Los activistas de la privacidad abren un nuevo frente: por qué la demanda contra Apple en Alemania y España inicia una guerra legal en Europa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla en Davos con Tim Cook, CEO de Apple.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, charla en Davos con Tim Cook, CEO de Apple.
Moncloa / Fernando Calvo
  • España y Alemania son los países en los que noyb ha interpuesto una denuncia por privacidad contra Apple, cuyas campañas de marketing presumen de su respeto por los datos de sus usuarios.
  • Apple ha tenido problemas con los reguladores europeos por su ingeniería fiscal o por cuestiones de competencia en la App Store. Ahora, se abre un nuevo frente legal contra la multinacional.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La asociación en defensa de la privacidad en Europa, noyb, acaba de abrir un nuevo frente legal en Europa. El colectivo ha interpuesto dos demandas contra Apple, ante los reguladores de protección de datos en Alemania y en España.

En la exposición de motivos, los abogados de noyb entienden que el código que Apple genera en cada uno de sus dispositivos para identificar a sus clientes ante los anunciantes —el conocido como IDFA— funciona igual que una cookie. Así, Apple habría vulnerado normativas europeas al no haber solicitado un consentimiento explícito para ello.

La propia organización explicaba en su página web que "cada iPhone funciona con el sistema operativo iOS de Apple", y este, por defecto, "genera automáticamente un IDFA para cada uno". "Al igual que una matrícula, esta cadena de números y caracteres permite a Apple y a otros terceros identificar a los usuarios a través de las apps, e incluso conectarse para comprobar cómo se usan otros dispositivos".

Europa presentará en cualquier momento su nueva directiva para regular a las tecnológicas: los principales desafíos legales para Google, Apple, Amazon y Facebook

Este verano, Apple sopesó la posibilidad de complicar el acceso a los anunciantes a dichas 'matrículas'. La idea era que el sistema operativo del iPhone preguntase a sus usuarios si quería que las apps recopilasen datos sobre ellos para enviarles anuncios personalizados. Si alguien respondía que no, Facebook, por ejemplo, no podría acceder al IDFA en cuestión.

De hecho, la propia Facebook ya advirtió a finales de agosto que en caso de que Apple tomase esta decisión, destruiría buena parte de su negocio publicitario. Apenas unos días después, Apple calmó las aguas y explicó que aplazaban a 2021 el tomar o no en consideración este cambio en sus sistemas.

Un nuevo frente legal para Apple en Europa

Trabajadores de noyb en Viena.
Trabajadores de noyb en Viena.
REUTERS/Lisi Niesner

noyb, en cualquier caso, no está de acuerdo con la implementación actual de este IDFA. "Las leyes europeas protegen los dispositivos de los rastreos externos: solo están permitidos si los usuarios lo consienten explícitamente", advierte el abogado de noyb, Stefano Rossetti. "Aunque Apple introduce funciones en su navegador para bloquear cookies, coloca códigos similares en sus teléfonos".

Efectivamente, Apple basa desde hace al menos dos años sus campañas publicitarias en las capacidades de sus terminales y sus sistemas operativos en defensa de la privacidad de los usuarios. Los únicos problemas que la compañía de Tim Cook ha tenido con los reguladores europeos tienen que ver más con su ingeniería fiscal, que este verano se ha saldado con una gran victoria para la multinacional.

Apple sí ha tenido sus fatigas en el Viejo Continente también por sus problemas con la competencia.

La polémica con Epic y Fortnite ha vuelto a poner un debate sobre la mesa: las comisiones del 30% que Apple se lleva por cada pago que se realiza en apps en su sistema operativo. La cuota es la misma en Google, por otro lado.

Apple pagará más de 94 millones de euros para resolver su 'batterygate': otra investigación que persigue la obsolescencia de sus iPhone

También Spotify está intensificando sus críticas a Apple, a la que acusa de priorizar su servicio Apple Music por encima del suyo en el sistema operativo iOS. La tensión fue a más después de que Apple anunciara en septiembre Apple One, una suscripción de una sola cuota con un precio competitivo que incluía Apple Music, Apple TV+ y Apple Arcade entre otros servicios de la firma.

Apple lleva años intensificando sus esfuerzos por sacar más rentabilidad de su segmento de servicios, por lo que tiene sentido que incluso el IDFA acabe restringiéndose para terceros y solo lo puedan aprovechar los servicios propios de Apple.

Pero el fabricante del iPhone se ha topado con Max Schrems, el activista austriaco de la privacidad, y con noyb.

Por qué en España y en Alemania

"Creemos que Apple ha violado la ley antes, ahora y después de los cambios". Con los cambios se refiere con la proposición de la multinacional de restringir el acceso al IDFA a los terceros. "Con nuestras denuncias queremos reforzar un simple principio: el rastreo es ilegal, a no ser que exista un claro consentimiento".

Así lo explica Rossetti, el abogado de noyb, que avanza: "El IDFA no solo debería restringirse, sino que debería vetarse permanentemente. Los smartphones son los dispositivos más íntimos para la mayoría de la gente, y deben estar libres de rastreadores por defecto".

La demanda la ha interpuesto noyb en Alemania y España por un simple motivo. "Al tratarse de una denuncia basada en la directiva de privacidad electrónica y no en el GDPR, las autoridades alemanas y españolas pueden sancionar directamente a Apple, sin necesidad de cooperar con las autoridades de protección de datos europeos", detalla el abogado.

Un año de Apple TV+: el punto débil de la compañía de la manzana para hacerle sombra a Netflix y Disney en el negocio del streaming

Eso sí, la demanda española ha sido supervisada por el colectivo en defensa de los derechos digitales español X.net. Un miembro de su equipo jurídico, Miriam Carles, explica a Business Insider España que ellos les han prestado cierto asesoramiento, ya que la ley aludida en la demanda es la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI), una norma española.

Carles confirma que lo esperable es que Apple acabe recurriendo una decisión contraria de la AEPD, en caso de que esta tenga lugar. También señala que desde la entrada en vigor del GDPR, la concienciación en España en materia de protección de datos ha aumentado, "aunque seguimos regalando bastante los datos a la ligera". "En otros países hay más conciencia", señala.

Las cosas podrían cambiar, ahora que el nuevo frente contra Apple se abre también en España.

LEER TAMBIÉN: Apple quiere llamar tu atención con importantes ofertas en iPhone, relojes inteligentes y accesorios varios

LEER TAMBIÉN: El iPhone plegable llegará en septiembre de 2022, según las últimas filtraciones

LEER TAMBIÉN: El Apple Watch más barato que puedes comprar cuesta tan solo 179 euros en Amazon

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna