Pasar al contenido principal

Las erupciones cutáneas pueden ser indicio de coagulopatías en casos de COVID-19 graves, según un nuevo estudio que recomienda a los médicos hacer biopsias de la piel en estos casos

Paciente de coronavirus en un hospital de Brasil
Reuters

  • El coronavirus es capaz de producir una amplia variedad de manifestaciones cutáneas en algunos de los pacientes.
  • Dedos hinchados, ampollas y erupciones en la piel son algunas de las alteraciones que pueden darse en casos de COVID-19.
  • Ahora un reciente estudio remarca que ciertas afecciones de la piel podrían ser indicativas de una coagulopatía en casos de COVID-19 graves.
  • En concreto se trata de manifestaciones cutáneas conocidas como livedo reticularis y púrpura retiforme.
  • Los hallazgos sugieren la necesidad de que los médicos conozcan la relación entre estas alteraciones con el coronavirus, y recomiendan considerar una biopsia de piel en los casos en los que se detecten estas afecciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A medida que el nuevo coronavirus se ha ido extendiendo por el mundo, los dermatólogos se han dado cuenta de que la enfermedad de COVID-19 puede afectar de muy distintas maneras a la piel.

Ya en abril los científicos detectaron un síntoma habitual entre muchos pacientes: los conocidos como dedos de los pies COVID en los que estos aparecen amoratados e hinchados, como si estuvieran congelados.

Solo un mes después, la Academía Española de Dermatología y Venereología (AEDV) publicaba un estudio en la revista médica British Journal of Dermatology en el que se establecían hasta 5 patrones de alteraciones cutáneas relacionadas con este coronavirus. Entre ellas se incluían erupciones similares a sabañones en manos y pies, erupciones vesiculosas o lesiones urticariformes. 

Dado que estas alteraciones de la piel pueden deberse a causas muy variadas, resulta complejo saber en qué medida estas afecciones son consecuencia del coronavirus.

"Este es el desafío que plantea COVID-19. Con estos diferentes tipos de alteraciones y diferentes erupciones, ¿es urticaria porque el paciente solo tiene urticaria o urticaria relacionada con COVID-19?" se pregunta el doctor Art Papier, profesor asociado de dermatología del Centro Médico de la Universidad de Rochester en Nueva York en declaraciones a la CNN.

Precisamente desde que el nuevo coronavius surgió en el mapa, uno de los grandes retos de los investigadores y sanitarios ha sido conocer las múltiples formas en las que el COVID-19 puede afectar al cuerpo.

Leer más: Moderna llega a acuerdos para vender pequeñas cantidades de su vacuna contra el coronavirus por casi el doble de precio que sus rivales

Ahora un reciente estudio pone de nuevo el acento en las alteraciones cutáneas relacionadas con el coronavirus, apuntando que estas podrían ser indicativas de una coagulopatía en casos de COVID-19 graves.

La investigación, publicada este miércoles en la revista JAMA Dermatologyanaliza 4 casos de coronavirus grave ingresados en hospitales de la ciudad de Nueva York entre marzo y abril.

Los pacientes estudiados, con una edad comprendida entre los 40 y 80 años, mostraban manifestaciones cutáneas conocidas como livedo reticularis y púrpura retiforme. Tras la realización de biopsias se detectó que todos ellos padecían un tipo de vasculopatía que alteraba capilares, vénulas y arteriolas. En 3 de 4 pacientes se observó trombosis arterial.

Entre las conclusiones obtenidas los investigadores del New York Presbyterian Hospital y el Weill Cornell Medical College subrayan que estas afecciones cutáneas pueden ser un indicio clínico de un estado trombótico subyacente, — aconsejando el tratamiento con anticoagulantes como un beneficio de supervivencia para este tipo de pacientes.

Los hallazgos sugieren además la necesidad de que los médicos que atienden a pacientes con COVID-19 identifiquen las erupciones purpúricas y livedoides como posibles manifestaciones "de un estado hipercoagulable subyacente".

"Si se identifican estos hallazgos cutáneos, se debe considerar una biopsia de piel porque el resultado puede guiar la gestión de la anticoagulación", aconsejan los investigadores en el estudio.

Los investigadores solicitan considerar las alteraciones cutáneas como síntomas claves de coronavirus

Es ya conocido que la enfermedad de COVID-19 es capaz de generar inflamación en muchos de los pacientes, incluyendo la conocida como tormenta de citoquinas  capaz de resultar mortal en los casos más graves. 

La piel es particularmente sensible a la inflamación, permite saber el portavoz de la Academia Estadounidense de Dermatología, Seemal Desai, al medio CNN. Por lo que las erupciones y alteraciones cutáneas en los pacientes de coronavirus podrían servir para detectar la gravedad de la infección.

Leer más: Los expertos ya no esperan olas estacionales de coronavirus: la pandemia es como "un incendio forestal que busca madera humana para quemar"

En línea con esto el pasado mes de julio investigadores del King's College de Londres solicitaron que tanto los dedos COVID como las erupciones cutáneas fueran consideradas como síntomas claves de coronavirus, remarcando que estas pueden aparecer en ausencia de otros síntomas.

"Es importante que las personas sepan que en algunos casos, una erupción puede ser el primer o único síntoma de la enfermedad" advertía en el comunicado Veronique Bataille, dermatóloga del St.Thomas ' Hospital y el King's College London.

"Por lo tanto, si percibes un nuevo sarpullido, debes tomártelo en serio aislándote y haciéndote la prueba lo antes posible", recomendó la especialista.

Y además