De Mercamadrid a tu sartén en solo unas horas: foodStories, la startup de recetas para 'realfooders'

Fundadores de foodStories
foodStories
  • foodStories es una startup que elabora recetas saludables con alimentos de temporada y te manda todo lo necesario para su preparación en casa.
  • Nació en agosto de 2019 de la preocupación de 3 jóvenes por la alimentación y el cambio climático y ahora reparten comida dentro del perímetro de la M-30 madrileña.
  • La startup ha puesto en marcha un modelo de logística inversa por la que el repartidor también recoge los envases del pedido anterior para su reutilización.
  • Entre marzo y abril levantó 200.000 euros en una ronde FFF y pretenden lanzar otra para establecerse en Barceloa y París.
  • Business Insider España ha hablado con uno de sus fundadores, Emilio Viguera.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comer de una manera saludable es una preocupación creciente entre los españoles, cada vez más concienciados tanto por su salud como por su impacto en el cambio climático: según un estudio, la contribución al cambio climático de la dieta de los hogares es de un 19%. 

Esa preocupación abarca todo el sector de la alimentación, desde la comida que compramos en los supermercados hasta la que pedimos a domicilio, y fue lo que empujó a tres jóvenes a fundar foodStories, una startup que elabora recetas y envía a domicilio todo lo necesario para su preparación en casa.

"En España hay una clara tendencia hacia lo sostenible, aunque es verdad que vamos un poco por detrás de otras sociedades europeas en ese sentido. Tardará más en llegar pero sí se va viendo en grandes ciudades como Madrid y Barcelona", cuenta Emilio Viguera, uno de los fundadores de foodStories, en una entrevista con Business Insider España.

Todas las recetas las elabora la nutricionista y socia de la compañía Elisa Blázquez, qué tiene en cuenta el origen y temporalidad de los alimentos. Viguera insiste en que quieren llegar a los hábitos alimenticios de todo el mundo, no solo a los veganos y vegetarianos, pero no tienen recetas con carne y pescado porque aún no hay una manera sostenible de enviarlos. "A día de hoy no podemos servir proteína animal de manera sostenible porque tiene que haber una cadena de frío o estar envasado al vacío. Esto significa plásticos y materiales no biodegradables", explica el fundador.

Leer más: Nadie quería financiar su idea y desde 2012 ha fundado 6 marcas y una app multipedido y acumula más de 20 millones de euros de facturación

Su modelo de negocio está basado en el producto local y de temporada y el equipo está formado por 10 personas. "Del mismo modo que no queremos que un aguacate tenga que hacer miles de kilómetros para venir desde Perú a España, no creemos que nuestros productos tengan que viajar desde Madrid a Barcelona", cuenta. Por ahora, foodStories solo reparte dentro de la M-30 madrileña.

La plataforma se cierra a las 10 de la noche del día antes de repartir (martes y viernes) y sale automáticamente la lista de ingredientes que hay que comprar a primera hora del día siguiente en Mercamadrid, para que los productos estén lo más frescos posible. Después, se montan los pedidos y salen a las 8 de la mañana. 

Una preocupación común: la alimentación saludable y la sostenibilidad

foodStories

La idea surgió a raíz de la preocupación por la alimentación de sus tres fundadores (Emilio Viguera, Laurine Tran y Juan Ordóñez), interesados en el deporte y en lo que comen sus hijos, por lo que era siempre un tema recurrente.

Hace año algo más de un año, en agosto de 2019 dieron un paso adelante y fundaron la compañía. Tras varios estudios de mercado, lanzaron la plataforma en febrero y empezaron una fase de pruebas en marzo, antes del confinamiento, que funcionó muy bien, según Viguera. 

"Tuvimos que reorganizarnos bien para poner en marcha un protocolo de acción en las operativas por el COVID-19 pero pudimos crecer y servir a nuestros clientes", cuenta. "Nos dimos cuenta de que al final esto es una oportunidad para nosotros, porque está también concienciando más al consumidor a pedir comida por internet, algo que antes no era tan común. Creo que toda esta crisis sanitaria ha hecho concienciarse a la sociedad mucho en cuanto a temas de salud".

El perfil de cliente de foodStories es bastante variado, aunque son, sobre todo, personas preocupadas por tener una alimentación saludable o realfooders, así como parejas sin hijos o ejecutivos con poco tiempo. No obstante, Viguera admite que hay un perfil de cliente que no habían contemplado y consume sus servicios: parejas mayores cuyos hijos ya se han independizado y se manejan bien en internet.

