La economía española, 2 años después de la pandemia: seguimos más pobres que en 2019 pero con más empleo, récord de exportaciones y de deuda, y turismo a medio gas

Ilustración de la pandemia del coronavirus y el futuro

Getty Images

¿Por qué España crea más empleo que nunca si la economía se está enfriando? El Gobierno fía todas sus esperanzas de reducción de la deuda a una recaudación récord este año. Pero ni la inflación ni una recuperación económica más lenta de lo esperado parecen apoyar esta previsión.

Se dice pronto, pero ya van 2 años de pandemia. Hoy es el segundo aniversario de la declaración de estado de alarma que llevó a España (y al resto del mundo) al gran confinamiento durante meses. 

Los aniversarios suelen recordarse para celebrar o conmemorar efemérides. En este caso, sirve para tomar una foto fija de la economía española en marzo de 2020 y ver cómo de lejos estamos de esa casilla de salida.

Dos años después, España crea más empleo que nunca, pero sigue siendo más pobre que en 2019. El salvavidas de ayudas y crédito lanzado por el Gobierno a hogares y empresas ha permitido preservar el empleo y ha evitado un agujero mayor en la economía, pero a cambio de abrir un roto igualmente grande en la deuda pública.

Ahora, el descontrol de la inflación y el conflicto en Ucrania amenazan con dinamitar las perspectivas económicas y terminar de frenar una recuperación ya de por sí lenta. Esta semana, la vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, ya puso la venda antes que la herida, al avisar de que "vienen tiempos difíciles".

El efecto dominó de la guerra de Ucrania para España: subida de la gasolina y los alimentos, menos turismo, varapalo al campo, más inflación y purga de las rentas bajas

2022: seguimos más pobres que antes de la pandemia

En los primeros 3 meses de 2020, la economía española se desplomó un 5,4% intertrimestral. Apenas 15 días de parón de actividad (las últimas 2 semanas de marzo, tras el estado de alarma) echaron por tierra todo el PIB de enero, febrero y parte de marzo, y el golpe fue mayor que el sufrido en plena crisis financiera.

En el segundo trimestre, la economía cayó directamente a plomo: hundimiento del 17,7% respecto a un primer trimestre en negativo. España entraba en recesión técnica.

Se habló de recuperación en V, luego en W, finalmente en raíz cuadrada... Un intento de ponerle nombre a una realidad más oscura de lo previsto: el rebote de la economía no iba a tener la fuerza de la caída y por eso España tardaría más en recuperar lo perdido.

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

A nivel interanual, España perdió un 10,8% de su PIB en 2020 respecto a lo que tenía en 2019. Un año después, a cierre de 2021, España no ha recuperado ni la mitad de lo perdido: la subida fue del 5%.

Turismo: un vacío de 52 millones de personas

Una pareja de vacaciones en la playa.

Si España no termina de cerrar la herida abierta por el COVID-19 es por la crisis del turismo. Sin turistas, España lo tendrá difícil para llenar el vacío dejado en la economía por este sector. 

Antes de la pandemia, España era el segundo país del mundo que más turistas recibía y más dinero ingresaba por ello. El turismo lleva años siendo un sector estratégico para la economía. El PIB llegó a depender en más de un 12% del mismo.

Para frenar los contagios, los gobiernos impusieron restricciones a la movilidad y a la interacción social, precisamente los 2 pilares que mantienen en pie al turismo. España pasó de recibir 83,5 millones de visitantes en 2019 a 18,9 millones un año después: 64,6 millones de turistas perdidos de un año para otro

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Por eso, cuando en 2021 llegaron la vacuna y la relajación de las restricciones, el sector empezó a ver luz al final del túnel. Las llegadas aumentaron en 12,2 millones de personas y España recuperó un 40% de lo perdido por la crisis. 

Pero la luz todavía está lejos: seguimos a 52 millones de turistas de llegar a 2019. 2 años después de la pandemia, el turismo sigue sin ser ni la mitad de lo que llegó a suponer en 2019. Y, mientras no se recupere, es difícil que la economía se recupere si el turismo no vuelve a llenar su hueco.

Más pobres, pero con más trabajo 

Trabajador en una fábrica de Volkswagen en Alemania

España todavía produce menos riqueza que antes de la pandemia y eso que hay más personas produciendo que entonces.

En 2021, España creó 777.000 nuevos empleos, un nuevo máximo en la serie histórica, y el paro bajó a mínimos no vistos desde 2007. 

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

A cierre de año ya hay 360.000 trabajadores más de los que había en 2019, pero la economía produce menos, lo que se traduce en una pérdida de productividad.

