Pasar al contenido principal

África está construyendo un enorme muro para luchar contra el cambio climático y reforestar todo el Sahel

Great Green Wall
Logo del Great Green Wall. Great Green Wall
  • África está construyendo un enorme muro de árboles a lo largo del continente para luchar contra los efectos del cambio climático.
  • El Great Green Wall tiene el objetivo de alcanzar los 8.000 kilómetros de largo, de Mauritania y Senegal a Sudán, Eritrea y Etiopía, implicando a 21 países.
  • Por ahora, ha sido financiado por el Banco Mundial, la ONU y la Unión Africana, entre otros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

África está construyendo un enorme muro de árboles a lo largo del continente para luchar contra los efectos del cambio climático. 

Se llama Great Green Wall y tiene el objetivo de alcanzar los 8.000 kilómetros de largo, de Mauritania y Senegal a Sudán, Eritrea y Etiopía.

La iniciativa de la Unión Africana, que arrancó en 2007 y está ligado a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, busca ser un "símbolo de esperanza ante uno de los mayores retos de esta época: la desertificación", según la ONU, no solo restaurando los paisajes africanos más deteriorados, sino también cambiando las vidas de quienes viven en una de las regiones más pobres del mundo, el Sahel.

Según el relator especial sobre derechos humanos y medio ambiente de Naciones Unidas David Boyd, presente en una conferencia sobre pobreza y cambio climático en la Cumbre del Clima 2019 en Madrid, es el más claro ejemplo de proyecto a copiar en este ámbito.

"Es una iniciativa fantástica, una solución beneficiosa para todos", ha remarcado, utilizando la expresión anglosajona "win win solution" y destacándolo como ejemplo de cooperación entre 21 países. 

De completarse, se convertirá en la estructura más grande del mundo. Y cuenta con un objetivo concreto: en 2030, haber restaurado más de 100 millones de hectáreas de tierra ahora degradada y creado 10 millones de trabajos "verdes".

Great Green Wall
Mujeres trabajando en el Great Green Wall. Great Green Wall

Todo ello, especifica la ONU, llevará a generar una tierra fértil, a crear oportunidades económicas para la población de la zona, a asegurarles el sustento diario, a hacer frente al cambio climático en una región en que las temperaturas están subiendo más rápido que en ninguna otra parte del mundo y a, por supuesto, construir un gran muro de 8.000 kilómetros que atraviese África.

El proyecto arrancó en 2007 y se espera que cueste 8.000 millones de dólares. Por ahora, ha sido financiado por el Banco Mundial, la ONU y la Unión Africana, entre otros organismos, como la Comisión Europea o el Gobierno irlandés.

"Aquí antes había sequía y hambre", declaraba el líder de una localidad senegalesa llamado Absaman Moudouba a la BBC. "Realmente ha ayudado a la gente. Ahora tenemos a 200 mujeres trabajando en él, y se les paga bien". 

Senegal es uno de los países donde más se ha avanzado en la construcción del muro verde africano.

"Antes la gente solía emigrar, pero ahora solo siguen la línea del Great Green Wall para encontrar trabajo. Ya no se van", cuenta el mandatario.

"Antes de que existiera el muro no teníamos trabajo, pero ahora tenemos empleos y es bueno para la economía. El Great Green Wall es my útil porque sembramos muchas verduras y ahora podemos comprarlas más baratas", cuenta al mismo medio una agricultora identificada como Amelia.

El muro ha generado beneficios para la comunidad porque se plantaron árboles y sembró la tierra, trajo ese espacio para que las mujeres cultivasen y ha aumentado la asistencia a los colegios de la zona, entre otros, especifica la BBC.

"El objetivo del programa ya no es construir un muro grande y verde, porque el desierto está avanzando, sino encontrar soluciones de manera que las comunidades de aquí puedan adaptarse al cambio climático", resume también el periodista Nicolas Haque en este reportaje para Al Jazeera desde Mbar Toubab, en Senegal.

En parte, el éxito en cada zona dependerá de si encuentran especies de árboles que puedan sobrevivir al árido clima, apunta el mismo profesional.

 Por ahora, los progresos son los siguientes:

  • en Etiopía se han restaurado 15 millones de hectáreas de tierra degradada,
  • en Senegal se han plantado 11,4 millones de árboles y recuperado 25.000 hectáreas, 
  • en Nigeria, 5 millones de hectáreas y se han creado 20.000 trabajos,
  • en Sudán, 2.000 hectáreas,
  • en Burkina Faso, Mali y Níger, unas 120 comunidades han creado un cinturón verde de más de 2.500 hectáreas.

La historia de la Gran Muralla Verde de África la ha recogido Fernando Meirelles en el documental The Great Green Wall.

Todo lo que debes saber sobre la Cumbre del Clima 2019: COP25 en Madrid

Y además