Grupo lastminute.com, confirma que se prevé un verano exitoso, por lo que las perspectivas en el 2023 son, cuanto menos, positivas. 

Business Insider España ha consultado a las principales compañías y expertos del sector para averiguar qué retos se pondrán en el camino de los viajes en 2023.

Viajar en un año que comienza en medio de una crisis económica y geopolítica

Aunque para diversos analistas 2023 sea el año de la recuperación, el camino no va a ser tan fácil por factores como la Guerra en Ucrania, la crisis de la energía y su exorbitada subida de precios, además de la inflación en constante incremento.

"Si esta coyuntura se mantiene, y tiene visos de prolongarse a lo largo del año entrante, va a resultar difícil que el común de los turistas vuelva a retomar con normalidad sus costumbres vacacionales, aunque solo sea por precaución o contención del gasto, y garantizar una temporada equiparable con años anteriores a la pandemia", apunta Óscar Iniesta, director senior de Comunicación Corporativa en Llorente y Cuenca experto en turismo

Deborah Carrer, responsable del programa de MSC Tourism & Hospitality Management de la escuela de negocios TBS Education, añade que todos estos factores harán que se valoren más factores que antes no se planteaban: precio, valores añadidos tanto en alojamiento como en transporte, y el poder seguir teletrabajando para adoptar un estilo de vida cada vez más nómada .

Para Jaime Trabuchelli, experto en gestión hotelera en CESAE Business & Tourism School, lo imprescindible en estos momentos es aprender del pasado y recordar cómo el sector turístico español ha resistido las crisis gracias a un trabajo sostenido desde los ámbitos público y privado. 

"Los buenos resultados no deben llevarnos al relax de otras épocas en las que hemos perdido competitividad por dormirnos en los laureles y debido a la falta de visión de futuro. Muchos países están trabajando muy duro en este aspecto y no debemos quedarnos atrás. El reto es pasar de un paradigma proactivo en cuanto a fomento de la competitividad en el sector, y no reactivo, como ha venido ocurriendo en las pasadas décadas", indica Trabuchelli.

Ahorrar en tiempos de inflación

Manualidades para ahorrar en casa

Con el trasfondo de la incertidumbre económica mundial, la gente va a aprovechar al máximo su presupuesto. Sin embargo, más de la mitad (56%) dice que invertir en vacaciones sigue siendo una de sus prioridades, y un 64% de los entrevistados por Booking ajustarán su presupuesto aprovechando ofertas. 

En esta misma línea, Brigitte Hidalgo, COO (Chief Operations Officer o responsable de operaciones, en español) de Weekendesk señala que este mayor gasto que supone ahora seguir haciendo turismo puede llevar a los viajeros a optar por destinos más cercanos, más asequibles, que les permitan descubrir lugares y experiencias sin necesidad de desembolsar mucho.

Según Mario Gavira, vicepresidente de crecimiento de Kiwi.com, estos retos también pueden ser oportunidades para aquellas empresas de viajes que puedan encontrar y ofrecer las mejores ofertas para aquellos consumidores con presupuestos reducidos, pero con ganas de seguir viajando.

Pese a ello, es muy importante identificar cuáles son los actores con más credibilidad en sus ofertas porque en tiempos de crisis se tiene a ofrecer más de lo que realmente se va a dar al final, según Eduardo Irastorza, profesor de OBS Business School.

"Ahora mismo los consumidores están soportando la inflación sin problemas, pero si en algún momento empiezan a no poder soportarla y las empresas tienen que comerse casi toda la inflación que soportan, puede haber un problema grave con la rentabilidad, porque va a desaparecer", apunta Ricardo Fernández, director general de Destinia.

Devolver la deuda

ilustración deuda barco naufragio

Un reto que es fundamental es la deuda de las empresas turísticas, según Fernández: "Las empresas este año han vendido mucho, pero siguen teniendo mucha deuda arrastrada de la pandemia que van a tener que empezar a devolver, lo que puede crear algún tipo de fricción o impedirles crecer y competir con sus homólogos".

Fruto de ello se seguirá produciendo un fenómeno de concentración, opina el directivo de Destinia, que indica que como muchas empresas han salido peor financieramente de la crisis, han aguantado sin vender, pero ahora que ya han recuperado algunos números va a haber concentración "tanto en las cadenas hoteleras como en la intermediación y en las aerolíneas". 

Aumentos de los costes de la energía para hoteles y anfitriones de alquiler vacacional

"Nos tiene muy preocupados todo lo referente al incremento de los costes operativos de los hoteles. Todo está subiendo mucho. Hemos hecho una apuesta muy fuerte por la calidad y tenemos que garantizar al cliente que esto no va a cambiar. Trasladar el aumento de costes al cliente es inviable, ya que rompería el equilibrio entre oferta y demanda, por lo que con seguridad nuestros márgenes de beneficios se van a ver mermados", señalan fuentes de RIU Hotels & Resorts a Business Insider España.