Todo apunta a que en 2022 el mercado continuará generando nuevos empleos aunque, a medida que la recuperación termina, la creación de puestos de trabajo irá perdiendo fuelle. La buena noticia es que parece que ese empleo será de mayor calidad, una tendencia favorecida por la nueva reforma laboral.

Las huellas de la reforma laboral: 6 gráficos que demuestran que ya se notan sus efectos en el empleo y 3 que lo desmienten

Una deuda monstruosa que arrastrar durante generaciones

La pandemia se ha llevado cosas que hoy echamos de menos y ha dejado otras que habrá que arrastrar durante años. Entre las segundas destaca una deuda en máximos históricos.

El empleo, que no sólo no se ha destruido sino que hoy se crea a todo gas, ha tenido un precio: 40.000 millones de euros fue el coste sólo de los ERTE, a lo que hay que sumar las líneas de crédito abiertas por el Gobierno y, en menor medida, ayudas directas a hogares y empresas.

El enorme desembolso de gasto público para amortiguar el impacto del COVID-19 permitió evitar un roto en la economía, pero ha abierto otro: la escalada de la deuda.

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

La deuda pública se disparó en 24,4 puntos porcentuales en 2020, pasando del 98% del PIB al 119,9%. En 2021, la escalada continuó hasta batir un nuevo récord: aumentó en 81.000 millones de euros y alcanzó los 1,43 billones de euros.

Un soplo de aire fresco: récord histórico de exportaciones

Imagen de un camión de mercancías.

Por primera vez en la historia, y con una pandemia y crisis de suministros de por medio, España vende al exterior más de 300.000 millones de euros

Las exportaciones aumentaron un 21,2% en 2021 y alcanzaron un máximo histórico: 316.609,2 millones de euros. Un dato que sorprende porque, hace sólo un año, las ventas a otros países habían caído en picado hasta los 261.175 millones de euros, frente a los 290.892 millones que se exportaban antes de la pandemia.

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

El dato récord de 2021 quiere decir que el motor exportador español vuelve a funcionar a todo gas. Pero no hay que engañarse, con una inflación en niveles altísimos en todo el mundo, también quiere decir que los precios de los productos han subido, por lo que los exportadores españoles no venden necesariamente más, sino más caro que antes, por la inflación.

Por otro lado, el encarecimiento del precio de la energía, agravado por el conflicto de Ucrania, está tensando los costes de producción y transporte, lo que podría perjudicar a los fabricantes. El único mal menor es que todas las economías están notando ese encarecimiento, por lo que, por lo menos, no se traducirá en una pérdida de competitividad para España.

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Burbuja de la vivienda, pero diferente al 'boom' de 2008

Parece mentira, pero ni siquiera la pandemia ha logrado frenar el avance de precios y ventas del mercado de la vivienda en España. El inmobiliario se ha convertido en uno de esos sectores inmunes al COVID-19. 

Dos años después del COVID-19, en España vuelven a venderse más de medio millón de viviendas. Es más, las compraventas cerraron 2021 en máximos no vistos desde la burbuja inmobiliaria, lo que ha encendido la voz de alarma entre algunos expertos, que alertan de un nuevo boom.

En 2021, ya hay ciudades españolas donde se venden más pisos que en plena burbuja inmobiliaria.

,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

El despertar de un nuevo tipo de demanda (los que escapan del piso en el que tuvieron que pasar el confinamiento y quienes quieren aprovechar el teletrabajo), las operaciones de venta acumuladas durante el parón de actividad, los 75.000 millones de euros ahorrados por las familias entre 2020 y 2021 y un entorno de tipos de interés que favorece endeudarse explican este nuevo boom.

Cómo será comprar vivienda en 2022: riesgo de burbuja, despegue de los jóvenes, una montaña rusa entre centro y periferia y auge de pisos en costa

La postal de la economía española, 2 años después de la pandemia, es agridulce. Se venden tantos pisos como en plena burbuja, se exporta más que nunca y se crea empleo a toda velocidad. Y, sin embargo, la economía todavía no ha recuperado niveles preCOVID y mucho tiene que ver que el turismo siga a años luz de 2019. 

La gran pregunta ahora es cuánto de lo recuperado en estos 2 años podría perderse por el impacto del conflicto en Ucrania.

Otros artículos interesantes:

8 productos en los que vas a notar la guerra de Ucrania: gasolina, luz, aceite de girasol, maíz, automóviles o vivienda

El Gobierno despliega un paraguas de medidas económicas para capear la tormenta inflacionaria en hogares, industria y construcción y mercado energético

20 cosas que cuando llegó la pandemia no sabías que ibas a echar de menos

Te recomendamos