Leer más: La aplicación de Carlos Ríos que busca competir con Yuka, MyRealFood, te permitirá saber si un alimento es saludable o no escaneando su código de barras: así funciona

Estos suelen hacer un pedido para toda la semana con unas 4 recetas y el ticket medio es de 40 euros y, de cara al futuro, Viguera no descarta distribuir a empresas o colegios, aunque de momento prefiere centrar y validar el modelo de negocio.

Envases de papel y vidrio reciclados y reutilizables

"El sector de la alimentación está lleno de plásticos de un solo uso, por lo que no se respetan mucho los temas de sostenibilidad", defiende Emilio Viguera. Por eso, en los envíos de esta startup las verduras vienen dentro de la bolsa de papel reciclado y todo lo que sean granos, salsas, líquidos, etc., van en botes de cristal.

En foodStories los envases se devuelven en el siguiente pedido para volver a ser utilizados, un procedimiento parecido al sistema Pfand alemán, por el que las botellas de plástico, las de vidrio y las latas se devuelven y, a cambio, el usuario recupera una parte de lo que pagó.

foodStories

"Tenemos un sistema de logística inversa. Todos los repartidores pasan por las casas de los clientes, dejan el pedido y recogen los envases. Luego, vuelven al almacén y dejan todas esas cajas con la ficha identificativa y los envases que ha devuelto cada uno", explica.

Leer más: De la sal sin microplásticos al paté vegetal sin soja: dos jóvenes españoles crean una startup que quiere frenar el cambio climático cambiando lo que comes

Asimismo, con el objetivo de usar la menor cantidad de recursos posible, foodStories optimiza las rutas que tienen que seguir los coches con los que reparten dos veces a la semana. "Nos consideramos una empresa minimalista porque intentamos utilizar el mínimo de recursos posible para nuestras operativas".

Para los repartos están empezando a introducir los vehículos eléctricos, aunque Viguera explica que no es posible aún repartir con ellos en todas las franjas porque no existe aún la estructura necesaria.

Leer más: La apuesta de Uber por el delivery podría tener premio: el potencial de este negocio y sus mayores márgenes impulsarán su crecimiento, según los analistas

En cuanto a competidores directos, el líder a nivel mundial en este segmento es la compañía alemana Hellofresh, que opera en 14 países pero aún no tiene presencia en el mercado español. Según explica Viguera, se trata de un mercado maduro en otros países como Estados Unidos. A nivel nacional también hay otros, como Foodinthebox.

200.000 euros en su última ronda de financiación

La empresa se constituyó con fondos propios de los 3 socios fundadores y, posteriormente, se hizo una ampliación de capital con la entrada de la nutricionista Elisa Blázquez y Guillermo Milans.

foodStories

Entre abril y mayo, foodStories cerró una ronda de financiación de 200.000 euros para dar el salto de la fase de pruebas y lanzar el proyecto "más a escala". Este dinero lo consiguieron gracias a gente cercana "con ganas de aportar", lo que se denomina como ronda FFF (las siglas de friends, family and fools en inglés). Pese a la crisis derivada de la pandemia y la incertidumbre económica, Viguera asegura que no fue difícil levantar esta cantidad debido al gran interés en el proyecto.

Una vez validen el negocio en Madrid, pretenden lanzar otra ronda de financiación con el objetivo de establecerse en otras ciudades como Barcelona y París.

LEER TAMBIÉN: Naifactory Lab, la startup española que crea lámparas y juguetes creativos con algo que tú tiras siempre a la basura: los huesos de aceituna

LEER TAMBIÉN: De la sal sin microplásticos al paté vegetal sin soja: dos jóvenes españoles crean una startup que quiere frenar el cambio climático cambiando lo que comes

LEER TAMBIÉN: Nadie quería financiar su idea y desde 2012 ha fundado 6 marcas y una app multipedido y acumula más de 20 millones de euros de facturación

VER AHORA: Por qué EEUU quiere prohibir TikTok y qué busca Microsoft con su compra: las claves del culebrón tecnológico de este verano

    Más:

  1. Alimentación
  2. Startups
  3. Salud
  4. Trending
  5. Better Capitalism
  6. Top