Al Imserso le llueven las críticas: viajeros insatisfechos, hoteles a los que no les sale rentable adherirse y un sector que ve insuficientes los PGE de 2023

Esta subida de costes provocó un aumento generalizado de los precios de los hoteles durante el verano, el más caro de la historia. Pero enfrentarse a esta subida de los costes de la energía también se pondrá en el camino de los anfitriones al alquilar sus casas de vacaciones, según el portal de alquileres vacacional Holidu.

Sin embargo, es probable que esto refuerce la tendencia creciente hacia el uso de medidas sostenibles por parte de los propietario (según datos de Holidu, el 36% de los anfitriones desearía instalar paneles solares y el 31% sistemas de ahorro de agua).

Reservas de vuelos a niveles normales, pero con el peligro del precio del queroseno

Los viajeros se enfrentarán a un posible aumento de los precios de los billetes de avión, impulsado principalmente por el encarecimiento del combustible –que ha aumentado entre un 25% y un 35% en los últimos meses–, que representa en torno al 25% de los costes de las compañías aéreas y la reducción de la capacidad de las aerolíneas debido al viento en contra de la economía.  

"Esto podría traducirse en un menor consumo de viajes de larga distancia, un aumento de la demanda de opciones de viaje de bajo coste por aire y tierra y una mayor proporción de viajes para visitar a amigos y familiares", comentan desde Kiwi.com.

Pero los impuestos a la aviación, tanto al carburante como a los billetes, supondrán un gran perjuicio a los clientes, según advertía en noviembre la Asociación de Líneas Aéreas (ALA).

"Pueden acabar con un medio de transporte accesible para todos y retornar a los tiempos en que volar era un lujo al alcance de muy pocos”, comentaba Javier Gándara, presidente de la patronal aérea en España.

Volar te va a salir mucho más caro en 2023: los billetes en turista subirán un 5,5% y en 'business' hasta un 10,5%

Los vuelos a precio de ganga parecen acercarse cada vez más a su final. Ya lo avisaba este verano el CEO de Ryanair Holdings, Michael O'Leary, que señaló que volar se ha convertido en algo "demasiado barato" como para conseguir beneficios en plena escalada de costes en el sector.

El año que viene, volar será un 5,5% más caro de media en clase turista para los vuelos entre ciudades europeas y españolas. La subida será del 6% en clase business y del 10,5% cuando se vuela en esta clase en España, según el informe Air Monitor 2023 publicado por American Express Global Business Travel.

La buena noticia es que el sector supera el nivel de oferta prepandemia con la programación de un 4,4% más de asientos (un total de 114 millones) este invierno con respecto al de 2019, pese a la incertidumbre global.

"Acabamos de atravesar la recesión más profunda de la historia del sector por el impacto de la pandemia en los viajes, así que aún estamos saliendo de ella" afirma Ed Bastian, CEO de Delta Air Lines, que por otro lado se muestra optimista respecto a 2023 por la fuera demanda continuada.

De la misma manera, desde Iberia informan de que las reservas para el primer trimestre del año se sitúan, por ahora, en los niveles normales que corresponden a la estacionalidad: "Vemos que la demanda continúa aún muy robusta y que los clientes siguen queriendo volar".

El sector aéreo también podría verse nublado en 2023 por las constantes huelgas y cancelaciones que han protagonizado este 2022.

Más rivales en las vías

Durante el próximo año el sector del tren será cada vez más accesible para los usuarios gracias a la llegada de  los nuevos operadores al mercado. Se espera que estos nuevos competidores comiencen a operar más rutas, además de Madrid - Barcelona y Madrid- Valencia, las únicas por las que los 3 operadores recorren las vías actualmente, indica Andrea Saviane, Country Manager de Trainline en España.

Durante 2023  Iryo, Ouigo y AVLO comenzarán a ofrecer sus servicios en otras rutas como Madrid- Málaga, Madrid - Sevilla y Madrid - Alicante. 

"La llegada de competencia tiene efectos muy positivos en estas rutas en cuestión de bajadas de precios. En comparación con las navidades pasadas, solo la ruta Madrid -Barcelona el precio medio del billete ha caído un 21%, mientras que en Madrid-Valencia ha sido de un 57%", añade. 

Según los últimos datos trimestrales de actividad publicados por la CNMC, el corredor de alta velocidad Madrid-Barcelona registró en el tercer trimestre un 43% más de viajeros que en el mismo periodo de 2019. La cuota de mercado de Renfe descendió hasta el 57%, mientras que la de Ouigo alcanzó el 29% y la de AVLO se mantuvo estable en el 14%.

