"El coronavirus se quedará como un virus respiratorio más entre una población vacunada y afectará cada año a los más débiles", según Margarita del Val

Una mujer anda por la calle.

REUTERS/Clodagh Kilcoyne

  • El SARS-CoV-2 terminará considerándose un coronavirus catarral más y volverá cada año como todos los virus respiratorios.
  • Aunque una nueva variante, que podría ser más peligrosa que la delta, ha disparado los casos en varios países del mundo y amenaza con convertirse en la versión dominante.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Ómicron podría ser la prueba de muchas de las cosas que han salido mal en lo que a la protección contra el virus y a la gestión de la pandemia se refiere. 

Pero también podría ser la evidencia que respalda las afirmaciones de las autoridades sanitarias de todo el mundo que han advertido —una y otra vez— de que el SARS-CoV-2 se convertirá en un virus endémico, que volverá en oleadas como el resto de virus respiratorios.

Científicos de todo el mundo, desde Margarita del Val, viróloga e investigadora del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), hasta Mike Ryan, máximo responsable de Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), han defendido que el nuevo coronavirus es imposible de erradicar y que acabará contagiándonos a todos.

"Es importante dejarlo claro: el virus puede convertirse en otro virus endémico en nuestra sociedad y puede que nunca desaparezca. Creo que es importante que seamos realistas y no creo que nadie pueda predecir cuándo desaparecerá la enfermedad", lleva advirtiendo Ryan desde mayo de 2020

El COVID-19 ha venido para quedarse: expertos sanitarios españoles comparten anticipan cómo será la nueva normalidad en 2023

"A este virus no lo vamos a poder erradicar con estas vacunas", añade del Val en una entrevista con Business Insider España realizada antes de la aparición de ómicron.

"Mientras tanto, nos vamos a ir infectando todos. El virus sigue circulando, igual que circulan también los coronavirus catarrales. Todos los hemos pasado de pequeños y todos los años circulan".  

No obstante, que el SARS-CoV-2 siga propagándose en el futuro no implica que lo vaya a seguir haciendo de la misma manera. El virus se convertiría en un patógeno endémico y se comportaría como el resto de coronavirus catarrales. 

"Hay virus peores que los coronavirus. La gripe es peor", puntualiza Del Val. 

"El coronavirus dará cada año la cara en las personas más débiles"

PCR.

"Creo que este virus se quedará como eso, como un virus respiratorio más en una población en general vacunada y que cada año dará la cara en las personas más débiles, que es justo lo que hace la gripe", describe la viróloga. 

Dentro de este grupo se encuentran aquellos pacientes que ahora se consideran de riesgo de COVID-19 grave: personas mayores, con enfermedades subyacentes como la diabetes, con un tratamiento inmunosupresor muy agresivo, con trasplante de órgano...

"Ese tipo de personas que son vulnerables a varias infecciones, que ya saben que tienen que preocuparse y protegerse, son el tipo de personas que se infectan cada año de gripe y creo que serán las que se infecten cada año con este coronavirus a pesar de estar vacunados", defiende.

Esto se debe a que las vacunas disponibles no previenen la infección con el virus, sino de la evolución del COVID-19 de leve a mortal. Incluso contra la última de las variantes de preocupación, delta, las candidatas han demostrado ser eficaces frente a las hospitalizaciones y las muertes. 

Pero los más vulnerables siguen teniendo altas probabilidades de empeorar a pesar de la inmunización, ya sea natural o inducida. 

"Las vacunas protegen frente a enfermedad grave pero no se sabe por cuánto tiempo. Además, la protección que confieren frente a las posibilidades de reinfección asintomática y transmisión no están establecidas por falta de datos y seguimiento suficiente", explicaba a Business Insider España con anterioridad Alejo Erice Calvo-Sotelo, especialista en Medicina Interna.

8 diferencias que ya se conocen entre ómicron y delta

Aunque expertos como la doctora Yvelise Barrios, vocal de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), que también ha hablado con Business Insider España, creen que con una solución de vacunas global se podría acabar con el patógeno durante largas temporadas

"Hay un escenario que plantea que todos, a lo largo de del tiempo, nos infectaremos con este coronavirus, pero que, al estar vacunados y estar protegidos, lo pasaremos de una manera leve y este refuerzo de la inmunidad frente a la infección consolidará un poco la inmunidad de rebaño", enumera.

"Pero hay otros escenarios donde, simplemente con las vacunaciones implementadas en un gran porcentaje de la población, lograremos controlar lo que es la aparición de variantes y así no tener que estar permanentemente enfrentados a estas olas", sugiere. 

Sin embargo, al preguntar a expertos españoles en epidemiología, inmunología y medicina interna cómo será la situación del COVID-19 en el país en 2023, el 82% dice creer que el coronavirus continuará propagándose en niveles más bajos, similares a los de la gripe. 

Mientras, el 18% no descarta que haya incluso confinamientos periódicos. 

Para las personas de riesgo, las mascarillas podrían haber llegado para quedarse

Una mujer con mascarilla en una playa de Gran Canaria.

Del Val cree que la primavera de 2022 podría ser decisiva para España, con el fin del estado pandémico y de las mascarillas incluso en interiores —aunque sus cálculos se realizaron antes de tener el conocimiento de que una nueva variante, posiblemente más peligrosa que la delta, se propagaba ampliamente—. 

"¿Yo me voy a poner la mascarilla siempre? Probablemente no", dice Margarita del Val. 

Aunque, como para todo, hay excepciones. 

"Sólo me la pondré cuando esté estornudando y tosiendo y será por respeto a los demás. Además, tenderé más a quedarme en casa en lugar de hacerme la fuerte y decir 'no pasa nada, aunque me encuentro mal voy a ir a trabajar', que es lo que hacíamos antes", puntualiza. 

¿Cuándo será el fin de las mascarillas en interiores? Margarita del Val y otros expertos apuntan las claves para eliminar esta medida contra el COVID-19 y sugieren una fecha

Sin embargo, añade, las personas que tienen una susceptibilidad general a muchas infecciones, probablemente se den cuenta de que les va a venir bien llevar la mascarilla.

"Las personas que han fumado mucho y tienen los pulmones muy dañados, que tienen la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), o que tienen un asma tremendo, que cuando cogen una infección se quedan un montón de semanas mal, esas personas estoy segura de que van a aprovechar las mascarillas", dice. 

Carlos Galán Feced ha contribuido a este artículo.

Otros artículos interesantes:

Ómicron triplica el riesgo de reinfección con el COVID-19, según sugiere un nuevo estudio realizado en Sudáfrica

4 preguntas sin respuesta sobre la nueva variante ómicron que los científicos se apresuran a resolver

Estos son los principales síntomas que presentan los contagiados con la variante ómicron, según la médica sudafricana que dio la voz de alarma

Te recomendamos