¿Habrá en España suficiente gas para superar el invierno? Los expertos son optimistas con la capacidad, pero no con el precio

Una bandera de Rusia, otra de Europa, una tubería de gas y un billete de 200 rublos.

Reuters

Desde que Rusia invadió Ucrania -y con más empeño a partir de la previsible especulación de Putin con el gas- la Unión Europea (UE) y los gobiernos de sus estados miembros se afanan en tomar medidas que garanticen el suministro. Pero... ¿Son suficientes las articuladas hasta ahora para que haya gas en España y en Europa durante el invierno?

El segundo objetivo de las herramientas puestas en marcha a escala estatal y europea es conseguir que la compra de gas no suponga un latrocinio que, al fin y al cabo, afecta, sobre todo, al bolsillo de los ciudadanos. 

Sobre estas dos grandes cuestiones, que muchas personas se plantean, Business Insider España ha preguntado a varios expertos. 

¿Qué medidas se han tomado para que haya suficiente gas?

La UE lleva meses tratando de pergeñar soluciones para sustituir el gas ruso (el 40% del gas que consumen los estados miembros de la UE proviene de Rusia). Para ello, se han buscado nuevos proveedores como Estados Unidos, que exporta gas natural licuado a Europa; y se han establecido una serie de recomendaciones y obligaciones al respecto del consumo. 

En concreto, tras la reunión de los ministros de Energía, que tuvo lugar el 30 de septiembre de 2022 en Praga (y en la que Europa decidió intervenir el mercado energético), se acordó una reducción global voluntaria del 10% del consumo bruto de electricidad, y una obligatoria del 5% del consumo de electricidad en las horas punta. Objetivos que se aplicarán hasta el 31 de marzo de 2023.

¿Habrá suficiente gas en España y en Europa para superar el invierno?

¿Es suficiente? Yolanda Moratilla, presidenta del Comité de Energía del Instituto de Ingeniería de España (IIE) asegura que sí. 

Para este invierno, señala la experta, "no hay ningún problema. Solo me preocupaba Alemania y ya han dicho que lo tenían solucionado, puesto que tienen reservas estratégicas de gas suficientes hasta marzo de 2023. Con el gas en España tampoco tendremos ningún problema".

Gas natural licuado: la solución de Europa para reducir la dependencia de Rusia y en la que España juega un papel clave

Miguel Morales, profesor de EAE Business School y de la Universidad Rey Juan Carlos, asevera que se están haciendo las cuentas para que no haya escasez, "pero que seguro que aparece algún problema y nos tendremos que acostumbrar a reducir el consumo".

En sus palabras, quizá haya que cambiar algunas rutinas aceptadas: "Nos hemos habituado a tener acceso a muchas cosas, que antes eran un lujo". 

Morales piensa que, para los próximos años, serían necesarias "unas buenas políticas energéticas". En España, por ejemplo, "nunca ha habido una política energética clara: las eléctricas por un lado, el gas por otro, el petróleo por otro, hay que empezar a pensar en establecer políticas conjuntas", apunta.

¿Qué medidas se han tomado para bajar el precio del gas?

Garantizado, parece, el suministro de gas en España y en Europa para el invierno que está por llegar, la preocupación se cierne en torno al precio del mismo. 

En España y Portugal, el 14 de junio de 2022, entró en vigor la 'excepción ibérica', que impuso un tope al precio del gas (puesto que es el que, en el mercado mayorista, marca el precio de todo el pool). 

Con esta medida hispano-lusa, ambos países han logrado tener la luz más barata de Europa, y, aun así, como apuntaron desde OCU, la factura de la luz en agosto de 2022 fue la segunda más cara de la historia

 

En la reunión de los encargados de Energía de los países miembros de la UE comentada anteriormente, también se pactó establecer una contribución solidaria, temporal y obligatoria, que afectará a las ganancias de las empresas activas en los sectores del petróleo crudo, el gas natural, el carbón y las refinerías

Esta tasa se calculará sobre los beneficios, siempre y cuando superen en un 20% el promedio anual desde 2018. Los países, aclara el comunicado, podrán mantener otras medidas nacionales equivalentes, "siempre que sean compatibles con los objetivos del reglamento y generen ingresos, al menos, comparables".

Los estados "utilizarán los ingresos de la contribución solidaria para brindar apoyo financiero a los hogares y las empresas y para mitigar los efectos de los altos precios minoristas de la electricidad", explicaron desde el Consejo Europeo.

¿Bajará o subirá el precio del gas?

Si el futuro, en cuanto a lo que el suministro de gas se refiere, es relativamente halagüeño, todo lo contrario sucede con el precio del mismo. 

Las medidas que se han tomado deben ser coyunturales, destaca Morales, "si fueran a largo plazo, al final, por mucho que lo subvencione el Estado, este estaría pagando la parte que tú no pagas, pero que al final abonarás vía impuestos. El Estado puede suavizar el efecto, pero siempre y cuando sea un problema puntual, si es estructural, a la postre no es sostenible".

Cómo ahorrar en la factura de la luz: consejos para gastar menos en electricidad en 2022

Si los países productores se alían para subir el precio de venta del gas, resalta el profesor, "nosotros nos aliamos para bajar el precio de compra. Europa está intentando estar unida para la compra, pero cuando llegue el invierno, y haya que repartir el gas, quizá lleguen las tensiones".

Moratilla cree que, aunque no haya carencia, "todo el mundo se va a aprovechar de la debilidad europea, de la necesidad y nos van a cobrar mucho más".

También se refiere al tope al gas Luis Enrique Linares Soto, CEO de EAVE (una empresa en la que, con una sola cuota, el cliente logra ser "energéticamente independiente", puesto que incluye placas solares, batería para el coche y punto de recarga). Para él, esta medida está ayudando, y barrunta que, aunque seguirán altos, los precios de la energía se estabilizarán

Nucleares sí o no

El debate sobre la energía nuclear ha vuelto a la palestra ante la posible escasez de gas en España y en Europa. Moratilla tiene claro que lo que hay que hacer es "desgasificar lo máximo posible. Y la única forma de hacerlo es abrir centrales nucleares: Por supuesto, no cerrar las que están en funcionamiento, y, a la vez, construir otras nuevas que para 2030 podrían estar en funcionamiento". 

La taxonomía europea, recuerda, considera la energía nuclear como verde: "Es la manera, si no queremos depender del gas, que sería una irresponsabilidad, ni de países muy inestables. Solo con las renovables, en la actualidad, no se puede funcionar, porque necesitan sistemas de acumulación y no están disponibles". 

La energía nuclear es demasiado lenta y poco eficiente para luchar contra el cambio climático, según un informe

No opina igual el CEO de EAVE: volver a la nuclear es dar un paso atrás, sostiene, "merece más la pena apostar por las energías renovables y sobre todo a nivel doméstico. No sabemos el tesoro que tenemos en con la cantidad de renovables que tenemos en España". 

Ahora hay una crisis global, detalla, "y si los precios de la energía no han subido tanto como en Alemania es, en parte, por la menor exposición al gas".

Otros artículos interesantes:

“No tiene lógica que en Alemania haya más autoconsumo que en España”

La factura medioambiental de los pellets: Europa tala sus viejos bosques para hacer de la madera su mayor fuente de energía 'renovable'

La crisis energética amenaza con romper la unidad en Europa y provocar disturbios sociales, según el director de la Agencia Internacional de la Energía

Te recomendamos