Esta nueva competencia lleva a Renfe a encarar el 2023 con el objetivo de consolidarse "como la opción preferida y más sostenible para viajar", señalan fuentes de la compañía. 

"Desde el punto de vista comercial, uno de nuestros retos es reforzar la base que ha hecho que el AVE sea un referente a nivel internacional. También estamos empeñados en avanzar en la personalización de nuestro producto", indican, y añade que la intermodalidad, la digitalización y la sostenibilidad serán otros de los frentes del próximo año. 

Sostenibilidad y última hora: tendencias y retos que se mantienen otro año más

Ilustración sobre sostenibilidad

La sostenibilidad es el principal reto al que se enfrenta la industria de los cruceros, un desafío en el que empresas como MSC Cruceros trabajan desde hace años con la intención de alcanzar un impacto cero para 2050 y para el que han desarrollado un plan 360º.

Pero no solo en los océanos, la sostenibilidad afecta a todas y cada una de las empresas dedicadas al turismo que siguen comprobando que se trata de una prioridad para cada vez más clientes preocupados por el futuro de nuestro planeta. Cómo demostrar un compromiso tangible al respecto será un desafío crucial para todas ellas.

 

Lo que tampoco cambia en este nuevo año es el que la última hora sigue reinando, lo que no facilita el trabajo a hoteleras como RIU, que consideran este su mayor reto desde el inicio de la pandemia, ya que les obliga a trabajar siempre con muy poca visibilidad. 

Según datos de Rumbo, solo el 25,5% de las reservas de 2022 se realizaron con un margen de más de 60 días de antelación, mientras que el 36% de las reservas se hicieron con un margen máximo de 15 días antes de la salida, y el 22% se realizaron hasta 7 días antes.

Costó ver la luz al final del túnel y ahora el reto es seguir por ese camino

"Vemos el año 2023 con un prudente optimismo, ya que los primeros números que ya tenemos en nuestros libros nos muestran una recuperación ascendente de todas las cifras de negocio. Otro dato muy favorable es que todos los mercados emisores ya se han recuperado y presentan cifras superiores a las del año 2019, comentan desde Riu, aunque aseguran que "aún es pronto para echar las campanas al vuelo".

Fuentes de NH Hotel Group confirman que, durante el segundo semestre, los ingresos también han superado los niveles previos a la pandemia, lo que permitió la subida en paralelo de los precios medios. Esto ha mejorado sustancialmente las expectativas, por lo que su principal reto para 2023 será consolidar dicha recuperación. 

"Si la demanda se mantiene podríamos avanzar hacia la estabilización de costes lo que definitivamente ayudaría a conseguir nuestro objetivo", añaden. Las expectativas sobre el regreso de los viajeros asiáticos y el repunte esperable del turismo de congresos de gran tamaño ayudarán a conseguirlo, indican.

Richard Brekelmans, vicepresidente de Marriott International para el Sur de Europa, asegura que siguen siendo optimistas sobre la continuación del fortalecimiento del mercado del ocio, lo que mantendrá la senda de la recuperación lograda en 2022. Por ello, uno de sus principales focos estará puesto en continuar reteniendo y ganando la lealtad y el compromiso de sus clientes, lo cual solo puede lograrse si también apuestan por invertir en retener y captar talento entre sus trabajadores. 

Una vez lograda la vuelta a las buenas cifras previas a la pandemia y con el fin de afianzarlas, desde Paradores señalan que en 2023 se enfrentan a la modernización de sus instalaciones, así como continuar con la apuesta por la digitalización y la explotación de los datos para ofrecer al cliente una experiencia personalizada.

Es este último punto el que para el profesor de OBS Business School, supondrá el mayor reto para el sector: conocer y reconocer mejor a los clientes, lo que pasa por una imprescindible digitalización de los procesos con big data con el objetivo de establecer una relación personalizada y relevante para los clientes que se mantenga en el tiempo. 

"Es el llamado lifetime value, la evaluación del cliente a lo largo de toda su potencial vida como tal", afirma. "Sin la lealtad de los clientes es imposible pensar en la continuidad de una empresa cara al futuro. Y el objetivo es lograr la eficiencia logrando la máxima satisfacción con el mínimo coste".

Otros artículos interesantes:

Operaciones oportunistas y sin grandes descuentos: qué se espera de la inversión hotelera en España en 2023

El CEO de la mejor agencia de viajes de lujo de Europa comparte cómo su vida personal le ayuda a organizar itinerarios a los que solo tienen acceso unos pocos privilegiados

¿Son buenas o malas las viviendas de uso turístico? Los expertos reclaman una normativa estatal que aporte coherencia

Te recomendamos